20:22 GMT +311 Diciembre 2019
En directo
    Zona Violeta

    ¿Por qué las abejas pudieron sobrevivir al incendio de Notre Dame?

    Zona Violeta
    URL corto
    0 30
    Síguenos en

    "Las abejas están vivas", dijo emocionado el apicultor francés Nicolás Géant, quien se ocupa de las tres colmenas ubicadas en el techo del templo. El fuego no alcanzó a estos insectos y, al no tener pulmones, el humo no les afectó. De hecho, los apicultores utilizan ahumadores como instrumento de trabajo.

    En paralelo a la noticia de la catástrofe de Notre Dame, circuló otra más positiva, relacionada a las 200.000 abejas que sobrevivieron al incendio. Esta causó gran alegría entre los parisinos, en medio del dolor.

    El fuego no alcanzó a las colmenas, que al ser de madera se hubieran quemado y el final no hubiese sido tan feliz. Sin embargo, el humo sí ingresó en el hogar de estos insectos que tienen una particular manera de defenderse. Comienzan a ingerir miel, por si deben abandonar de emergencia su colmena, lo que los deja 'atontados'.

    "El humo es el medio que utilizamos los apicultores para poder dominar y trabajar una colmena. Nuestra principal arma es el ahumador", explicó el apicultor uruguayo Eduardo Somma.

    Las colmenas en Notre Dame fueron instaladas por el apicultor francés Nicolas Geant en 2013. Cada una de ellas produce un promedio de 25 kilos de miel por año que luego son vendidos al personal de la catedral.

    En Europa, desde hace muchos años, se estila tener abejas en importantes edificios y parques de las ciudades, debido a su rol fundamental en el ecosistema. El apicultor uruguayo resaltó la importancia de estos insectos, en cuanto a su función polinizadora y de medición de la contaminación del ambiente.

    "Las abejas son los mejores testigos de la polución en una ciudad. Al posarse en el césped, las flores y los árboles rescatan, en el polen y en la miel, toda la contaminación del aire y del agua que cae sobre las plantas", agregó Somma.

    Etiquetas:
    abejas, incendio, Francia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik