En directo

    Síndrome Wanderlust: ¿la obsesión por viajar está escrita en el ADN?

    Zona Violeta
    URL corto
    0 11
    Síguenos en

    El término anglosajón 'wander' significa vagar y 'lust' deseo, por lo que el nombre de este síndrome podría traducirse como pasión por vagar o viajar. Quiénes lo padecen, en su mayoría millennials, sienten unas ansias casi obsesivas por viajar, en busca de experiencias memorables. La explicación a esto podría estar en el llamado 'gen viajero'.

    La gran diferencia entre quienes tienen el síndrome wanderlust y los que simplemente disfrutan de sus vacaciones, son las ganas de viajar por la experiencia misma, sin importar el destino.

    "Este síndrome hace referencia a la obsesión por viajar. Pero no se trata de un simple deseo de ir de vacaciones, como todos tenemos, sino que representa una verdadera necesidad por descubrir nuevas culturas y lugares. La característica principal es la presencia de un impulso irresistible por visitar cualquier parte del mundo", explicó la psicóloga española Ana Romero Gómez.

    Estas personas generalmente dedican mucho tiempo a navegar por internet, buscando información sobre nuevos destinos. Incluso experimentan "sensaciones placenteras" leyendo guías de viaje o comprando billetes de avión. Además destinan una importante cantidad de sus ingresos a viajar.

    A pesar de que cualquiera puede tenerlo, este síndrome está más presente en los personas de entre 20 y 40 años, sobre todo en los millennials y centennials. La psicóloga sostiene que esto se debe a un conjunto de factores.

    Turistas hacen fotos en la callle Nikolskaya en Moscú, Rusia (imagen referencial)
    © Sputnik / Valery Melnikov
    Turistas hacen fotos en la callle Nikolskaya en Moscú, Rusia
    "Internet ha hecho que tengamos el mundo entero delante de nuestros ojos con solo un clic. Hay cada vez más conectividad de las líneas aéreas y cambios culturales como el aumento de la esperanza de vida y retrasar la edad para formar una familia", agregó Romero, integrante de la organización Psicólogos Málaga PsicoAbreu.

    Pero otro factor estaría relacionado con la genética. Varios estudios indican que los que padecen el síndrome de wanderlust tienen en su ADN el gen DRD4 7r, conocido como el gen del viaje.

    Este estaría presente en alrededor del 20 % de la población mundial, especialmente en aquellos pueblos que cientos de años atrás emigraron y recorrieron largas distancias.

    Los investigadores sostienen que este gen tiene una menor sensibilidad a la dopamina, por lo que las personas que lo tienen buscarían experiencias que liberen más cantidad de esta hormona. Por ejemplo explorar, tomar riesgos, pero incluso probar nuevas comidas, nuevas relaciones y hasta nuevas aventuras sexuales.

    Etiquetas:
    millennials, turismo, viajero, viajes
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook