03:44 GMT +325 Septiembre 2017
En directo
    La Habana, capital de Cuba

    Irma transforma céntrica avenida en restaurante más extenso de La Habana

    © REUTERS/ Alexandre Meneghini
    Reportajes
    URL corto
    El huracán Irma (104)
    0 303 0 0

    LA HABANA (Sputnik) — La céntrica calle Calzada, en el barrio El Vedado, devino el más extenso restaurante de la capital en la fase recuperativa de los efectos del huracán Irma con coloridas carpas en las que se vende comida elaborada a los vecinos de esta zona inundada hasta hace pocas horas por la salida del mar.

    "Vivo precisamente en Calzada, y para mi familia resulta muy favorable la opción de ubicar estos puntos de venta a lo largo de casi 1.500 metros, desde la calle 12 por el oeste hasta aproximadamente la arteria K, por el este", dijo a Sputnik Rigoberto Placeres, quien alrededor de las 18:00 horas se encaminaba con su hija que dormía en un coche a uno de esos puestos.

    Placeres confesó que nunca creyó posible que las olas inundaran su casa, ubicada a más de 300 metros del mar y lo obligaran a poner en alto todos sus efectos para salvarlos antes de salir con su esposa y la pequeña a refugiarse en casa de un vecino.

    Este ciudadano es parte de los más de un millón de cubanos que fueron evacuados durante las horas de tensión que provocó el meteoro, y que según estadísticas de la Defensa Civil hallaron protección en casas de familias en el 77% de los casos.

    Tras acompañarlo hasta una carpa de color azul situada en Calzada y F perteneciente a los centros comerciales Loipa y La pelota, con sede en 23 y 12, en El Vedado, esta agencia de noticias vio que la oferta más cara consistía en una caja de arroz salteado con un muslo de pollo por nueve pesos no convertibles (Cup).

    Otras propuestas son el plato de caldosa (caldo con viandas y distintas carnes (siete Cup), pan con chorizo (siete Cup), pan con queso blanco (un Cup), pan con embutido (dos Cup), huevo cocido (1,50 Cup) y arroz frito (5 Cup).

    Lea más: Irma no perdona: los famosos afectados por el imponente huracán

    En otras carpas la oferta incluye distintos dulces y otros alimentos con precios que no rebasan las cifras antes mencionadas.

    Placeres comentó que estas propuestas facilitan la situación de los evacuados, entre ellos algunos que lo perdieron todo por el exceso de confianza y por no actuar preventivamente ante los alertas tempranos de la Defensa Civil y el Instituto de Meteorología.

    "Más difícil resulta el asunto con el abasto de agua, pues las cisternas y otros depósitos quedaron contaminados con el salitre y las aguas albañales, y las pipas (carros cisternas) que nos envían a veces no cubren la demanda y otras los ubican en lugares lejanos, sin que nos enteremos de su llegada", expresó el damnificado por el huracán.

    La Habana tras el paso del huracán Irma
    © REUTERS/ Alexandre Meneghini
    En la carpa de Calzada y F, laboraban desde el amanecer las dependientes Bárbara Calderón, Lisset Galano, Rosa Galindo, Yamilet Pérez y el cocinero Yandi Blanco.

    "Comenzamos el lunes en la avenida Línea (calle 9), pero según se fue retirando el mar nos aproximamos más a las zonas bajas, y nos sentimos felices porque la gente se muestra satisfecha de que hay variedad y a precios razonables", describió Pérez.

    Subrayó que ya son muchos días los que lleva de pie allí desde el amanecer hasta que anochece, y mostró uno de sus pies calzado con zapatillas blancas para decir que lo tiene inflamado.

    "Sin embargo, es bueno sentirse útil y capaz de ayudar al que está en una situación más difícil que la tuya", comentó la vendedora.

    Una transeúnte nombrada Annia Marín, quien se identificó como especialista en comunicación social de la Sociedad Cultural José Martí, elogió esta decisión de las empresas gastronómicas de la capital, "que contribuye a mitigar el desastre sufrido por miles de personas de esta área".

    Al comentar que vino hoy a la zona a felicitar a la autora de sus días por su cumpleaños, elogió la actuación de la Defensa Civil, y lamentó que por la indisciplina social ocurrieran varios fallecimientos.

    "Uno de los casos fue el de la anciana de 89 años de la calle Tercera, quien murió ahogada porque se negó a ser evacuada", recordó la joven trigueña con dicción de locutora.

    Al referirse en la televisión a las indisciplinas sociales, el coronel Luis Ángel Macareño, explicó que algunos de los 10 fallecimientos reportados durante el meteoro se produjeron por violación de las normas de seguridad que se deben observar.

    "Nuestro país hace un trabajo transparente con todas las informaciones, sobre todo las que tienen que ver con la pérdida de vidas, y aclaro que hasta ahora no se reporta ningún desaparecido, la lista de las personas que lamentablemente perdieron la vida son 10, no hay niños, en esa relación", reiteró el oficial.

    Indicó que en esta información intervienen el Ministerio del Interior, Medicina Legal, el Consejo de Defensa Provincial, y por tanto estás muertes están certificadas legalmente.

    ​Sobre la etapa de recuperación, instó a incrementar la disciplina social para que el gran esfuerzo que realizan todos los componentes del Estado cubano por preservar la vida humana y los recursos del país cumpla su objetivo a plenitud.

    "No hemos terminado la temporada ciclónica, que llega hasta noviembre, y además —enfatizó— en el mes de octubre podemos tener cualquier fenómeno nuevamente, como sucede tradicionalmente", advirtió el jefe adjunto del Estado Mayor de la Defensa Civil.

    En medio del movimiento de cientos de camiones y grúas que transportan por las calles de La Habana escombros, miles de árboles y postes derribados con la caída al suelo de cables del tendido eléctrico y las comunicaciones, se observa también una amplia movilización del Ministerio de Interior en la dirección del tránsito y en el cierre de algunas vías para facilitar los trabajos.

    Y en medio del huracán, muchos de esos agentes del orden debieron conminar a niños y adolescentes a salir de las zonas inundadas en las que se bañaban, desobedeciendo las indicaciones de la Defensa Civil.

    Una de esas áreas fue el túnel de Quinta Avenida, que une a El Vedado con Miramar, en el municipio Playa, en el cual se acumularon unos 24.000 metros cúbicos de agua, casi la mitad de los 50.000 que obligan a mantener cerrado hasta el presente también el viaducto que atraviesa la Bahía de La Habana.

    Vídeo: Los devastadores efectos del paso del huracán Irma por el Caribe

    Sobre este tema, el director del Centro Nacional de Vialidad, Raúl Díaz, informó a la prensa que los sistemas de bombeo de esos túneles colapsaron ante embates no registrados nunca antes provenientes de un huracán.

    La fuente informó que con la ayuda de las Fuerzas Armadas Revolucionarias, el Sistema Empresarial del Ministerio de Transporte y el Astillero de Casa Blanca, con tres bombas en cada túnel se extrajeron varios días durante 24 horas entre 4 000 y 10 000 metros cúbicos del líquido. Ahora se trabaja en la reparación o sustitución de los medios técnicos, dañados por el salitre y la humedad.

    Así, transcurre la recuperación en la capital cubana de las afectaciones provocadas por el meteoro Irma.

    Tema:
    El huracán Irma (104)

    Además:

    Retorno a las escuelas cubanas confirma la recuperación tras el paso del huracán Irma
    Cuba resiste al paso del huracán más potente del siglo
    'Contra viento y marea': un hombre intenta medir la fuerza del Irma (vídeo)
    Etiquetas:
    seguridad, restaurante, consecuencias, Huracán Irma, Cuba
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik