En directo
    Religión
    URL corto
    Por
    COVID-19, ante el riesgo de ser una pandemia (303)
    0 00
    Síguenos en

    MOSCÚ (Sputnik) — Al que cree todo le es posible (Marcos 9:23). Los creyentes, independiente de la religión que profesan, se enfrentan hoy en día a una ola de prohibiciones por el coronavirus que atentan contra el pilar de su vida, la fe.

    Los centros religiosos del catolicismo y el islam —Italia, el Vaticano y Arabia Saudí— ya restringieron las oraciones públicas y visitas a los lugares sagrados.

    Los musulmanes, por ejemplo, ya no pueden realizar libremente los peregrinajes a La Meca y Medina.

    La semana pasada, Arabia Saudí prohibió las visitas de peregrinos extranjeros a estos dos lugares clave para el islam y este 4 de marzo canceló la peregrinación a La Meca, el Umrah, para los súbditos y residentes del reino.

    Mientras, el corazón del mundo católico dejó de latir a finales de febrero cuando el papa Francisco, de 83 años, apareció en público tosiendo y con dificultades para respirar. El 3 de marzo, por suerte, se le descartó el coronavirus al pontífice.

    Sin miedo al virus

    Las autoridades de Irán, el tercer país más contagiado, cancelaron las oraciones de los viernes por todo el país ante el brote del virus. Estas medidas, claro está, encuentran una fuerte resistencia por parte de los fieles.

    Así, los iraníes lanzaron un 'flashmob' para demostrar que la infección no es nada peligrosa para los que tienen fe.

    Hace unos días, la periodista y activista iraní Masih Alinejad divulgó en las redes sociales varios videos en los que los creyentes literalmente lamen santuarios en la ciudad de Qom, uno de los focos del coronavirus en la república.

    En un video, que ya cuenta con más de 1,4 millón de vistas en Instagram, aparece un hombre enfrente de un santuario diciendo: "Lo estoy lamiendo y pase lo que pase, no tengo miedo al coronavirus".

    Посмотреть эту публикацию в Instagram

    Публикация от Masih Alinejad (@masih.alinejad)

    La periodista alertó que las autoridades iraníes ponen en peligro la vida de los ciudadanos y el resto del mundo al negarse a cerrar los centros religiosos.

    Dos personas ya fueron arrestadas después de la publicación de estos videos y pueden enfrentarse a hasta dos años de prisión y 74 latigazos.

    Al mismo tiempo, el líder supremo de Irán, ayatolá Alí Jameneí, instó el 3 de marzo a los iraníes a ayudar al país en la batalla contra la epidemia, respetando los órdenes de las autoridades.

    "Estos órdenes no deben violarse ya que el Dios nos obligó a ser responsables de la salud de nosotros mismos y la de los demás; por lo tanto, cualquier cosa que contribuya a la salud de la sociedad y ayude a prevenir la propagación de la enfermedad es una virtud y, por el contrario, lo que facilita su propagación es un pecado", declaró el ayatolá.

    Por su parte, la Iglesia Ortodoxa de Rusia da recomendaciones contradictorias a sus fieles: unos curas advierten contra las visitas a las misas en un estado delicado de salud, y otros afirman que es imposible contagiarse durante la comunión.

    "La comunión realizada del mismo recipiente no representa peligro y nunca lo hará, ya que en la copa están no solo el pan y el vino, sino el mismo Jesucristo", comentó a Sputnik Ígor Zúev, el cura de una iglesia moscovita.

    Secta que infecta

    El país más afectado por el coronavirus después de China sigue siendo Corea del Sur, con más de 5.600 contagios.

    Más de la mitad de los infectados en el país son de una filial de la secta Iglesia de Jesús Shincheonji en la ciudad de Daegu.

    El fundador y líder de esta iglesia, Lee Man-hee, que dio negativo al coronavirus, será investigado por ocultar los nombres de algunos miembros de la secta cuando las autoridades intentaban detectar a los contagiados.

    Lee pidió el 2 de marzo perdón a sus connacionales por el papel que sus correligionarios tuvieron en la propagación del virus.

    "En nombre de nuestros miembros, me gustaría ofrecer mis sinceras disculpas a la gente", expresó el líder espiritual.
    Tema:
    COVID-19, ante el riesgo de ser una pandemia (303)
    Etiquetas:
    Corea del Sur, Irán, prohibición, religión, coronavirus, fe
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook