En directo
    Religión
    URL corto
    0 70
    Síguenos en

    BELGRADO (Sputnik) — Los montenegrinos salieron a las calles de Padgorica, Niksic, Berane y otras grandes ciudades para protestar contra la controvertida ley aprobada por los diputados del oficialismo que amenaza con incautar las propiedades de la Iglesia ortodoxa serbia, informa la televisión nacional.

    El presidente de Montenegro y líder del oficialista Partido de los Socialistas Democráticos, Milo Djukanovic, promulgó la normativa este sábado pese a las protestas de la población.

    "Un grupo de ciudadanos de Padgorica tras la misa marchó desde la Catedral de la Resurrección de Jesús hasta el edificio de la televisión donde bloqueó temporalmente el tráfico debido a la promulgación de la ley religiosa", indicó la cadena televisiva.

    Más del 70% de los montenegrinos son ortodoxos y la mayoría son creyentes de la iglesia serbia.

    En Niksic, la segunda mayor ciudad de Montenegro, los ciudadanos se concentraron en el templo de San Basilio para iniciar una marcha antigubernamental.

    "El representante del partido opositor Frente Democrático Marko Kovacevic instó a los manifestantes a esperar la decisión del consejo episcopal de la Iglesia Ortodoxa Serbia que se hará pública el domingo", comunicó el canal.

    En Berane la policía cargó contra los manifestantes con gases lacrimógenos.

    La ley adoptada deja la puerta abierta a la confiscación de las propiedades de las comunidades religiosas de Montenegro si no pueden acreditar que fueron adquiridas o construidas antes del 1 de diciembre de 1918. Ese año marca la incorporación de Montenegro a Serbia y después al Reino de los Serbios, Croatas y Eslovenos, antecesor de la antigua Yugoslavia.

    Los detractores de la normativa consideran que la nueva ley es un intento del Gobierno de apoyar a la iglesia montenegrina autocéfala y no reconocida por ninguna iglesia ortodoxa.

    Etiquetas:
    Serbia, Iglesia Ortodoxa, religión, Montenegro
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook