En directo

    La nueva jefa del FMI es una "fanática" que abomina al Estado en la economía

    Voces del Mundo
    URL corto
    Por
    160
    Síguenos en

    La búlgara Kristalina Georgieva asumió como directora del FMI. ¿Significará un cambio en ese organismo? El economista Óscar Ugarteche subrayó que por haber crecido en un país comunista, el pensamiento de Georgieva es "más radicalmente antiestatal que el de una persona de Occidente". Analizó además la guerra comercial desatada por Donald Trump.

    La búlgara Kristalina Georgieva debutó esta semana como directora del Fondo Monetario Internacional (FMI) con un discurso sombrío sobre las perspectivas de crecimiento económico en el 90 por ciento de los países. "La nueva directora es una fanática del pensamiento austríaco económico que desconoce el papel del Estado en el desarrollo y que confunde Estado con autoritarismo. Es mucho más radical en términos de doctrina política que una persona que viene de Occidente", aseguró el economista Óscar Ugarteche sobre Georgieva, nacida y criada en la Bulgaria comunista.

    Ugarteche, experto en el FMI, consideró que el organismo multilateral está perdiendo influencia debido a su dogmatismo.

    "Las políticas del Fondo concentran el ingreso y trasnacionalizan la propiedad, para luego decir que hay que redistribuir el ingreso. Hay una permanente contradicción", aseguró el experto.

    "Los asiáticos, por ejemplo, han evitado ir al Fondo y sus países crecen", agregó. Ugarteche, aludiendo a Ecuador y Argentina, señaló que América Latina, por el contrario, repite constantemente los mismos errores. "¿De quién es la culpa? De las élites latinoamericanas que insisten en que el libre cambio va a funcionar maravillosamente y luego es un desastre. Necesitamos un organismo regional de estabilización financiera sin la intervención del Congreso ni el Tesoro norteamericano, que no tienen nada que ver con el problema", señaló el catedrático del Instituto de Investigación de la Universidad Nacional Autónoma de México.

    Por otra parte, se refirió a la guerra comercial desatada por el presidente estadounidense Donald Trump y lo vinculó con la pérdida de liderazgo de EEUU. "Por eso está atentando contra el multilateralismo. La guerra comenzó con México, su socio comercial más importante. Lo que está haciendo hoy EEUU es industrialización por sustitución de importaciones, pero en industrias declinantes como el acero, automotrices, telefonía y computación. China y Europa están cambiando la matriz energética y tienen grandes proyectos de producción de autos eléctricos. EEUU tiene un problema de falta de competencia. En EEUU, la generación de energía solar, eólica y de otras fuentes renovables es relativamente baja en comparación con China. En los próximos cinco años dos tercios de la energía en China saldrá de matrices renovables. Ya hay en marcha más cambio. En todo caso, China está tras eso, mientras EEUU insiste en carbón y petróleo. El presidente Trump no cree en el cambio climático", apuntó Ugarteche.

    A qué apuntan las polémicas declaraciones del presidente turco Erdogan

    El presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, amenazó con enviar a los más de tres millones de refugiados sirios que están en su país hacia sus vecinos de la Unión Europea. La reacción se debe a las críticas que recibió por la operación militar encabezada por Ankara en el norte de Siria contra las milicias kurdas.

    "Todos los partidos nacionalistas, no solo el de Erdogan, buscan impedir un gobierno kurdo en la zona. Pero además el presidente estuvo sufriendo una serie de derrotas políticas relevantes", consideró Martín Schapiro, analista internacional y editor de la sección "Mundo" del portal informativo Cenital.com.

    Erdogan calificó a la UE y los países que critican la intervención militar de "deshonestos". "Turquía tenía una política de abrir sus puertas en el marco de un proyecto de derrotar a Al Assad y poner un gobierno islamista moderado afín a Turquía. Lo cierto es que ese país recibió a muchísimos refugiados y firmó un acuerdo con la UE para mantener a raya el flujo de migrantes hacia Grecia. Recibía 6 mil millones de euros para sostener este acuerdo migratorio. La política interna de los europeos los hace bastante vulnerables a esta amenaza porque, salvo algunos pocos gobiernos, como el Syriza en su momento, en una situación de muchos problemas financieros, la UE no fue muy generosa. Turquía aceptó más de tres millones. Hoy se usan como prenda de negociación", recalcó el experto.

    Por último, aseguró que la operación contra los kurdosirios podría extenderse en el tiempo. "En el mediano plazo, una vez que se haya terminado la presencia norteamericana en Siria, otros actores como Rusia e Irán intentarán apoyar al gobierno de Al Assad para recuperar su integridad territorial. Las fuerzas kurdas no tienen capacidad para sostenerlo. Turquía, cada vez que entra a un territorio, nunca lo abandonó: Irak, Chipre, y veremos si entra con sus tropas o con el Ejército Libre Sirio. Veo difícil que abandone el territorio a corto plazo", dijo Schapiro.

    En el programa se informó a su vez acerca del secuestro de ocho periodistas en Quito, Ecuador, por parte de grupos indígenas que se oponen a las medidas económicas implementadas por el gobierno de Lenín Moreno; y el asesinato de Marcos Tulio Cruz Cruz, campesino hondureño vinculado con la recuperación de tierras.

    El equipo de 'Voces del Mundo' está integrado por Telma Luzzani, Néstor Restivo, Mercedes López San Miguel, Franco Luzzani y Patricio Porta.

    Etiquetas:
    refugiados, Recep Tayyip Erdogan, Turquía, economía, EEUU, Kristalina Georgieva, Fondo Monetario Internacional (FMI)
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik