En directo

    El tiempo es relativo: por qué pasa más rápido a medida que envejecemos

    Zona Violeta
    URL corto
    0 80
    Síguenos en

    Muchos tenemos la sensación de que a medida que crecemos, cada año es más corto que el anterior. Mientras que cuando somos niños las vacaciones de verano se hacen eternas, en la adultez tres meses pasan volando. Pero ¿a qué se debe? Hay varias teorías que lo explican.

    Todas las hipótesis coinciden en que esto se debe a que el tiempo no es absoluto sino relativo. Nuestra percepción está influenciada por factores como las emociones, las actividades que realizamos y la edad.

    Por ejemplo, si la estamos pasando bien tenemos la sensación de que las horas vuelan, mientras que si estamos haciendo algo que no nos gusta pareciera que los minutos no pasan.

    "Qué es el tiempo es una de las preguntas más difíciles. No sabemos bien qué es pero aprendemos a medirlo y gestionarlo. A medida que crecemos nos hacemos conscientes de que existe y lo usamos para coordinarnos con los demás. Pero los niños no saben esto, viven en un presente que se alarga", dijo el profesor español Francesc Núñez, experto en sociología de las emociones.

    A los más pequeños les cuesta mucho pensar en el futuro y esta puede ser una de las razones que explican por qué para ellos cada año pasa más lento. En cambio los adultos pensamos siempre en el mañana, planificamos nuestra rutina y tenemos más ocupaciones. Todo esto contribuye a acelerar el paso de los años.

    Niños leen libros
    Niños leen libros

    "En la sociedad en la que vivimos nuestras vidas son evanescentes. Estamos implicados en muchas historias, relaciones y trabajos, y eso hace que el presente esté acorralado. Entonces parece que no somos dueños del tiempo, que pasa sin darnos cuenta", añadió Núñez.

    Pero no es la única teoría. La Ley de Weber indica que resulta más difícil hallar diferencias en unidades mayores —de masa, tamaño o de tiempo— que en menores.  Por lo tanto, aunque un año tenga siempre la misma duración, la relación entre lo que dura y lo que llevas vivido es cada vez más pequeña. Así, mientras que para un niño de ocho años un año es la octava parte de su vida para un adulto de 50, es la cincuentava parte.

    Por último, una explicación fisiológica, formulada por un estudio de la Universidad de Duke en EEUU, indica que cuando somos jóvenes nuestro cerebro procesa más información más rápido y esto da la sensación de que los días pasan más lentos.

    "No es lo mismo un cerebro que se está desarrollando, como el de un niño, que uno que lleva 50 o 60 años en el mundo. El tiempo vida no es el del reloj, es diferente. Este no puede ser medido en minutos o en días", concluyó el experto.

    Etiquetas:
    explicaciones, tiempo, cerebro
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook