07:40 GMT +318 Noviembre 2017
En directo
    Javier Duarte,  exgobernador de Veracuz

    El corazón financiero de la trama de Odebrecht en México está en Veracruz

    © REUTERS/ Luis Echeverria
    Reportajes
    URL corto
    Víctor Flores García
    El caso Odebrecht (2017) (210)
    151550

    CIUDAD DE MÉXICO (Sputnik) — El corazón financiero de la trama de corrupción de la constructora brasileña Odebrecht en México se instaló en el petrolero estado de Veracruz, durante el Gobierno de Javier Duarte (2010-2016), dijo a Sputnik el investigador que encontró los documentos, Daniel Lizárraga.

    "Tras casi cinco meses de rastreo encontramos el corazón financiero de Odebrecht en Veracruz, indagando en documentos del registro público, con base en información preliminar obtenida por un trabajo en otras pistas de la trama, en portugués, proporcionadas por colegas en Brasil", relató el ganador del premio de la Fundación Gabriel García Márquez para el Nuevo Periodismo Iberoamericano.

    Lizárraga y su colega Raúl Olmos, encontraron por ejemplo que Duarte, quien recién fue arrestado en el turístico lago de Atitlán, en Guatemala —tras seis meses prófugo por multimillonario peculado— otorgó por 30 años la concesión del servicio de agua del Puerto de Veracruz a una filial de Odebrecht, cuyo exdirector está acusado de lavado de dinero en Angola, en un proceso abierto en Brasil.

    "La información que hoy podemos ofrecer es resultado de más de cinco meses de intensa búsqueda, en documentos, contratos y los registros oficiales de México", explicó a esta agencia el coautor del libro sobre la mansión de Angélica Rivera, esposa del presidente Enrique Peña Nieto: "La Casa Blanca, la historia que cimbró a un gobierno".

    El investigador logró documentar que Duarte comprometió al Gobierno de Veracruz con un proyecto de generación eléctrica y suministro de agua en la capital de este estado, Xalapa, apostando casi 18 millones de dólares por una alianza con Odebrecht.

    En esas operaciones, los socios de Duarte fueron dos personajes oscuros: Javier Chuman Rojas y Eduardo de Melo Pinto, quienes ahora están procesados en el sumario de Lava Jato, la mayor operación judicial anticorrupción que ha sacudido a Brasil desde 2014, extendida a las mayores economías de la región e incluso África.

    Lizárraga dio con las huellas gracias al intercambio de información con periodistas de investigación de América Latina, que le llevó a contactar en Brasil a quienes examinaban miles de páginas del caso Lava Jato.

    El autor, quien ahora es investigador del organismo independiente Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI), contactó con sus colegas de la revista Folha de Sao Paulo, de O Estado de S. Paulo y de O Globo, "con quienes formamos una red de investigación", relató Lizárraga.

    Esquema matrioska

    Al final de la exhaustiva pesquisa, descubrieron una estructura criminal de asociación de Odebrecht con el Gobierno de Duarte, como si se tratara de las "matrioskas" rusas, artesanías de muñecas del siglo XIX huecas por dentro para albergar una nueva muñeca, que contiene otra, y ésta a su vez otra, hasta que pueden ser tres, cinco o más, siempre en número impar.

    "La empresa brasileña y el Gobierno de Duarte crearon un esquema al estilo 'Matrioska': fundaban una empresa, que tapaba a una segunda, que encubría a una tercera, y ésta a una cuarta que ocultaba otra, y así sucesivamente hasta que un prestanombres con rostro lavado era el que daba la cara en español", explica el investigador, también ganador del Premio Latinoamericano de periodismo de Investigación.

    Por ejemplo, un grupo ambientalista de Veracruz aparecía al frente del proceso, para ocultar otras capas en las que se fueron ocultando los principales operadores, explica Lizárraga.

    Aún le sorprende que esto ocurriera mientras en Brasil ya habían estallado los escándalos de corrupción más grandes de su historia reciente.

    En el caso del agua potable, "el contrato que gana la licitación se firmó cuando ya estaba destapado Lava Jato, pero se hicieron de la vista gorda", apunta el periodista.

    Los viajes cruzados de los capos de la red son otra parte de los hallazgos.

    Primero viajó a Brasil el ex gobernador de Veracruz, Fidel Herrera (2004-2010), quien igual que su sucesor, Duarte, llegó al cargo por el gobernante Partido Revolucionario Institucional (PRI).

    Después vino a México el propio Marcelo Odebrecht, luego fue Duarte quien viajó a Brasil, y después fue el propio dueño de la constructora quien llegó tres o cuatro veces a territorio mexicano.

    Lea más: Fiscalía de México recupera $22 millones malversados al estado de Veracruz

    El millonario empresario estaba tan feliz que dijo aquella vez: "Si me quedo acá más tiempo, no me quiero salir".

    "Eran giras muy especiales, porque en cada gira, la primera estación de rigor era visitar al presidente de turno, Felipe Calderón o Enrique Peña Nieto, en la residencia oficial de Los Pinos, y solo después hacía las paradas en Veracruz", relata el investigador.

    En uno de esos viajes, seis días después de visitar al presidente Peña Nieto, a Marcelo Odebrecht le dieron los permisos para la concesión de una planta de energía en Veracruz, de acuerdo con el itinerario descubierto en las pesquisas en los más altos niveles del poder en Latinoamérica.

    Los personajes

    Lizárraga y Olmos, premio nacional de periodismo por descubrir el imperio de los Legionarios de Cristo, del pederasta sacerdote Marcial Maciel (1920-2008), destaparon que Eduardo de Melo Pinto, involucrado en el pago de sobornos por tres millones de dólares a un político brasileño, es fundador, director y apoderado en tres empresas establecidas en Xalapa.

    Esos personajes se asociaron desde 2013 con Duarte para generar energía eléctrica, con permisos otorgados por el Gobierno federal de Peña Nieto.

    En cuanto a la concesión de 30 años el servicio de agua de Veracruz a una filial de Odebrecht, los periodistas descubrieron que el exdirector y representante legal, Javier Chuman Rojas, está acusado de lavado de dinero en obras en Angola.

    La punta de la madeja fue que esa trama forma parte del proceso contra el expresidente de Brasil, Luiz Inácio Lula Da Silva, dice el texto que fue presentado a mediados de esta semana por el MCCI.

    "Duarte avaló un proyecto de generación de energía eléctrica a dos personajes de Odebrecht acusados de sobornos y lavado de dinero en Brasil", apunta Lizárraga.

    Las corruptelas del político arrestado en Guatemala fueron evidenciadas por primera vez por esa misma organización ciudadana mucho antes de las investigaciones federales por hasta 1.800 millones de dólares.

    El vínculo de Duarte con Odebrecht, que recibió esta semana la multa más grande de la historia por actos de corrupción: 2.600 millones de dólares, es solo la punta de la madeja de la que Lizárraga y sus colegas están determinados a tirar. 

    Contamos lo que otros callan

    Busca en Facebook a SputnikMundo y descubre las noticias más importantes. Dale a "me gusta" y compártelo con tus amigos. Ayúdanos a contar lo que otros callan.

    Tema:
    El caso Odebrecht (2017) (210)

    Además:

    El escándalo de sobornos de Odebrecht en México involucra al extitular de Pemex
    Fiscalía de México declara secreta información de sobornos de Odebrecht a Pemex
    "Negligencia del Senado mexicano deja sin fiscal al nuevo sistema anticorrupción"
    Etiquetas:
    corrupción, MCCI, Odebrecht, Eduardo de Melo Pinto, Javier Chuman Rojas, Javier Duarte, Veracruz, México
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik