En directo
    Catedral de Canterbury

    La Iglesia anglicana se arriesga al cisma en su cumbre de Canterbury

    © Flickr/ barnyz
    Religión
    URL corto
    0 13

    Las cuestiones del matrimonio entre homosexuales y la consagración de obispos gays corren peligro de provocar un cisma en la Iglesia Anglicana, cuyos máximos representantes nacionales se reunirán en Inglaterra durante seis días a partir del 11 de enero.

    El arzobispo de Canterbury, Justin Welby, instó a "orar por más sabiduría y amor" en el mensaje difundido en vísperas de esta crucial cumbre de "primados 2016".

    Dignatarios de las 38 iglesias nacionales y regionales, que representan a 85 millones de fieles anglicanos en 165 países, acudirán al encuentro en Canterbury, en el sureste de Inglaterra.

    "Debemos reconocer que vamos a tratar sobre cuestiones muy difíciles para la vida interna de la Comunión Anglicana, pero también sobre tremendamente difíciles asuntos que afectan a toda la iglesia de Cristo y al mundo entero", señaló Welby, líder espiritual de la Iglesia de Inglaterra.

    La cumbre de primados no sienta doctrina, pero es uno de los recursos fundamentales de sus miembros para meditar, rezar y dialogar bajo el mismo techo.

    La agenda definitiva se acordará entre los primados este lunes, pero versará muy probablemente sobre temas de violencia religiosa, protección de menores y adultos vulnerables, medio ambiente y la divisoria cuestión de la homosexualidad.

    La comunidad anglicana continúa sin resolver el dilema creado en 2003 con la consagración al obispado del sacerdote gay Gene Robinson por la Iglesia Episcopal de Estados Unidos.

    Esta acción provocó una fuerte protesta en provincias conservadoras, particularmente en países africanos, cuyos primados piden la imposición de sanciones a sus colegas estadounidenses.

    Por otro lado, el sector liberado propone modificar la doctrina para permitir la celebración de enlaces conyugales entre personas del mismo sexo.

    Medios británicos anticipan la retirada de la cumbre de seis primados africanos- Uganda, Kenia, Nigeria, Sudán del Sur, Ruanda y Congo- si el debate sobre sexualidad se excede de la tradicional interpretación de los textos sagrados.

    Welby convocó la reunión el pasado setiembre con la aspiración de reestructurar la familia anglicana en una confederación de iglesias enlazadas con Canterbury, pero sin conexión directa entre ellas mismas.

    Esta reformada estructura facilitaría las divergencias de opinión sin romper la comunidad en dos bloques.

    Los anglicanos carecen de un líder supremo, como el Papa católico, y la autoridad de la Iglesia "está dispersa y se asienta en última instancia en las Escrituras, adecuadamente interpretadas", según recordó el arzobispo de Canterbury.

    "Una familia anglicana del siglo XXI debe tener espacio para el desacuerdo profundo, e incluso para el mutuo criticismo, siempre que seamos fieles a la revelación de Jesucristo", declaró Welby en su anterior mensaje a los primados.

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik
    Etiquetas:
    homosexualidad, Iglesia anglicana, Gene Robinson, Justin Welby, Inglaterra