Widgets Magazine
En directo
    Zona Violeta

    Conoce por qué los alimentos ultraprocesados nos enferman

    Zona Violeta
    URL corto
    0 30

    ¿Desde cuándo el sabor a frutilla se hace sin frutilla, el chocolate no tiene cacao y los cereales del desayuno tienen de todo menos cereal? Así comienza la contratapa de 'Mala Leche', de la periodista argentina Soledad Barruti. Un libro cuyo objetivo es generar conciencia acerca del daño producido por los alimentos ultraprocesados.

    El libro se publicó a fines del año pasado, luego de cinco años de investigación y varios viajes por Latinoamérica, en los que pudo conocer de cerca a la industria alimentaria. La motivación para escribirlo fue su propia experiencia durante la maternidad en la que se dio cuenta, por ejemplo, de que el jugo de manzana que le daba a su hijo en verdad no tenía manzana ni era un jugo.

    No hay que dejarse llevar por las apariencias, según el dicho popular, y nada más cierto al hablar de alimentos, advierte Barruti, que denuncia a las grandes marcas por utilizar colorantes, saborizantes y texturizantes para simular variedad cuando en realidad utilizan siempre los mismos y dañinos ingredientes: harina, azúcar y aceite.

    El título Mala Leche hace alusión a esta mala intención por parte de la industria y a la vez es una crítica directa a la leche, un producto que ella considera innecesario y que es presentado como esencial.

    "La leche termina convertida casi en un producto farmacéutico. Las personas la consumen obligadamente por guías nutricionales —que se hacen en acuerdo con las empresas- para obtener calcio, un nutriente que en realidad está presente en muchos otros alimentos", explicó la escritora.

    Te puede interesar: Esta enfermedad cuesta más a México que el robo de combustible

    En el libro se menciona como positiva la iniciativa de países que han incorporado etiquetas a los productos con elevado contenido de azúcares, grasas saturadas o sodio. Sin embargo, Barruti afirma que no alcanza con esta medida y que los gobiernos deben garantizar el acceso a la comida de verdad y establecer planes alimentarios.

    "Tenemos que decirle a las personas que no compren productos con etiquetas sino que compren directamente los ingredientes porque si no la industria es muy astuta y rápidamente mueve dos o tres elementos para ajustarse a la nueva normativa y, en realidad, sigue vendiendo chatarra". 

    Etiquetas:
    etiquetado, alimentación, leche, Argentina
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik