En directo

    Analista argentino: "Hay muchas cosas que tienen los rusos que en Argentina están también"

    Vivir en Rusia
    URL corto
    Por
    0 80
    Síguenos en

    Tomás Muñoz, analista internacional argentino, actualmente reside en Ekaterimburgo haciendo carrera de máster en la Universidad Técnica local. En entrevista con Radio Sputnik comparte sus primeras impresiones de Rusia que obtuvo en los Urales, habla de la gente de esa ciudad y también da algunos consejos a los que quieren descubrir Rusia.

    El protagonista confiesa que eligió Ekaterimburgo, la capital de los Urales, como primera cuidad para conocer Rusia, porque no le gustan urbes demasiado grandes, las metrópolis.

    Tomás sostiene que "la visión desde los Urales es distinta a la de Moscú y a la de San Petersburgo", pero le agrada bastante la cuidad, donde "hay muchas cosas para ver y mucha gente por conocer" y no le importa el frío que hace en la región.

    Multiculturalidad que manifiesta en la cuidad también llamó la atención del argentino, admitió que hay bastantes extranjeros. Aunque convive en la residencia de estudiantes con otros latinoamericanos, tiene suficiente nivel del idioma para hablar todo el tiempo en ruso fuera del albergue, que es muy útil ya que habitantes de la cuidad no le parecieron políglotas:

    "La dominacion de lenguas extranjeras de los rusos no es alta: la inmensa mayoría (por lo menos en Ekaterimburgo) no habla inglés y ninguna otra lengua tampoco", explicó Tomás.

    Pero totalmente rompió el estereotipo que los rusos son parcos.

    "Eso no es cierto. En la calle con desconocidos son difíciles —eso es innegable— pero cuando uno se muestra auténtico e intenta relacionarse, intenta ser amigo, los rusos se abren. Y los rusos son muy expresivos, muy sentimentales y muy profundos! Por eso dentro de todo no me sentí muy solo en Rusia, porque como argentino yo también soy expresivo, también soy sentimental, también soy profundo... me siento como en casa", confesó al comparar las dos naciones.

    "Los rusos son amigables. No son simpáticos en la calle, pero son amigables. Cuando hacen amigos son muy serviciales, no lo sabía. Valoran mucho la amistad", añadió.

    Entre otras cosas, Tomás admitió que sus costumbres tanto de comportamiento como alimentarias han cambiado en esos dos meses pasados en Rusia. Ahora es más independiente de las personas y está acostumbrado a la comida rusa que considera muy rica, aunque no dispone de tanta variedad de productos como la de su país natal.

    En cuanto a la seguridad, Tomás opina que en Rusia las leyes se cumplen más que en Argentina.

    "Camino por la cuidad de Ekaterimburgo y me siento seguro. Veo a las chicas que caminan a las 3 de la mañana con el celular en la mano escuchando música y sin temor, en Argentina eso es imposible", afirmó.

     Y por último, Tomás Muñoz ha compartido algunos consejos para quienes vendrán a Rusia por primera vez:

    • Siempre ser amable con la gente.
    • Ser abierto de mente. No relacionarse con los nacionales de su país, relacionarse con los rusos.
    • Hacer amigos rusos. Para eso demostrar que quiere aprender el idioma, eso siempre les gusta a los nativos.
    • La ropa adecuada para el clima: mejor comprarla acá.
      • Tomás Muñoz en el Сentro Yeltsin, Ekaterimburgo
        Tomás Muñoz en el Сentro Yeltsin, Ekaterimburgo
        © Sputnik / Tomás Muñoz
      • Tomás Muñoz frente a la iglesia del Gran Crisóstomo, Ekaterimburgo
        Tomás Muñoz frente a la iglesia del Gran Crisóstomo, Ekaterimburgo
        © Sputnik / Tomás Muñoz
      • Celebrando el Año nuevo con unos amigos en la cuidad de Chaikovski (región de Perm)
        Celebrando el Año nuevo con unos amigos en la cuidad de Chaikovski (región de Perm)
        © Sputnik / Tomás Muñoz
      1 / 3
      © Sputnik / Tomás Muñoz
      Tomás Muñoz en el Сentro Yeltsin, Ekaterimburgo
    Etiquetas:
    Urales, Ekaterimburgo, viajes, becas, educación, estudiantes, Rusia, argentino
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook