Widgets Magazine
En directo
    Una cruz (imagen referencial)

    Expertos denuncian que el hermetismo ampara abusos sexuales en la Iglesia Católica latinoamericana

    CC0 / Unsplash
    Religión
    URL corto
    0 0 0

    MONTEVIDEO (Sputnik) — El hermetismo, la falta de investigaciones, el temor a denunciar y el aura de respeto que aún rodea a los sacerdotes dificultan sacar a la luz todos los abusos sexuales cometidos contra menores en la Iglesia Católica latinoamericana, que podrían ser más que los denunciados hasta ahora, dicen expertos consultados por Sputnik.

    "Podría haber muchos más casos de abusos en América Latina que en otras partes del mundo; sin embargo, el conocimiento de la realidad interna de la Iglesia en este continente es muy poca", dijo a esta agencia el historiador chileno y experto en catolicismo Marcial Sánchez.

    Chile es uno los países donde se registró el mayor número de denuncias: la Fiscalía investiga 144 casos y a 158 religiosos.

    El sacerdote chileno Fernando Karadima fue acusado de cometer abusos a menores durante los años 80 y mediados de los 90, pero no fue a prisión porque los delitos prescribieron.

    Karadima fue expulsado de la Iglesia por el papa Francisco el 27 de setiembre del año pasado, aunque la institución conocía de las denuncias en su contra desde 2004.

    Mientras, en Perú se registraron 36 de abusos sexuales perpetrados entre 1975 y 2002, y en Argentina, al menos 20 menores sordos fueron abusados en el Instituto Próvolo de Mendoza, según el Ministerio Público de ese país.

    Además: Episcopado mexicano promete "cero tolerancia" al abuso sexual a menores

    Por su parte, el secretario general de la Conferencia del Episcopado Mexicano, Alfonso Miranda, dijo el 13 de febrero que la Iglesia en ese país "tiene el registro de 152 casos de sacerdotes relacionados con probables conductas cometidas en agravio de menores", informó la agencia de noticias católica ACI Prensa.

    El caso mexicano más relevante involucra al fundador de la congregación Legionarios de Cristo, Marcial Maciel, quien murió en 2008 y fue repetidamente acusado de abusar sexualmente de seminaristas a partir de 1997, aunque hay constancia de la existencia de quejas desde los años 40, según el diario español El País.

    En 2006, el entonces papa Benedicto XVI le prohibió el ejercicio del sacerdocio.

    A Maciel también se le acusó de delitos como fraude y extorsión.

    El sacerdote mantenía una doble vida con varias mujeres y tuvo hasta media docena de hijos, informó El Diario.

    En Brasil, país donde existe el mayor caudal de fieles católicos, el papa Francisco expulsó al sacerdote Jean Rogers Rodrigo de Sousa, quien desempeñaba tareas clericales en Paraguay y que habría abusado sexualmente de monjas en su país.

    También: Los abusos sexuales a menores de edad marcaron a la Iglesia chilena en 2018

    El sacerdote es acusado por al menos 11 mujeres, y en 2018 fue expulsado temporalmente por la Diócesis de Ciudad del Este, informó el diario Folha de Sao Paulo.

    Punta del iceberg

    El periodista peruano Pedro Salinas, quien realizó en 2015 una investigación sobre abuso de poder en la Iglesia Católica y recibió una denuncia penal de un arzobispo, dijo a Sputnik que la situación de América Latina es mucho más preocupante que la de otras partes del mundo, y que los casos que se están dando a conocer constituyen apenas la "punta del iceberg".

    "En aquellos países donde el catolicismo tiene una presencia hegemónica e importante, estoy seguro de que los abusos sexuales están escondidos, porque las víctimas todavía no se han atrevido a denunciar", afirmó el periodista.

    Por su parte, Sánchez sostuvo que se han visualizado más los casos europeos ya que en ese continente se han realizado más investigaciones, así como en EEUU.

    Protestas contra la política migratoria de EEUU frente a la Embajada estadounidense en México
    © REUTERS / Alexandre Meneghini
    Según un estudio de la National Review Board estadounidense, un total de 4.392 sacerdotes fueron acusados abusar de 10.667 menores entre 1950 y 2002.

    Mientras tanto, la Real Comisión en Australia indicó que hay en ese país 4.447 víctimas de abusos, y el Gobierno de Canadá señaló que entre 10.000 y 12.000 personas fueron indemnizadas por sufrir abusos sexuales en instituciones religiosas.

    Por su parte, la Conferencia Episcopal holandesa reportó que 1.975 personas denunciaron haber sido víctimas en los últimos años, y en Alemania el Gobierno registró 927 víctimas.

    Tema relacionado: La Iglesia reconoce abiertamente los abusos a menores en España

    Sánchez señaló que la falta de investigaciones en América Latina se debe entre otras cosas a que la Iglesia mantiene en la región lazos más estrechos con el Estado que en otras partes del mundo.

    "En Latinoamérica hay todavía muchos laicos que ven al sacerdote casi como un hombre intocable, e incluso los obispos todavía colocan la mano para que les besen el anillo; además, América Latina es todavía un continente que mantiene niveles altos de pobreza; por lo tanto hay serios problemas de analfabetismo (…) todos esos elementos ayudan a que nosotros no conozcamos qué sucede en los lugares más apartados", agregó.

    Sánchez sostuvo que la Iglesia "tiene el cáncer de los abusos en su médula" y que para curarlo es necesario "cambiar la forma de hacer Iglesia", modificando entre otras cosas la inserción de las mujeres, el celibato y cambiando la forma de celebrar una misa.

    Por su parte, Salinas advirtió que, ante el aumento de las denuncias, "la credibilidad de la Iglesia va a seguir cayendo cuesta abajo".

    Etiquetas:
    menores, abuso sexual, catolicismo, Iglesia Católica, México, Chile
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik