Widgets Magazine
En directo
    Suspiro de limeña

    Perú presenta sus platos típicos en su primera semana culinaria en Israel

    © Wikipedia/ Manuel González Olaechea y Franco
    Reportajes
    URL corto
    Ana Alba
    0 41

    TEL AVIV (Sputnik) — El Inca, el soberano del Imperio incaico, vivía en la ciudad de Cuzco, en el actual Perú, a más de 700 kilómetros de la costa. Pero cada día podía comer pescado fresco del mar.

    El Inca, el soberano del Imperio incaico, vivía en la ciudad de Cuzco, en el actual Perú, a más de 700 kilómetros de la costa. Pero cada día podía comer pescado fresco del mar.

    Uno de los platos peruanos ofrecidos en el Festival Gastronómico
    © Foto : Embajada del Perú en Moscú
    Se lo llevaban los chasquis (del quechua 'chaski'), corredores jóvenes que repartían mensajes por el sistema de postas recorriendo la red de caminos incaicos.

    Una de las maneras en que el Inca comía el pescado era macerado con el jugo del tumbo, un fruto cuyo zumo es similar al de la naranja agria.

    Ese manjar, conocido como ceviche y que ya se preparaba en la época de la cultura Moche (hace unos 2.000 años), perduró en el tiempo con algunos cambios —pasó a macerarse con limón- y es el plato principal de la cocina peruana.

    El ceviche es también la estrella del menú de la Semana de Cocina Peruana que se celebra en Tel Aviv, organizada por la Embajada de Perú en Israel.

    El Hotel Sheraton alberga esta primera edición del festival, que empezó el 15 de agosto y se acabará el día 24.

    "Lo esperaban gran parte de la comunidad peruana en Israel y muchos israelíes que han viajado a Perú", explica a Sputnik Nóvosti el embajador de Perú en Israel, Gustavo Otero.

    Unos mil peruanos viven en Israel. La gran mayoría son judíos peruanos que emigraron al Estado de Israel. Están totalmente integrados y muchos viven en Tel Aviv, Jerusalén y Ramle.

    Organizar un evento culinario en Israel no es fácil, ya que la comida debe guardar las normas religiosas judías sobre alimentación (kashrut).

    "El respeto por los preceptos religiosos, más la carencia de algunos ingredientes hizo que organizar la organización fuera más trabajosa, todo un reto: hemos tenido que eliminar varios platos emblemáticos como la papa a la huancaína, que lleva queso, el chupe de pescado, una sopa que tiene leche, o el ají de gallina, que lleva leche y queso", comenta Otero.

    "También nos hemos quedado con ganas de hacer un suspiro limeño, nuestro postre bandera. Hemos tenido que suprimir varios postres. No obstante, nos hemos adaptado, la alimentación kosher no es una barrera", recalca Otero.

    Para garantizar el éxito del certamen, dos prestigiosos chefs del Hotel Sheraton de Lima, Hans Balvin y Pietro Ricse, se encargan de cocinar.

    "Hemos tenido algunas dificultades para preparar el menú porque no podemos usar leche, ni mantequilla, ni utilizar productos de Perú como el ají amarillo y el rocoto (un tipo de pimiento), que tienen el sabor peruano, pero nos hemos adaptado", indica Balvin ataviado con uniforme de chef de alta cocina.

    "Hemos elaborado un menú con algunos de los platos más representativos, como el clásico ceviche, el entrante más solicitado. Por suerte, acá el pescado es muy fresco y eso es básico para el ceviche", cuenta el chef.

    Otro platos muy consumidos estos días son el tacu-tacu (carne salteada acompañada con arroz y frijoles fritos y huevo de codorniz) y el pato del norte con arroz.

    Los organizadores han intentado incluir en el menú de la semana gastronómica platos de las tres regiones peruanas: costa, sierra y selva.

    "La evolución de la cocina peruana ha seguido muchas etapas desde los preíncas y los incas. Con la conquista de los españoles o el encuentro entre dos mundos, vino la cocina española y los esclavos traídos de África aportaron sazones", relata Otero.

    Más tarde llegaron los chinos a construir el ferrocarril y los japoneses a trabajar en la agricultura y hubo inmigración italiana. Todos aportaron su cocina y los elementos se fusionaron con los propios del Perú, donde se originaron alimentos tan universales como la patata.

    "La cocina peruana es única por esa mixtura y su gran promotora ha sido la mujer peruana, con ese sentimiento que pone al elaborar los platos", dice el embajador.

    Perú ha convertido su cocina en una de las más internacionales de América Latina, los chefs la han sofisticado y ha llegado a restaurantes de lujo de todo el mundo.

    La semana gastronómica peruana en Tel Aviv iba a constar solo de cenas a un precio medio de 180-200 NIS (nuevos séqueles israelíes, 47-53 dólares), pero el éxito de convocatoria hizo que el segundo día se decidiera ofrecer también almuerzos.

    El jueves pasado se celebró en Israel la festividad judía del amor —un equivalente a San Valentín- y casi 90 personas cenaron menú peruano. "Se acabó todo", recuerda Balvin.

    "Que la gente venga es un buen indicador, nos da más impulso para seguir trabajando y hacer las cosas bien", añade el chef. Tanto él como Otero se muestran satisfechos por los resultados de la semana culinaria.

    Lea también: Cocina con Sputnik, borsch

    El embajador espera que el evento estimule a algún inversor y se lance a abrir un restaurante peruano en Israel.

    Además:

    Cocina con Sputnik: oladis rusos
    Un restaurante escuela de La Paz revoluciona la gastronomía boliviana
    México incluye a la gastronomía entre los ocho sectores productivos estratégicos
    Etiquetas:
    gastronomía, Perú, Israel
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik