En directo
    Reportajes
    URL corto
    Por
    0 20
    Síguenos en

    SANTA MARÍA ZACATEPEC (MÉXICO) (Sputnik) — Los peregrinos de este pueblo mexicano en Puebla (centro), en las faldas del volcán Popocatépetl, dejaron estos días de atender la caprichosa actividad del coloso y organizaron la peregrinación anual para llegar a la Basílica de la Virgen de Guadalupe.

    A sus 66 años, Apolonio Atelco Jalalpa, es un veterano de estas procesiones a las que acude para rogar por su gente a la "virgencita" de los desamparados, pero este año, en su mente está el futuro de sus hijos y quizá de su familia.

    "Voy a pedirle por mis dos hijos en EEUU para que les vaya bien y no me los deporten", dijo a Sputnik el hombre que maneja un viejo auto Ford rojo, en el que ha montado una imagen enmarcada con adornos, flores y ramas de palmeras.

    El relato religioso dice que la virgen morena se apareció en los primeros años de la colonización, en 1531, en el cerro Tepeyac, al indio Juan Diego Cuauhtlatoatzin, a quien designó intermediario para pedir la construcción de un templo en ese lugar, donde se adoraba a la diosa Totantzin "nuestra madre venerada" de los pueblos originarios.

    Desde 2002 aquel indígena chichimeca se convirtió en San Juan Diego, al ser canonizado cuando el Vaticano ratificó su existencia histórica y validó el milagro de la imagen impregnada en su túnica.

    La mayoría de los más de 400 peregrinos del pueblo Santa María Zacatepec viajaron en cinco gigantescos camiones de carga y varios automóviles.

    Peregrinación desde Santa María Zacatepec, en las faldas del volcán Popocatépetl hacia la Basílica de la Virgen de Guadalupe, a conmemorar su aparición en 1531 al indígena Juan Diego en el cerro Tepeyac, antiguo sitio de adoración de la diosa prehispánica Tonatzin
    © Sputnik / Víctor Flores García
    Peregrinación desde Santa María Zacatepec, en las faldas del volcán Popocatépetl hacia la Basílica de la Virgen de Guadalupe, a conmemorar su aparición en 1531 al indígena Juan Diego en el cerro Tepeyac, antiguo sitio de adoración de la diosa prehispánica Tonatzin

    Pero quienes le dieron el sentido de sacrificio a la procesión fueron casi un centenar de ciclistas que portaban camisetas blancas con la imagen de "La Guadalupana".

    El letrero que envuelve la imagen los define: "Club de ciclistas peregrinos del amor".

    Esas camisetas son la moderna manifestación del milagro católico: la eternización de la imagen de la virgen de piel morena.

    La pintura se preserva y es venerada en la Basílica de Guadalupe, cuya misteriosa pigmentación ha sido objeto de los más insólitos "análisis científicos" para probar su singularidad.

    Las autoridades de la capital se prepararon para recibir a 10 millones de católicos, cifra que duplica los cinco millones de peregrinos que recibe la Plaza de San Pedro en el Vaticano.

    Rogar por trabajo y salud

    Los pobladores llegaron a sumarse para entonar la madrugada de este 12 de diciembre el canto de Las Mañanitas, la canción popular de los cumpleaños mexicanos.

    A sus 35 años, Miguel Ángel Gomez Romero, nunca había hecho la peregrinación, pero sabe que la creencia se funda en una memoria colectiva de múltiples relatos de hechos que consideran milagrosos.

    "Todos sabemos que la virgen ha hecho muchísimos milagros", dice el trabajador de una fábrica local.

    Una razón íntima lo ha movido a montarse en una bicicleta y arriesgar la vida en las peligrosas carreteras en las que, cada año, se reportan accidentes fatales de peregrinos.

    "Mi hijito tiene insuficiencia renal y quiero que la virgen me lo cure", dice, sudoroso y con la mirada en el cielo.

    A su lado, Antonio Pérez Rojas, de 16 años, monta una precaria bicicleta que está muy lejos de ser adecuada para una carretera, con otra ilusión: conocer las peregrinaciones desde todo el país a la Ciudad de México, la mega urbe de 20 millones de habitantes.

    Está a solo 120 kilómetros de distancia de su pueblo, pero nunca ha conocido el templo mariano.

    Cuando caía la tarde del 11 de diciembre, los peregrinos aceleraron el paso para llegar al amanecer de la fecha festiva y asistir a una de las misas del aniversario de la Guadalupana, que se celebran toda la jornada.

    La imagen que se plasmó hace más de cinco siglos en el ayate del indígena sigue allí, y no solo es visitada por gente común sino dignatarios y gobernantes.

    Templo de Santiago Xalitzintla, el pueblo más cercano al cráter del volcán Popocatépetl, punto de partida de peregrinos marianos a través del Paso de Hernán Cortes, la ruta del conquistador para tomar la capital del imperio azteca, Tenochtitlan, sobre cuyas ruinas fue fundada la Ciudad de México
    © Sputnik / Víctor Flores García
    Templo de Santiago Xalitzintla, el pueblo más cercano al cráter del volcán Popocatépetl, punto de partida de peregrinos marianos a través del Paso de Hernán Cortes, la ruta del conquistador para tomar la capital del imperio azteca, Tenochtitlan, sobre cuyas ruinas fue fundada la Ciudad de México

    El más reciente fue el fiscal general de EEUU, William Barr, después de su visita al presidente Andrés Manuel López Obrador en el Palacio Nacional para tratar, la semana pasada, una controvertida intención de Donald Trump para designar "terroristas" a los narcotraficantes.

    El fiscal se dejó guiar en sus oraciones por el rector santuario, Salvador Martínez Avila.

    Los fervorosos cantos y actos sincréticos, en los que himnos católicos se mezclan con mariachis y danzas prehispánicas, olores de inciensos y la multicolor comida popular mexicana, confirman la frase que le costó el puesto a un guardián de la Basílica en 1996.

    Fue el abad Guillermo Schulenburg, quien dijo después de 33 años como rector del rito, a sus 80 años, que la existencia de Juan Diego era "un símbolo de la evangelización, no una realidad".

    Templo de Santiago Xalitzintla
    © Sputnik / Víctor Flores García
    Templo de Santiago Xalitzintla

    De Juan Diego solo se supo más de un siglo después del milagro en un texto de 1649, el "Nican Mopohua".

    La polémica sobre su existencia histórica continúa, pero la extendida profunda fe colectiva en la virgen ha perdurado.

    Etiquetas:
    lugar de peregrinación, peregrinos, trabajo, salud, México, religión, Guadalupe
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik