19:30 GMT +306 Diciembre 2019
En directo
    El regreso de Titanes en el ring

    La lucha libre renace en Argentina y su nueva generación es titánica en el ring

    © Sputnik / Francisco Lucotti
    Reportajes
    URL corto
    Por
    0 40
    Síguenos en

    Son atléticos, atrevidos y audaces. Tienen entre 25 y 40 años y una parte importante de esta "gran familia", como les gusta llamarse, son mujeres y pelean de igual a igual sobre el ring. Sputnik te invita a conocer a los personajes detrás del regreso del 'catch' a las tierras del sur.

    El legado del gran Martín Karadagián, héroe de los jóvenes que crecieron mirando el show de lucha libre Titanes en el ring por TV entre 1962 y 1988, volvió a la vida gracias al rescate de su hija Paulina, quien armó un renovado equipo de más de 20 gladiadores y acróbatas para relanzar la licencia y romper con todos los prejuicios.

    "Esta vez lo que quise hacer fue un producto que no fuera 100% infantil. Me di cuenta con el transcurrir de los años que a los chicos los tenés enganchados porque hay contacto y es deporte, pero ya no les podés hacer creer más que viene un androide, como en 1983, porque no se lo creen", dijo a Sputnik Paulina Karadagián, quien ya ha intentado el regreso de la marca en 1997 y 2001.

    Lucha actualizada para los tiempos modernos

    Karadagián contó que la idea detrás de crear nueva camada buscaba alejarse de lo fantasioso, mitológico y los estereotipos para centrarse en personajes que tengan nombre y apellido (ficticios) o pseudónimos que representen un concepto, un estilo, aunque algunos íconos como el Caballero Rojo y las momias blanca y negra no podían faltar, como guiño para los padres. 

    "Lo que sí me animé fue a que las mujeres también luchen y la verdad que fue un golazo [éxito]. La última vez, hicimos una lucha intergénero, donde hombres y mujeres pelearon juntos. Fue muy técnica, con ocho personas arriba del ring y duró 35 minutos. Por primera vez en Argentina lo que solo había visto en México: ganaron los malos pero la gente se paró a aplaudir", narró Karadagián.

    La nueva troupe cuenta con cinco mujeres y anunciaron que hay otras tres que podrían sumarse, elemento innovador para la lucha libre en Argentina, aunque no para otros países donde el catch tiene también una larga aunque disímil tradición, como México, Japón o EEUU, muy diferentes entre sí. Además, cuentan con un personaje que representa al colectivo LGBT y que lleva la bandera del arcoiris en su atuendo.

    Sergio 'Billy Jim' Ventrone, director técnico del equipo, cuenta que el diferencial de esta nueva ola de Titanes es, por un lado, que mientras antes los luchadores pasaban más tiempo entre agarres y llaves, ahora se transformó en un espectáculo más acrobático y aéreo.

    Sergio 'Billy Jim' Ventrone, director técnico y exluchador
    © Sputnik / Francisco Lucotti
    Sergio 'Billy Jim' Ventrone, director técnico y exluchador

    "El secreto de todo esto es aprender a caer. Cuando un luchador hace una mortal de adentro del ring hacia afuera tiene una caída de dos metros y medio", contó a Sputnik Ventrone, quien arrancó su carrera como luchador en 1972, cuando todavía era adolescente, y debutó en Titanes en el ring bajo el mote de Super Pibe.

    Billy Jim explicó que el luchador actual tiene que tener muy buena preparación física y entrenar mucho, no alcanza con ser macizo y pesado, algo más adecuado a las exigencias estéticas de una generación de catchers que construyen y nutren a sus personajes a través de las redes sociales.

    Sergio Winkelman, el preparador físico y luchador enmascarado
    © Sputnik / Francisco Lucotti
    Sergio Winkelman, el preparador físico y luchador enmascarado

    Sergio Winkelman es el preparador físico y el hombre detrás de uno de los míticos personajes enmascarados que fueron recuperados de la vieja escuela de Titanes en el ring. "Preferimos formar de cero, son muy pocos con experiencia, porque es un producto nuevo. Hoy no ves una troupe de catch que haga las cosas que hacemos nosotros, con nuestra metodología. Tenemos un grupo espectacular", dijo a Sputnik.

    Bienvenidos al universo de Titanes en el ring

    Los rayos perpendiculares del sol de tarde se cuelan por las ventanas del sótano de paredes negras del Centro Armenio de la ciudad de Buenos Aires. Una bolsa de boxeo roja cuelga cerca del acceso y de fondo, un ring elevado de cuerdas también rojas, coronado por un dibujo del ídolo, Martín Karadagián, cruzado de brazos. 

    En este espacio se ingresa al mundo de lo posible. No hay nombres reales, solo personajes. Lo auténtico acá es amor por el catch, una disciplina que mezcla destreza y fuerza física con acrobacia y actuación, un espectáculo que lleva al terreno del cuadrilátero un universo donde se enfrentan el bien y el mal. Entretenimiento puro.

    Nikka Bykov, bailarina de ballet vuelta luchadora implacable
    © Sputnik / Francisco Lucotti
    Nikka Bykov, bailarina de ballet vuelta luchadora implacable

    Nikka Bykov, viene de una familia de bailarines rusos, de donde provienen su disciplina, rigurosidad y estoicismo. "Empecé a bailar a los seis años y de ahí nunca más paré. El ballet, formando parte de mi entrenamiento, me sigue brindando esa agilidad. Nikka se pone competitiva, se pone peleadora, hace lo que sea para cumplir con sus objetivos", dijo con mirada altiva.

    Micky Santos, mezcla de playboy y popstar
    © Sputnik / Francisco Lucotti
    Micky Santos, el luchador mezcla de playboy y popstar

    Micky Santos es una mezcla de playboy y aspirante a popstar. Cuenta que fue descubierto por 'Billy Jim' en Miami, donde vivía sin preocupaciones más que navegar en yate. "Me dijo: 'vos tenés buen lomo, ¿no querés venir a luchar?' '¿A luchar?', le dije, 'yo solo sé tirarme al agua'. Pero me entrenó y hoy soy uno de los mejores luchadores de 'Titanes en el ring'", contó con sonrisa de galán.

    Roxy Rox, deportista desde la cuna y puro amor
    © Sputnik / Francisco Lucotti
    Roxy Rox, deportista desde la cuna y "puro amor"

    Roxy Rox se describe como "puro amor". Deportista desde los cinco años en equipos de vóley y handball, ingresó al mundo de la lucha a los 20 años cuando comenzó a hacer artes marciales. "Estuve toda mi vida acostumbrada a entrenar en alto rendimiento y me pareció que esto lo superaba. Tenés que saber saltar, tener fuerza, ser ágil, usar las cuerdas, pegar, patear, recibir y dar una toma; es hipercomplejo", aseguró, antes de despedirse haciendo con las manos un corazón sobre su pecho.

    Enigma 17, el mejor luchador técnico de la Argentina de los últimos 10 años
    © Sputnik / Francisco Lucotti
    Enigma 17, "el mejor luchador técnico de la Argentina de los últimos 10 años"

    Enigma 17 se considera a sí mismo "la cara de la lucha libre en Argentina. Soy el mejor luchador técnico del país de los últimos 10 años, no lo digo yo, lo dicen todos. Y si tienen alguna duda me googlean", dijo sin ocultar la soberbia pícara.

    Krystalia, luchadora pragmática, amoral y calculadora
    © Sputnik / Francisco Lucotti
    Krystalia, luchadora pragmática, amoral y calculadora

    Krystalia es pragmática, amoral y calculadora. "No tengo amigos, ni lado bueno ni lado malo. Busco solo lo que me conviene, si este grupo gana, voy por ahí, si gana el otro, me voy por allá", confesó casi sin inmutarse.

    Vlad Ivanoff, un luchador del lado oscuro, tramposo y astuto
    © Sputnik / Francisco Lucotti
    Vlad Ivanoff, un luchador del lado oscuro, tramposo y astuto

    Vlad Ivanoff "es un tipo bueno, humilde, muy competitivo. Dicen que hago trampa, dicen que soy sucio, pero no", dice de sí mismo. Es uno de los pocos personajes que tiene un enganche con el pasado, en línea directa con aquel Gitano Ivanoff del viejo Titanes, que heredó su lado oscuro y su astucia, explica. 

    Markus Turm, la torre alemana impone por su agresividad en el ring
    © Sputnik / Francisco Lucotti
    Markus Turm, la "torre alemana" impone por su agresividad en el ring

    Markus Turm es de ascendencia alemana y su altura y porte imponen aun más que sus palabras. "Vengo en busca de competencia y para enfrentarme a las leyendas de Titanes en el ring. Mi personalidad es errática, cambiante. Ahora estoy tranquilo pero cuando entró al ring soy agresivo y deseo ganar a cualquier costo", sentenció.

    "Además de ser luchador tenés que ser catcher, y el catch tiene mucho de actuación, de ser convincente, de registro e improvisación, entre ellos y con el público. Es todo teatro, cada lucha tiene un inicio, un desarrollo y un desenlace. Esto es un gran cuento y cada lucha es un capítulo", resumió Karadagián.
    Etiquetas:
    luchador, lucha libre, Argentina
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik