Widgets Magazine
09:32 GMT +316 Septiembre 2019
En directo
    Vladivostok celebra la Epifanía ortodoxa

    Bañarse en agua helada durante la Epifanía: ¿tradición sagrada o superstición peligrosa?

    © Sputnik / Vitaly Ankov
    Religión
    URL corto
    0 81
    Síguenos en

    La Epifanía es una de las principales fiestas de la Iglesia ortodoxa que se celebra en Rusia.

    Tradicionalmente, en la noche del 18 al 19 de enero, los cristianos ortodoxos se zambullen en un claro en el hielo o algún río helado para conmemorar el bautismo de Jesucristo.

    El año pasado, más de 1,5 millones de personas participaron en Rusia en la tradicional actividad, entre las que se encontraba el líder de Rusia, Vladímir Putin.

    Sputnik ha hablado con el sacerdote ortodoxo moscovita Pável Ostrovski para saber de dónde viene esta tradición y cuán religiosa es realmente.

    El bautismo de Jesús tuvo lugar en el río Jordán que ahora se sitúa entre Israel y Jordania, y se ha secado y ensuciado de una manera significativa. Sin embargo, algunos feligreses siguen bañándose en sus aguas en el marco de la celebración.

    Preparan el claro en el hielo para celebrar la Epifanía en Cheliábinsk, Siberia
    © Sputnik / Vitaly Ankov
    Preparan el claro en el hielo para celebrar la Epifanía en Cheliábinsk, Siberia

    "La tradición de bañarse en cualquier otro río nunca ha existido", constata el padre Pável.

    El ritual surgió después de aparecer otra tradición, la de echar la buenaventura en el período entre la Navidad (el 7 de enero) y la Epifanía (el 19 de enero), lo que se considera un pecado por la Iglesia ortodoxa. Zambulléndose en el agua fría, los pecadores intentaban 'purificarse', explica el sacerdote.

    "Los agujeros en el hielo, a su vez, se hacían para sacar agua a falta del agua corriente en las casas, y nadie nunca se bañaba en estos. La Iglesia también se pronunció en contra de la tradición ya que daña el cuerpo y la salud, y además es solo una superstición", continúa.

    Lo que sí se puede hacer para obtener la bendición es guardar ayuno estricto en vísperas de la Epifanía, ir a una misa festiva y llevarse una botella de agua bendecida por un sacerdote que sí tiene propiedades beneficiosas y se toma en ocasiones extremas, en caso de enfermedad o algún peligro.

    El religioso destaca que el ritual es peligroso y no trae ninguna bendición aunque sí cuenta con el apoyo de los medios de comunicación y se ha difundido bastante en la última década.

    "La gente lo percibe como 'pasatiempo invernal', un tipo de 'deporte extremo ortodoxo'. Se puede saltar en paracaídas o bañarse en el agua helada. Además, es un tipo de 'antimisión' para los médicos y empleados del Ministerio de Emergencias que miran cómo la gente se enferma. Lo más peligroso es bañar a los niños cuya regulación térmica aún no funciona bien", destaca.

    Etiquetas:
    Iglesia, pecado, ortodoxos, tradiciones, salud, agua, Epifanía (Bautismo de Cristo), Rusia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik