23:25 GMT +312 Noviembre 2018
En directo
    El retrato de monseñor Óscar Arnulfo Romero

    Justicia de El Salvador ordena captura de acusado por asesinato de san Óscar Romero

    © REUTERS /
    Religión
    URL corto
    0 20

    MONTEVIDEO (Sputnik) — Un juzgado de El Salvador ordenó la búsqueda y captura del exmilitar Álvaro Saravia, acusado por el homicidio en 1980 del entonces arzobispo del país, Óscar Arnulfo Romero, ultimado durante una misa tras denunciar la muerte de campesinos a manos del Ejército, dijo el portavoz judicial, Jaime Ulises Marinero, a Sputnik.

    "La resolución fue el lunes y se le notificó a las partes ayer. A partir de ayer Saravia es prófugo oficialmente. Se ordenó a la policía nacional civil que lo ubiquen y lo arresten si está en El Salvador y a Interpol en el extranjero en caso de que no haya vuelto al país. Se lo acusa de homicidio agravado", señaló Marinero a esta agencia.

    El sacerdote católico, asesinado en marzo de 1980 a los 62 años, meses antes del comienzo de una sangrienta guerra civil (1980-1992) entre los militares y la guerrilla de izquierda, fue santificado el domingo 14 de este mes por el papa Francisco, quien tres años atrás lo había declarado un mártir por morir en defensa de los más vulnerables.

    Una Comisión de la Verdad, organismo independiente establecido por las Naciones Unidas tras el proceso de paz, sostuvo en su informe final publicado en 1993 que el exmayor Roberto D"Aubisson, fallecido en 1992, fue autor intelectual del asesinato, llevado a cabo por un escuadrón de la muerte de ultraderecha, mientras que el único acusado, Saravia, fue indultado en 1993 por una ley de amnistía.

    La Justicia salvadoreña desconoce el paradero de Saravia, aunque saben que hace siete años estuvo en Honduras, según una entrevista que brindó a la prensa, explicó Marinero.

    Temas relacionados: "Monseñor Romero será el abogado de El Salvador en el cielo"

    El portavoz agregó que el Juzgado Cuarto de Instrucción solo procesará a Saravia por el asesinato, ya que es el único acusado oficial y que si organizaciones o querellantes tienen información sobre otros participantes en el hecho deben presentarse a la Fiscalía para que ésta inicie un proceso de investigación y presente cargos.

    El juez Rigoberto Chicas decidió pedir la captura de Saravia, actualmente de 78 años, porque la investigación determinó que un testigo decía la verdad sobre su participación en el asesinato.

    "Un testigo manifestó que tres días después de la muerte de Romero se dirigió con Saravia hacia una casa que parecía un castillo frente al canal dos de televisión, donde estaba afuera el Mayor Roberto D"abuisson y que luego le dijo al Mayor: "Ya hicimos lo que habían planeado, matar a monseñor Romero", respondiendo el mayor "no lo hubieran hecho todavía", respondiendo entonces Saravia "como usted dio la orden lo hicimos", explica un comunicado del juzgado.

    Asuntos relacionados: Monseñor Romero: de 'cura incómodo subversivo' a santo

    El ente judicial dijo que junto al Fiscal General y fiscales específicos se realizó un recorrido por los lugares que menciona el testigo, quien trasladó a la persona que disparó a monseñor Romero hasta la capilla de un hospital en San Salvador donde el sacerdote oficiaba una misa, y que ello corrobora la "robustez probatoria de su declaración".

    "De las declaraciones testimoniales descritas, se deduce que el imputado Álvaro Saravia tuvo participación en la comisión del delito, al cumplir órdenes y dar órdenes y además en diseñar parte de la estrategia que se emplearía en la ejecución de la muerte de Monseñor Romero", afirma el comunicado.

    Romero fue una de las 75.000 víctimas mortales que dejó el conflicto entre las fuerzas militares y la guerrilla Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN), que en 1992 se convirtió en partido político y en 2009 accedió a la presidencia por primera vez.

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik
    Etiquetas:
    asesinato, Óscar Romero, El Salvador