En directo
    Religión
    URL corto
    143
    Síguenos en

    La Celebración del Sacrificio, también llamada Fiesta Grande, es una de las festividades más grandes e importantes del calendario islámico. Millones de musulmanes celebran esta importante fiesta religiosa, pero detrás de esta festividad común, cada país mantiene sus propias tradiciones.

    Musulmanes de todo el mundo celebran esta importante fiesta religiosa el décimo día del duodécimo mes del calendario islámico, que corresponde a finales de julio y principios de agosto del almanaque occidental. Marca el final del hach, la peregrinación anual a La Meca, uno de los cinco pilares del Islam y el mayor acto de peregrinación en masa del mundo.

    Conocido como Eid Al Adha en el mundo árabe, Tabaski en la África subsahariana de mayoría musulmana, Kurbán Bairam entre las naciones túrquicas y Eid-e-Ghorban en Oriente Medio, esta fiesta conmemora la voluntad del profeta Ibrahim (Abraham, en la tradición cristiana) de quitarle la vida a su hijo como un acto de obediencia a Dios, que le fue sustituida por el sacrificio de un cordero.

    La carne del animal sacrificado, que puede ser tanto la de un cordero —como dice la leyenda— como la de una vaca, oveja o incluso camello, se divide en tres partes: una para quienes sacrificaron el animal en nombre de Dios y la familia, otra para los invitados, y otra para las personas más necesitadas de la comunidad. Pero detrás de esta festividad común, cada país mantiene sus propias tradiciones para hacerlo.

    Sputnik te resume algunas de las ceremonias más inusuales de la Celebración del Sacrificio.

    Egipto

    En el país árabe más poblado del mundo, se suele adornar al animal antes de sacrificarlo.

    No hay una tradición común para esto, por lo que cada cual lo hace de la forma que más le agrade: desde joyas, hasta una especie de maquillaje de alheña.

    "Existe otra costumbre. Después del sacrificio, todos los miembros de la familia se mojan las manos en la sangre del animal, luego marcan la entrada de la casa y a veces hasta las paredes. Lo hacen para conmemorar el evento histórico o para ahuyentar a los espíritus malignos. Cada cual lo hace por sus motivos", contó a Sputnik el granjero Bilal Gamal.

    Musulmanes de Senegal visten sus mejores atuendos para la Celebración del Sacrificio
    © REUTERS / ZOHRA BENSEMRA
    Musulmanes de Senegal visten sus mejores atuendos para la Celebración del Sacrificio

    Turquía

    Turquía es uno de los países más laicos del mundo islámico, por lo que para la mayoría de los ciudadanos la tradicional Celebración del Sacrificio se ha convertido en motivo de reunión con los seres más queridos. Las familias visitan a sus abuelos y familiares más lejanos, a menudo reuniéndose para comer juntos. Las cenas terminan con tertulias y el tradicional té al final.

    Lo niños usualmente saludan con un beso en la mano a los más adultos de la familia y a cambio reciben dinero que a menudo cambian por golosinas.

    Marruecos

    En el reino de Marruecos las tradiciones para celebrar pueden variar de pueblo en pueblo, comenta Miriam Haneen, estudiante universitaria.

    "A veces, los niños y adolescentes se visten con pieles de oveja, caminan por las calles, cantan canciones, se divierten. ¡Incluso a pesar del calor! Así intentan difundir la fiesta por todo el pueblo", explicó. 
    Una niña muestra los dibujos de henna aplicado en sus manos para el festival Eid Al Adha
    © REUTERS / MOHAMED AL-SAYAGHI
    Una niña muestra los dibujos de henna aplicado en sus manos para el festival Eid Al Adha
    Irán

    A diferencia de Turquía, para los iraníes la Celebración del Sacrificio sigue siendo una fiesta profundamente espiritual. Los clérigos chiíes son los responsables de vigilar por el estricto cumplimiento de las ceremonias.

    Temprano en la mañana, millones de musulmanes iraníes, incluidas las autoridades estatales y militares, visten sus atuendos más elegantes y se reúnen en las mezquitas para celebrar la tradicional oración del Eid Al Adha. En Teherán, capital del país, las oraciones se llevaron a cabo en el Grand Mosalá y fueron dirigidas por el ayatolá Seyed Mohamad Hasan Abutorabi. Luego, se realiza el sacrificio de los animales y cada fiel debe hacer donaciones a organizaciones benéficas para ayudar a los necesitados a comprar ropa y alimentos.

    Después de terminar con el ceremonial religioso, los iraníes visitan a sus familiares y amigos cercanos. Como este período de tiempo es fiesta nacional en Irán, muchos iraníes aprovechan y acuden en masa a lugares de ocio comunes en el país, como el mar Caspio, y disfrutan de unas vacaciones.

    Argelia

    En el país más extenso de toda África, Argelia, las tradiciones también varían dependiendo de la región. Si bien en la costa la Celebración del Sacrificio es más tradicional, cuanto más nos adentramos en el país, más variedad de celebraciones encontramos.

    "Por ejemplo, a menudo pintamos los animales con alheña. Así, su propietario muestra que sacrifica lo mejor que tiene para esta fiesta", compartió con Sputnik la poeta argelina Sumaia Duaify.

    Un buey adornado para la Celebración del Sacrificio
    © REUTERS / AKHTAR SOOMRO
    Un buey adornado para la Celebración del Sacrificio
    Túnez

    Para el país más pequeño del Magreb, Túnez, la Celebración del Sacrificio es ante todo una fiesta para los niños. Es por eso que la mayoría de las tradiciones está relacionada con su participación directa. 

    "Los más pequeños decoran a los corderos antes del sacrificio. Le cuelgan todo tipo de adornos y cintas. Le pintan la cabeza e incluso su lana de diferentes colores. Además, ese día los niños son los que preparan el desayuno. Esto sigue siendo muy popular en nuestro país", afirma el escritor tunecino Jiyam Farshishi.

    Indonesia

    A pesar de estar lejos del centro islámico mundial, Indonesia es la nación musulmana más grande del mundo. La mayoría de los indonesios lo celebra en su barrio, prepara la carne y cocina junto con los vecinos.

    ​Los niños se reunen en grupos y marchan llevando antorchas de bambú en una peculiar combinación de la cultura del Islam y las tradiciones indonesias. Se pasan el día retozando entre cantos, bailes y juegos, mientras los mayores se dedican a preparar la cena.

    Al caer la noche, los mayores terminan los platos tradicionales con la carne de los animales sacrificados. Entonces niños, adolescentes, padres, madres y abuelos del vecindario se unen para compartir juntos la cena.

    Etiquetas:
    fiestas, islam, musulmanes
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook