08:45 GMT +316 Octubre 2018
En directo
    Comunidad de viejos creyentes (archivo)

    Los viejos creyentes de Latinoamérica, en busca de parejas en Rusia

    © Sputnik / Ilya Zanin
    Religión
    URL corto
    1132

    Una delegación de viejos creyentes —cristianos partidarios de la vieja liturgia y cánones eclesiásticos ortodoxos— de Brasil, Bolivia, Uruguay visita regiones rusas para encontrar un territorio apto para mudarse en el marco del programa de repatriación voluntaria. También hay visitantes de EEUU.

    Se trata del programa que permite a los viejos creyentes —que huyeron de la persecución religiosa de la URSS en el siglo XX— regresar a Rusia. Actualmente, la comunidad sudamericana de los viejos creyentes es de más de 3.000 personas.

    Esta vez, un grupo de 21 personas llegó a Rusia para elegir un territorio. Algunos de los miembros del grupo están dispuestos a mudarse con sus familias. El factor crucial para los viejos creyentes es la posibilidad de obtener un terreno grande.

    Los representantes de la corriente religiosa normalmente se dedican a la agricultura o ganadería. Por lo tanto, una sola familia necesita un terreno de unas 300 hectáreas.

    Un corresponsal de Sputnik los entrevistó cuando llegaron a la región de Priamurie. Una de las entrevistadas, María Kalúgina, contó que la voluntad de regresar a su patria es el deseo primordial de los viejos creyentes.

    Más: "Rendirse no forma parte de nuestro credo": los viejos creyentes regresan de América Latina a Rusia

    La delegación fue acompañada por un representante de la Agencia local para el Desarrollo del Capital Humano, Iván Efímov, que también subrayó lo importante que es la intención de asentarse en Rusia para ellos.

    "Regresan a su patria. Para ellos, la patria es una palabra sagrada. Recuerdo las frases que dicen: 'En la tierra rusa, el Dios nos oye mejor', 'Aquí morían nuestros abuelos y nosotros deberemos ser enterrados aquí'", destacó.

    Algunos de los viejos creyentes esperan encontrar pareja en Rusia. Como su comunidad en América Latina es bastante pequeña, para los jóvenes resulta bastante difícil encontrarla allí.

    Efímov contó que dos chicos de Brasil y dos chicas de Uruguay llegaron a Rusia con el fin de repatriarse y encontrar parejas en el país.

    Durante su viaje, la delegación visitó varias regiones rusas, pero Primorie fue el territorio predilecto. Allí hay grandes territorios libres y se pueden vender los productos agrícolas a los países cercanos: China, Japón y Corea, explicó Efímov.

    También: Los viejos creyentes de América Latina obtienen más de un millar de hectáreas en Rusia

    Para los viejos creyentes, China no es solamente el principal mercado, sino también la patria de sus antepasados. Antes de mudarse a América Latina, la comunidad de viejos creyentes emigró al país asiático.

    Desde el año 2009, 133 personas regresaron al Extremo Oriente ruso en el marco del programa de repatriación voluntaria. En 2016, 27 personas se mudaron a la región de Amur y establecieron un asentamiento cerca de la ciudad de Svobodniy. Es el lugar al que prevén trasladarse dos mujeres de Uruguay.

    Los viejos creyentes poseen más de 1.000 hectáreas en la zona y trabajan mayoritariamente en ganadería.

    También te puede interesar: La asombrosa historia de los viejos creyentes ortodoxos de Uganda

    Después de la estancia en el Extremo Oriente ruso, la delegación planea visitar otras regiones para escoger el territorio más apto y asentarse en su país de origen. 

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik
    Etiquetas:
    comunidad, repatriación, viejos creyentes, Primorie, Rusia, América Latina