Widgets Magazine
23:01 GMT +323 Septiembre 2019
En directo
    Seminario de Systema en Argentina

    Palos, cuchillos y patadas: Una jornada con los maestros rusos de Systema en Argentina

    © Foto : Systema Argentina
    Reportajes
    URL corto
    4332
    Síguenos en

    Los maestros rusos Dmitri y Natalia Chumakov, expertos en la técnica de combate que practican las fuerzas especiales de Rusia, visitaron Argentina por primera vez para dictar un seminario sobre Systema, una disciplina que gana popularidad en la región. Sputnik viajó al país Sudamericano para cubrir el evento.

    Rafael García hoy no usa su verdadero nombre. Viste pantalones de combate camuflados. Aguarda bajo el sol, de pie. Son pasadas las 9.30 y el calor en Villa Devoto, Capital Federal, Argentina, asfixia. De los poros de su calva cabeza comienzan a brotar las primeras gotas de sudor.​ ​Rafael​ ​espera.​ ​Lleva​ ​un​ ​pesado​ ​bolso​ ​en​ ​la​ ​mano​ ​y​ ​espera.

    Detrás​ ​de​ ​él, sobre la avenida Lope de Vega al 2378, hay más gente transpirando. Están entrenando en el Baires Gym, el punto de encuentro con las personas que lo vienen a buscar, quienes llevan un leve retraso. Están juntando los palos y cuchillos que utilizarán el día de hoy para un evento sin precedentes en el país.

    Entre el 25 y el 29 de enero estuvieron en suelo argentino Dmitri y Natalia Chumakov, dos expertos en la técnica de combate que practican las fuerzas especiales de Rusia, Spetsnaz. Vinieron a dictar, por primera vez, un seminario organizado por Systema Sudamérica, la Federación Sudamericana de Artes Marciales Rusas, una disciplina que gana popularidad en la región.

    Durante esas fechas gente de toda Argentina, así como de Brasil, Colombia, Chile y Uruguay, absorbieron los conocimientos de estos dos maestros marciales. Es por esto que Rafael faltó al trabajo y se negó a revelar su verdadero nombre a este medio.

    "Este es un arte marcial muy antiguo que se empezó a conocer en la modernidad. Durante la Unión Soviética estuvo restringido a las fuerzas armadas y no se conocía más allá de sus fronteras. Al disolverse la URSS, algunos maestros salieron del país y comenzaron a difundir sus conocimientos por el globo", dijo a Sputnik Fabián García, exmilitar, infante de marina y miembro de las fuerzas especiales argentinas, quien en 2003 viajó a Moscú y entró en contacto con Systema. Al volver trajo consigo esos conocimientos a la Argentina.

    Para poder entrenar formó un grupo de estudios. Con el tiempo eso fue creciendo. El momento clave llegó hace dos años cuando la embajada rusa en Argentina lo contactó. García, de 54 años y vinculado a las artes marciales desde los 14, era un canal ideal para difundir esta faceta de la cultura cosaca en el país.

    Natalia Chumakov, experta en Systema
    © Foto : Systema Argentina
    Natalia Chumakov, experta en Systema

    Systema es un arte marcial tradicional no convencional. Rompe con muchos de los dogmas de la defensa clásica. Para practicar estas disciplinas se requiere preparación física y una adaptación del cuerpo. Systema por el contrario propone una técnica de golpes relajados. Busca desarrollar la creatividad de la persona para que cada uno adapte con libertad su propia versión del combate.

    "Enseñamos defensa personal haciendo hincapié en lo personal. Queremos que cada uno busque sus propias habilidades. Aquí aprendemos como los niños, a través de la experiencia y el juego, no de la repetición. No hay otro arte marcial que haga esto", explicó García.

    Rafael ya está en el galpón de Santos Lugares, provincia de Buenos Aires, con el resto de los instructores y alumnos que vinieron a practicar con los maestros rusos. En el salón de piso de baldosa todos llevan indumentaria militar. Desde algún lado del gimnasio llegan las instrucciones de la pareja Chumakov quienes, a pocos días de haber llegado, ya se refieren a ellos como ‘su familia argentina'. Se pasean entre los convocados y, con la ayuda de un intérprete, corrigen los errores de cada uno de ellos.

    La agenda de hoy abarca lucha cuerpo a cuerpo con armas blancas, patadas, saltos, resistencia y la utilización de las manos para esquivar y atacar al contrincante. Los cuerpos parecen blandos. Las posturas son flexibles. Esto es parte de la propuesta de Systema: "trabajamos con el concepto de no oposición. Se trata de aceptar que los golpes son parte del combate y de este modo poder absorberlos y transformar esa energía para derrotar al contrincante", dijo a este medio Dmitri Chumakov, representante oficial de la academia de defensa personal con el método del académico Kadoshnikov en la región de Kaliningrado.

    Chumakov se siente honrado de estar en suelo argentino compartiendo sus conocimientos. Sin embargo es consciente de la distancia cultural. "La diferencia entre los rusos y los argentinos es que nosotros tenemos un poco más de disciplina. Pero eso se explica por los contextos de cada nación. Nuestra motivación para aprender Systema es la amenaza. Acá la gente lo practica por placer. Nosotros lo hacemos por necesidad", confesó.

    Seminario de Systema en Argentina
    © Foto : Systema Argentina
    Seminario de Systema en Argentina
    Con él viajó su esposa, Natalia Alexandrova Chumakov, de 35 años, nacida en la región de Baikal, directora del club "Herencia" en Kaliningrado, que prepara a jóvenes en las artes marciales cosacas.

    "Esta disciplina me cambió la vida. Crecí como persona, como madre, como amiga, como compatriota. No solo ayuda a desarrollar tus capacidades físicas, sino que sirve para conectarse con uno y generar profundidad introspectiva. Empiezas a tener una mirada de 360 grados sobre la realidad que te rodea. Este es el motivo por el cual estamos hoy en Argentina, para dar a conocer Systema y compartir estas experiencias", aseguró Natalia, quien dijo haber quedado cautivada con la cultura de combate gaucha, algo que prometió investigar en profundidad cuando regrese a su hogar.

    Transcurre la clase y los alumnos van interiorizando las lecciones de los maestros. "Que hayan venido estos maestros de Rusia es volver a las fuentes. Vinieron a entregarnos ‘las llaves' de su conocimiento con mucha generosidad. Son cosacos, un pueblo guerrero y a la vez muy humano. Han comenzado a referirse a nosotros como su familia argentina", indicó García.

    Dimitri y Natalia Chumakov, maestros de Systema en su visita a la Argentina
    © Foto : Systema Argentina
    Dimitri y Natalia Chumakov, maestros de Systema en su visita a la Argentina

    Algo similar le ocurre a Cristian Sandoval, uno de los alumnos de 44 años quien asegura estar impresionado y agradecido por lo que los maestros rusos le brindaron. "Systema es un arte marcial que hace ver el mundo con otra cabeza. Practiqué boxeo durante mucho tiempo, un deporte que te deja cansado pero tensionado. Llegaba a casa luego de los entrenamientos y ya no podía hacer nada. Con Systema quedas cansado pero relajado. Salgo de las prácticas y sigo haciendo cosas, no te saca energía: te la da. Aprendés a conocerte a vos mismo, enfrentar los problemas desde otro ángulo", destacó agitado luego de realizar algunos de los ejercicios propuestos por los maestros.

    Incluso sin haber nunca practicado artes marciales es fácil ver que quienes practican la disciplina rusa sufrieron un proceso de transformación palpable. "La practico desde hace cinco años y me cambió la vida. Systema está presente en cada momento de mi vida. Uno lo aplica en lo cotidiano: si el metro está muy apretado aprendes a relajarte y entrar en un vagón atestado de gente y no sentir que eso es una molestia. Me dio la capacidad de aguantar y resolver problemas. Trabaja mucho la cabeza", dijo a Sputnik Cristian Yañez, de 45 años e instructor de Systema en el Baires Gym.

    Seminario de Systema en Argentina, enero 2017
    © Foto : Systema Argentina
    Seminario de Systema en Argentina, enero 2017

    Para Leticia Ferrere, otra instructora de 41 años que viajó desde Neuquén para asistir al seminario, "una de las cosas que atrae de Systema es el tema de la aceptación: aprender a recibir un golpe y hacerlo parte de uno para defenderse. Relajarse y seguir en combate es algo que forja el carácter a partir de la aceptación de que no podemos controlarlo todo, pero sí transformarlo en algo beneficioso", expresó.

    Otra cosa que destaca del sistema de defensa ruso es que no se hacen distinciones de género. "La sociedad en la que vivimos nos enseña que las artes marciales son más para hombres que para mujeres. En Systema eso no existe porque no se trata de la fuerza, sino de inteligencia y de dejar fluir. Por eso acá no hay diferencia entre hombres y mujeres".

    Además:

    Japón: Putin y Abe disfrutan de exhibición de judo en Tokio
    Karate Kid: niño de 12 años impide robo en una joyería
    Crean un nuevo arte marcial para los fumadores de cigarrillos electrónicos
    Etiquetas:
    defensa personal, Systema (arte marcial ruso), fuerzas especiales, Argentina
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik