En directo
    Zona Violeta

    Abuso de psicofármacos: mentes en alerta

    Zona Violeta
    URL corto
    0 0 0

    Cada vez más personas recurren a fármacos como ansiolíticos o hipnóticos para controlar problemas como falta de sueño o episodios de ansiedad. Un consumo abusivo de estas sustancias las lleva a experimentar trastornos de salud.

    El abuso en el consumo de psicofármacos afecta más a mujeres que a hombres, porque son las que más los consumen, aunque es una tendencia que se está nivelando.

    Estos psicoactivos son prescritos en el caso de enfermedades mentales o trastornos que involucran episodios de angustia, ansiedad, depresión, entre otros.

    Según la Organización Mundial de la Salud, en el mundo más de 450 millones de personas sufren estos desórdenes, que se caracterizan por una combinación de alteraciones del pensamiento, la percepción, las emociones, la conducta y las relaciones con los demás.

    Cada uno de estas manifestaciones presenta diferentes niveles. Algunos episodios son temporales y otros implican una persistencia crónica con medicación de por vida. El problema es que en muchos casos este tipo de fármacos se consumen más del tiempo necesario.

    Para el doctor Carlos Damin, jefe de Toxicología del Hospital Fernández, y docente en la Universidad de Buenos Aires, existen distintas variables que actúan en este crecimiento del consumo de psicofármacos y que son difíciles de controlar, uno de ellas es el aumento de la prescripción por parte del médico.

    "Los médicos estamos prescribiendo una gran cantidad de psicofármacos. Y se debe a distintas presiones, una de ellas es la de la industria farmacéutica, que presiona al médico para prescribir fármacos que van saliendo nuevos", explicó a Sputnik. 

    Cada vez más el sistema de salud atiende a personas que llegan con problemas derivados del abuso de los psicofármacos. Tomar estas drogas en forma sostenida puede provocar alucinaciones, manías, delirios y agresividad.

    Te puede interesar: Hallan una sustancia mágica que ayuda a descartar los pensamientos obsesivos

    Para Damin es importante que la población sea responsable con el consumo de estos medicamentos, no solo a nivel personal, sino también a nivel social.

    "Fíjese que los argentinos pedimos y convidamos medicamentos por fuera de la medicina. La gente pregunta colectivamente a sus compañeros de trabajo si tienen algo para el dolor de cabeza, para las náuseas; y la gente convida. Y es algo que tenemos que erradicar, tenemos que recuperar el respeto por los medicamentos, y esto se hace con educación y difusión", reflexionó Damin. 

    Además:

    Depresión postparto: la cara desconocida de la maternidad
    OMS: entorno laboral negativo puede causar problemas psíquicos
    Etiquetas:
    ansiedad, fármaco, trastornos, depresión, medicamentos
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik