En directo

    Profesora gaditana: "España tiene muchísimo que envidiar de Rusia"

    Vivir en Rusia
    URL corto
    Por
    1112
    Síguenos en

    La española Virginia Navas Alcedo, profesora de lenguas extranjeras procedente de Cádiz, comparte sus primeros recuerdos de Rusia del inicio del siglo XXI y destaca los cambios que vivió el país a finales de la segunda década a los que fue testigo.

    "A mí, siempre me han gustado los chicos rubios, los chicos del norte, con ojos azules", confesó Virginia. Y eso fue una de las razones para estudiar idiomas. Decidió practicar inglés, pero con gente de Rusia. Con uno de los chicos la amistad derivó en enamoramiento.

    Como que su novio era de Yoshkar-Olá (capital de la república rusa de Mari-El, ubicada a unos 900 kilómetros al este de Moscú), fue en aquella cuidad dónde obtuvo sus primeros conocimientos de Rusia y las impresiones más palpables.

    Sin embargo, el primer chock de Rusia la gaditana experimentó en el aeropuerto de Moscú a su llegada, cuando los agentes de la aduana no le dejaban cruzar la frontera ya que no se le ocurrió llenar la tarjeta de inmigración.

    "Tras aquella experiencia lo único que se te ocurría decir que los rusos son unos salvajes, unos locos, unos inhumanos, que no son capaces de empatizar o de ayudar a una persona que tiene un problema", relató Virginia, acordándose de aquel incidente inolvidable.

    A pesar de todo, se había enamorado de Rusia, de sus paisajes y su cultura, por eso había guardado buenos recuerdos del país y decidió volver, cuando surgió la oportunidad de hacer intercambio lingüístico.

    Durante aquel período ya vivía en la capital, Moscú. Entre cosas que le sorprendieron destaca las normas de conducta en las residencias de estudiantes, abundancia de los espejos en los pasillos y existencia del guardarropa en las universidades.

    Cuando volvió a su casa, no cesó en mejorar el dominio del idioma ruso. Además de seguir en contacto con sus amigos ya existentes, buscaba por internet a los rusos residentes en España. Así fue como conoció a su actual marido, Andréi.

    En sus últimas visitas a Rusia, que se han producido al cabo de más de diez años después de su primer viaje, Virginia ha notado un tremendo cambio que vivió el país:

    "España ahora mismo tiene muchísimo que envidiar de Rusia, ya que este país ha dado un gran salto hacia modernidad", concluyó.
    • Virginia Navas Alcedo
      Virginia Navas Alcedo
      © Sputnik / Anna Averyánova
    1 / 1
    © Sputnik / Anna Averyánova
    Virginia Navas Alcedo
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik