En directo
    Religión
    URL corto
    7156
    Síguenos en

    Tras las labores de restauración de la Iglesia del Santo Sepulcro los restauradores y el mismo patriarca de la Iglesia Ortodoxa de Jerusalén, Teófilo III, afirmaron que durante los trabajos ocurrieron fenómenos extraños.

    "Todo empezó cuando quitamos la losa de piedra que mantiene el sepulcro sellado. Vimos que su interior estaba en parte cubierto del agua de lluvia depositada desde hacía varias décadas", comentó Antonia Moropulu, profesora del Instituto Politécnico de Atenas, citada por el canal ruso NTV.

    Afirman los científicos y los propios religiosos que se hacía urgente restaurar el Sepulcro. A pesar de que a primera vista cualquier cambio en su estado inicial parece un sacrilegio, una restauración parcial era necesaria.

    "Retiramos la losa que cubría el sepulcro porque era necesario para las labores de renovación y no por interés científico".

    Cuando los especialistas iniciaron estas labores, presenciaron un fenómeno que les resultó difícil de explicar.

    "Nuestras herramientas no solo se apagaron, sino que dejaron de funcionar del todo. Y se trataba de una maquinaria moderna y cara. ¿Por qué entonces no funcionaron durante las labores de restauración? El templo del Santo Sepulcro emana una fuerte energía y simplemente nuestros instrumentos no son capaces de soportarla", según palabras de Teófilo III, patriarca de la Iglesia Ortodoxa de Jerusalén.

    Cada año, miles de cristianos se congregan en el Santo Sepulcro
    © REUTERS / Sebastian Scheiner
    Cada año, miles de cristianos se congregan en el Santo Sepulcro

    Isidoro, guardián del Santo Sepulcro, dijo que "había [en el interior del Sepulcro] mucha tierra. Cuando la retiramos, vimos el lugar donde había estado descansando Nuestro Salvador tras su crucifixión".

     

    Además:

    La pregunta del milenio: ¿Está Jesús enterrado en su tumba?
    Primeras revelaciones tras la apertura de la tumba de Jesucristo
    Primera ojeada a la tumba de Jesucristo
    Etiquetas:
    tumbas, Iglesia de Santo Sepulcro, Jesucristo, Jerusalén
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik