19:18 GMT +313 Diciembre 2019
En directo
    Zona Violeta

    Procrastinar, el arte de dejar todo a último momento

    Zona Violeta
    URL corto
    0 30
    Síguenos en

    En el último tiempo se ha puesto de moda el término ‘procrastinar’. La palabra proviene del verbo latino ‘procrastinare’ y significa ‘dejar algo para el día siguiente’. Es la costumbre que tenemos de aplazar tareas y obligaciones, y sustituirlas por otras más irrelevantes o agradables.

    La procrastinación es una tendencia bastante habitual, que afecta principalmente a los más jóvenes. Es el hábito de demorar tareas importantes, suplantándolas por otras más placenteras pero menos necesarias. Es una dilación que tiene efectos negativos, y en su mayoría va acompañada de un estado de ansiedad.

    La persona se siente mal porque no está haciendo aquello que debería. Este comportamiento es muy prevalente en la población estudiantil, sobre todo en los adolescentes. Entre un 80 y un 90% de los jóvenes procrastina en algún momento, y esto tiene un efecto adverso en el rendimiento académico.

    Anna Rodríguez es coautora de la investigación "Procrastinación en estudiantes universitarios: su relación con la edad y el curso académico", un estudio realizado por el Departamento de Psicología Básica, Evolutiva y de la Educación de la Universidad  Autónoma de Barcelona. La  hipótesis que pudieron  comprobar con la investigación es que la acción de procrastinar está vinculada con la edad.

    "Los más jóvenes prefieren las gratificaciones inmediatas. Es decir, pueden tener una gratificación a largo plazo mucho mayor, y sin embargo prefieren una gratificación inmediata más pequeña", señaló a Zona Violeta Anna Rodríguez.

    Otra variable que influiría es que a partir de la adolescencia los lóbulos frontales cerebrales inician un proceso de desarrollo que culmina al final de la juventud.

    Según explicó Rodríguez, este desarrollo cerebral permitiría entender por qué cuando la persona se convierte en adulto deja de procrastinar. Además de los efectos negativos en cuanto a la no culminación de una tarea, la procrastinación también tiene efectos en la salud. Incluso puede llevar a cuadros de depresión y ansiedad. 

    "Tendemos a postergar tareas o actividades que nos suponen una dificultad. Pero también mucha gente tiende a retrasar ir al dentista, al médico, o empezar a hacer ejercicio. Y todo esto a la larga tiene sus consecuencias. El problema es que en este tipo de cosas, a diferencia de la procrastinación académica, no hay fecha límite. Tú te puedes pasar años y años postergando estos temas", explicó Rodríguez.

    Además:

    Seis técnicas de respiración para dormir mejor, combatir el estrés y mejorar el sexo
    Ojo: dormir menos de 7 horas aumenta el riesgo de padecer esta enfermedad mortal
    Etiquetas:
    ansiedad, desarrollo humano, salud mental, Europa, América Latina, España
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik