En directo
    Religión
    URL corto
    0 45
    Síguenos en

    La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, también conocida como Iglesia de los Mormones, ha acumulado 100.000 millones de dólares en donaciones destinadas a fines caritativos y exentas de impuestos, denunció David Nielsen, un exadministrador de inversiones.

    Nielsen, que presentó su queja al Servicio de Impuestos Internos de EEUU, trabajó previamente para Ensign Peak Advisers, que es el brazo de inversión de la iglesia registrado ante las autoridades como una organización de apoyo y auxiliar integrada en la Iglesia Mormona.

    Según la declaración, la iglesia engañó a sus miembros al almacenar sus donaciones excedentes en lugar de usarlas para obras de caridad. También acusa a los líderes mormones de usar las donaciones exentas de impuestos para apuntalar un par de negocios. Ambos actos, de probarse, podrían ser considerados criminales y ciertamente podrían ser una razón para revocar el estatus de organización sin fines de lucro exenta de impuestos para la iglesia.

    La exención requiere que Ensign opere exclusivamente con fines religiosos, educativos u otros fines caritativos, una condición que Nielsen afirma que la empresa no ha cumplido.

    La iglesia normalmente recauda alrededor de 7.000 millones de dólares cada año en contribuciones de sus miembros, de acuerdo con la queja. A los mormones se les pide que contribuyan a la iglesia con un diezmo, es decir, el 10% de sus ingresos.

    Mientras que alrededor de 6.000 millones de dólares de esos ingresos se utilizan para cubrir los costos operativos anuales, los aproximadamente 1.000 millones de dólares restantes se transfieren a Ensign, que invierte parte de ellos en una cartera de inversiones para generar beneficios, según la denuncia.

    Basándose en documentos de contabilidad interna de febrero de 2018, la reclamación estima que el valor de la cartera ha aumentado de 12.000 millones de dólares en 1997, cuando se formó Ensign, a unos 100.000 millones de dólares en la actualidad.

    Mientras acumula esta riqueza, Ensign no ha financiado directamente ninguna actividad religiosa, educativa o caritativa en 22 años, según la queja de Nielsen.

    Según The Washington Post, altos representantes de la iglesia se negaron a comentar la situación, diciendo que la institución mormona no proporciona "información sobre transacciones específicas o decisiones financieras".

    Etiquetas:
    engaño, religión
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook