En directo

    Una peruana sobre Rusia: "Me enseñó a ser más fuerte y apreciar las oportunidades de la vida"

    Vivir en Rusia
    URL corto
    Por
    0 300
    Síguenos en

    "Más fuerte, más optimista y más alegre". Es como afirma sentirse la peruana Edith Ciprian Noa, quien lleva viviendo más de tres años en Rusia donde se está doctorando en Derecho Internacional y Política Mundial en la ciudad de Nizhni Nóvgorod, a unos 400 kilómetros al este de Moscú.

    "Siempre tenía la inquietud de conocer otros suelos, como solemos decir, y gracias a las oportunidades que nos brinda el Estado peruano me di cuenta que yo podía llegar a Rusia de una forma muy fácil, no requería muchos documentos, y las universidades rusas me respondieron más rápido que las de otros países. Así que llegué en el año 2016", contó a Radio Sputnik.

    Y nunca se arrepintió de haber tomado esta decisión. Señaló, en este contexto, que "la educación es buena" y "no es muy costosa".

    "Para mi economía es fácil poder estudiar aquí, poder vivir tranquila y desarrollarme como estudiante y como profesional, ya que soy abogada de profesión. Estudio en una muy buena universidad, tengo muy buenos profesores, y por eso sigo aquí", apuntó.

    También le encanta Nizhni Nóvgorod, una ciudad "muy linda" y que recibe cada vez a más estudiantes latinoamericanos.

    "Hay muchos latinos por aquí, yo diría que como casi 100 personas entre colombianos, peruanos, ecuatorianos y así", indicó, al agregar, sonriendo, que su presencia sí destaca en el paisaje local.

    "Nizhni Nóvgorod es una ciudad muy tranquila, y nosotros solemos hablar fuerte, solemos hacer fiesta. Y en cualquier restaurante, cualquier comedor, cualquier lugar, empezamos a hablar y siempre se voltean a ver 'quiénes son ellos'", manifestó.

    Subrayó, al mismo tiempo, que los latinoamericanos son "queridos" en Rusia, donde hay una gran curiosidad y afecto por ellos.

    "Me encontré con muchas personas rusas que quieren aprender nuestro idioma, el idioma español, o nuestra cultura, entre otros aspectos. Y no solo son estudiantes, también son personas muy adultas. En general, les encanta nuestro ambiente, nuestra atmósfera, pero también saben que en América Latina tenemos muchas deficiencias y están enterados de los problemas que tenemos. Yo diría que ellos están incluso más informados que yo en muchas cosas. Cualquier situación que ocurra en Perú, mis amigos siempre me envían el link de la noticia, preguntando: '¿Es cierto que esto ocurrió en Perú?'. Y ello me sorprende, porque ellos se enteran mucho más antes que yo", aseveró.

    Mencionó entre los descubrimientos hechos en Rusia, que no siempre está cubierta de nieve como afirman algunos, sino que tiene "todos los climas". Destacó asimismo que la gente rusa, de cuya seriedad se habla tanto, sí se ríe y mucho.

    "Yo que ya vivo aquí [por] más de tres años tengo muchísimos amigos y amigas rusas. Nunca he tenido un inconveniente o algún problema", enfatizó.

    En estos años se adentró tanto en la cultura rusa que hasta llegó a bañarse en agua helada en la fiesta de la Epifanía ortodoxa.

    "Yo decidí hacerlo porque quería saber cómo se sentía esa costumbre. Felizmente, no me enfermé, no me dio una pulmonía el día siguiente, pero lo logré, pude entrar, pude sumergirme tres veces y pude salir con vida, gracias a Dios. Yo recuerdo que era como si hubiese estado dormida todo este tiempo antes de entrar, y cuando salí era como si hubiera despertado de un entero sueño. Nunca voy a olvidar esa experiencia", relató.

    Con todo eso, confesó que vivir en un país tan lejano y tan distinto sí requiere de mucho esfuerzo personal.

    "Para mí fue bastante duro, yo lloré algunas veces al inicio. Estamos lejos de casa, lejos de los padres, con una cultura y una atmósfera completamente diferentes, con un clima diferente y sobre todo con un idioma que es muy complicado. Sin embargo, eso nos enseña a ser más fuertes y a apreciar las oportunidades que la vida nos puede brindar", recalcó.

    "Estudiar Relaciones Internacionales ha sido para mí una decisión bastante importante en el desarrollo de mi carrera. Yo quiero lo mejor para mi país, y adquirir experiencias de otros lugares es importante. Entonces, con todo lo que estoy aprendiendo, con todo lo que estoy escuchando y con todo lo que estoy viviendo, toda esa carga, todo ese conocimiento tiene que ir directamente a mi país para poder aportar un granito de arena a su desarrollo. Quiero dedicarme a la política para poder aportar con mis conocimientos, poder ver y extraer todo lo bueno que me puede brindar Rusia para aplicarlo en mi país", concluyó Edith Ciprian Noa.

    • Esquiando en Nizhny Nóvgorod
      Esquiando en Nizhny Nóvgorod
      © Sputnik / Edith Ciprian Noa
    • Club de español en Moscú Rusoñol en la Biblioteca de Literatura Extranjera
      Club de español en Moscú "Rusoñol" en la Biblioteca de Literatura Extranjera
      © Sputnik / Edith Ciprian Noa
    • Club de español en Nizhny Nóvgorod
      Club de español en Nizhny Nóvgorod
      © Sputnik / Edith Ciprian Noa
    1 / 3
    © Sputnik / Edith Ciprian Noa
    Esquiando en Nizhny Nóvgorod
    Etiquetas:
    Nizhni Nóvgorod, universidad, intercambio cultural, extranjeros, viajes, Perú, Rusia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook