Widgets Magazine
21:55 GMT +315 Octubre 2019
En directo
    La Reina de Bateria de Mangueira, Evelyn Bastos, saluda a los invitados durante uno de los ensayos técnicos

    'La Cuadra' de Mangueira, fábrica de samba del Carnaval de Río de Janeiro

    © Foto : Edu Sotos
    Reportajes
    URL corto
    Por
    0 0 0
    Síguenos en

    Dicen los entendidos de la samba que si el verde representa la esperanza de los habitantes de la favela de Mangueira, en pleno corazón de Río de Janeiro, el rosa solo puede simbolizar el amor que los "mangueirenses" sienten por la escuela de samba que desde 1928 les representa.

    "Cuando escucho el ritmo de la percusión mi sangre hierve y se vuelve color verde y rosa", son las palabras de orgullo que la Reina de Bateria de la Estación Primera de Mangueira, Evelyn Bastos, escoge para describir a Sputnik Mundo su sentimiento cuando se mueve al ritmo de la samba.

    Cuando esta escultural mulata de 22 años mueve sus caderas los cientos de personas, que cada sábado por la noche acuden al ensayo general de la escuela, enloquecen.

    A solo dos semanas para el esperado Carnaval de Río de Janeiro, la "cuadra" de Mangueira, como se conoce el espacio en el que ensayan los bailarines de la escuela, es un hervidero de personas provenientes de todo el mundo. "No podemos creer la energía que tiene este lugar, es una pena que no podamos quedarnos a ver el desfile en el Sambódromo", se lamentan las turistas alemanas Katerine y Maria, de 27 y 26 años, mientras intentan imitar los frenéticos movimientos de las "pasistas", es decir, las sambistas profesionales de la escuela.

    La pasista japonesa Saaya Suga durante el ensayo técnico en la escuela de samba de Mangueira
    © Foto : Edu Sotos
    La pasista japonesa Saaya Suga durante el ensayo técnico en la escuela de samba de Mangueira

    Pero en el mundo globalizado del siglo XXI, incluso las pasistas de la escuela más tradicional de Río de Janeiro pueden ser de cualquier lugar del mundo. Es el caso de Saaya Suga, una japonesa de 27 años que el año pasado sorprendió a todo Brasil al desfilar dentro del bloque de pasistas de Mangueira. "Lo que conseguí el año pasado fue un sueño hecho realidad, este año quiero concentrarme en mejorar mi técnica y que nadie tenga que cuestionarse si merezco desfilar o no", insiste esta japonesa que tuvo que planear su viaje a Brasil 7 meses antes por cuestiones de visado. "Venir a Brasil a desfilar puede ser un caos porque si quiero participar en el desfile tengo que ensayar varios meses antes con mis compañeros y los visados de turista solo son de 3 meses", se lamenta la bailarina profesional que tras ver uno de los desfiles de Mangueira en la televisión decidió pasarse a la samba hasta conseguir su sueño.

    Pero más allá de lo exótico, si algo distingue a Mangueira sobre el resto de escuelas de Río de Janeiro es que su príncipal figura, la Reina de Bateria, siempre es sin excepción una habitante de la favela que da nombre a la escuela.

    Lejos de las famosas 'siliconadas' que pagan verdaderas fortunas (desde 20.000 dólares hasta nadie sabe cuanto) para desfilar como pasistas o incluso como Reina de Bateria, Mangueria solo elige a personas de la favela basándose en su talento, presencia y simpatía.

    La escuela de samba de Estación Primera de Mangueira repleta de gente durante uno de los ensayos técnicos
    © Foto : Edu Sotos
    La escuela de samba de Estación Primera de Mangueira repleta de gente durante uno de los ensayos técnicos

    Es el caso de Evelyn Bastos que muchos consideran la mejor Reina de Bateria y una de las mejores pasistas de Brasil, algo que no es de extrañar si se tiene en cuenta que su madre fue Reina de Bateria varias veces y que Evelyn desfiló por primera vez cuando todavía estaba en la barriga de su madre embarazada. Los premios que Evelyn acumula son prueba de ellos, ha sido musa del Carnaval seis veces, Reina del Carnaval en 2013 y Reina de Bateria de Mangueira en 2014 y ahora repite en 2015, un honor que pocas personas han tenido. "Repetir como Reina de Mangueira es un sueño y una liberación al mismo tiempo. Este año podré sentirme más libre desfilando porque ya sé como funciona todo y me siento más confiada, aunque la responsabilidad siempre es la misma", insiste con humildad Evelyn, quien es consciente de que el próximo día 15 de febrero millones de ojos estarán atentos a sus movimientos durante el desfile de la escuela en el mítico Sambódromo. "El tema de este año es un homenaje a las mujeres brasileñas y en especial a las mujeres de Mangueira. Todas ellas merecen nuestro homenaje y mi forma de hacerlo será hacerlas sentir orgullosas de sus colores cuando recorra el Sambódromo. Será un momento de reivindicación, algo mágico", resume Evelyn.

    Todo está preparado en Mangueira, desde los cientos de disfraces de cada participante del desfile hasta las coreografías más elaboradas de las pasistas. El frustrante octavo lugar obtenido en el Carnaval de 2014 no importa a nadie. Con Evelyn todo es posible.

    Si en 2014 ya fue elegida la mejor Reina de Bateria del Carnaval, en 2015 podría entrar en la historia si el Gremio Estación Primera de Mangueira se impone como la mejor escuela del Carnaval. El próximo 15 de febrero Evelyn será algo más que un cuerpo bonito en movimiento, la tradición y el orgullo de las mujeres de Mangueira estará con ella en el Sambódromo.

    Además:

    El Carnaval de Río de Janeiro prohíbe los selfis en los desfiles del Sambódromo
    Etiquetas:
    Evelyn Bastos, Brasil
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik