05:33 GMT +320 Noviembre 2019
En directo
    Protestas en Santiago, Chile

    El cerco que impidió a los chilenos marchar frente a la sede del Gobierno

    © REUTERS / Jorge Silva
    Reportajes
    URL corto
    Violentas protestas se apoderan de Chile (184)
    382
    Síguenos en

    SANTIAGO (Sputnik) — Cientos de miles de personas se reunieron nuevamente de manera pacífica en Santiago de Chile para protestar contra el Gobierno del presidente Sebastián Piñera, y aunque esta vez el objetivo fue alcanzar la sede del Gobierno, el Palacio de La Moneda, la policía cerró todo e impidió el paso a todo el perímetro del lugar.

    "La idea era que hoy nos hubiésemos manifestado en La Moneda, pero los Carabineros no nos dejaron acercarnos, ¿a qué le tiene miedo el Gobierno?", dijo a Sputnik Camila Tamayo, una joven manifestante, estudiante de pedagogía.

    A través de las redes sociales, miles de chilenos compartieron durante el fin de semana una fotografía que mostraba la enorme convocatoria de la marcha del 25 de octubre, donde asistieron más de un millón de personas, con un mensaje que decía "logremos esto mismo, pero ahora frente a La Moneda".

    El llamado a congregarse era para el 29 de octubre a las 17:00, pero los planes se vieron frustrados debido a la acción policial de las Fuerzas Especiales de Carabineros (policía militarizada anti disturbios), quienes desde muy temprano levantaron un cerco de varias cuadras alrededor de la sede del Ejecutivo, impidiendo que cualquier manifestante se acercara.

    Las imágenes más potentes de la jornada se registraron durante las primeras horas de manifestación, cuando un grupo de educadoras de preescolar marcharon hacia La Moneda de manera pacífica, con carteles y cánticos, pero fueron reprimidas con carros lanza agua sin mediar ninguna provocación, lo que generó rechazo en la oposición y también, en redes sociales.

    Protestas en Santiago, Chile
    © Sputnik / Francisco Bravo Atias
    Protestas en Santiago, Chile

    Sin embargo, cuando un grupo ya más grande se había congregado, los manifestantes cambiaron su rumbo y pacíficamente, con lienzos, banderas y batucadas, marcharon hacia Plaza Italia, clásico centro de encuentro de los santiaguinos en el centro de la ciudad, cantando la consigna que ya es considerada como el símbolo del movimiento que nació el 18 de octubre, "oh, Chile despertó".

    "Nostras preferimos venirnos a la Plaza Italia porque en La Moneda no dejaban acercarse a nadie, y al que se acercaba le tiraban agua con el "guanaco" (como llaman los chilenos a los carros lanza agua)", comentó Tamayo.

    Demandas

    La importancia del movimiento ciudadano que nació en Chile hace dos semanas es que es espontáneo, no tiene dirigentes, ni organizaciones que lo lideren ni partidos políticos que lo encabecen, y por eso las demandas sociales que se exigen son amplias y muy variadas.

    "Mi mamá y mi papá son jubilados, pero sus pensiones en conjunto no superan los 300 mil pesos mensuales, con eso no se vive, además mi mamá tiene artrosis, osteoporosis y fibromalgia, pero no tiene dinero para tratarse, el Gobierno debe ponerse la mano en el corazón e invertir más en salud", aseguró a Sputnik Amaro Avilés, un joven estudiante.

    A eso de las 18:00, Plaza Italia ya estaba completamente repleta de manifestantes, y entre las demandas que más se escuchaban de la gente, o de las que se podían ver en los múltiples carteles que portaban, estaban: no más Administradoras de Fondos de Pensiones (el sistema privado de pensión de vejez); asamblea constituyente para cambiar la Constitución; no más TAG (sistema privado de peajes para automovilistas en Santiago); e incluso, muchos manifestantes pedían la renuncia del presidente Piñera.

    Esta última idea fue tomada por un grupo de diputados de oposición, principalmente del bloque de izquierda Frente Amplio, quienes a comienzo de esta semana anunciaron que presentarán una acusación constitucional contra Piñera, que de concretarse, y de ser aprobada por la Cámara de Diputados y el Senado, podría terminar en una destitución del mandatario, algo que hasta el momento se ve complejo, ya que algunos sectores de la oposición se han negado a sumarse.

    Una de las cosas que más llamó la atención en la concentración, fue la gran presencia de banderas mapuche y de otros pueblos originarios, quienes también tienen sus propias demandas contra el Gobierno.

    "Lo que más pedimos nosotros es que se deje de criminalizar a nuestro pueblo, y que termine la militarización en La Araucanía (sur)", djio Matías Anilaf, un mapuche que portaba la bandera de su nación.

    La crítica apuntó principalmente a la política de represión policial que ha generado la administración de Piñera en el sur del país, medidas que fueron principalmente criticadas cuando efectivos de la policía asesinaron al comunero mapuche Camilo Catrillanca el año pasado.

    Llegaron además representantes de los Selk'nam, un pueblo originario presente en Chile y también en Argentina, quienes se manifestaron en contra de las acciones represivas del Estado contra las naciones indígenas.

    "Nosotros apoyamos esta manifestación sobre todo, condenando las violaciones a los derechos humanos, porque nosotros mismos como pueblo hemos sido enajenados por el Estado", dijo a Sputnik Mau'hok Astroza, miembro selk'nam.

    Astroza afirmó que "si bien, todos los Gobiernos han sido represivos, este en particular lo ha sido con los pueblos originarios, y sobre todo con los mapuche, el presidente Piñera debe responder por el asesinato de Camilo Catrillanca".

    Keyuk Yantén, de la misma comunidad, señaló que "nosotros hemos estado en todas las protestas de los últimos días, junto a los hermanos mapuche, aymaras, quechuas y rapa nui, porque, a pesar de que tenemos nuestra propia identidad cultural y somos una nación independiente, los problemas nos afectan a todos los que vivimos en el territorio".

    Protestas en Santiago, Chile
    © Foto : Francisco Bravo Atias
    Protestas en Santiago, Chile

    Asimismo, Tamara Córdoba, también selk'nam dijo que uno de los cambios más inmediatos debe ser "el reconocimiento constitucional de los pueblos originarios, y que se cambie esta Constitución redactada durante la dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990)".

    Incidentes

    Si bien en su gran mayoría la marcha fue pacífica, en el centro de Santiago se registraron algunos desmanes aislados, como un grupo de encapuchados que lanzaron objetos contundentes a la policía, algunas barricadas en las calles, o un incendio en un edificio de la Alameda, la principal calle de la capital chilena.

    ​Además, en el Cerro Santa Lucía, uno de los lugares más emblemáticos de Santiago, se registró un incendio que afectó una parte de su ladera, al cual debieron concurrir varias compañías de Bomberos, siniestro que finalmente no pasó a mayores y logró ser controlado.

    Uno de los incidentes más graves lo protagonizó Carabineros, cuando el Instituto Nacional de Derechos Humanos denunció que uno de sus funcionarios había sido alcanzado por al menos siete balines de goma disparados por la policía, debiendo ser llevado de urgencia a un centro asistencial.

    El funcionario, quien precisamente se encontraba trabajando en el lugar para vigilar el actuar policial y el respeto por los derechos humanos, está fuera de peligro, y el ministro del Interior, Gonzalo Blumel, informó que pedirán una investigación a Carabineros para aclarar los hechos.

    Protestas en Santiago, Chile
    © Sputnik / Francisco Bravo Atias
    Protestas en Santiago, Chile

    Los últimos manifestantes fueron dispersados por la policía pasadas las 21:00.

    Tema:
    Violentas protestas se apoderan de Chile (184)
    Etiquetas:
    protestas, Chile
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik