21:37 GMT +310 Diciembre 2018
En directo
    Vivir en Rusia

    Profesor español Roger Vila: "Rusia prácticamente no tiene límites"

    Vivir en Rusia
    URL corto
    Marina Kétlerova
    0 110

    Era profesor en el Instituto Cervantes de Belgrado cuando su jefa le propuso ir a trabajar en la sede de dicha entidad en Moscú. Aceptó la oferta sin imaginar que aquí, en la capital de Rusia, un país nuevo y desconocido para él, logrará realizar sus sueños, encontrar hogar y amor.

    "Hace 10 años trabajaba en el instituto en Belgrado, vino mi jefa y me dijo que en Moscú necesitan profesores porque hace poco han abierto el instituto y no encuentran suficientes profesores preparados", se acuerda Roger Vila de las circunstancias previas a su llegada a Moscú.

    No dudó en momento de tomar la decisión: "Acepté, me gustó, y, bueno, de dos meses hemos pasado ya a diez años", dice sonriendo.

    Así, Roger empezó a enseñar castellano en el Instituto Cervantes de Moscú, y más tarde se encargó también del catalán. 

    Al llegar no dominaba nada el idioma, no sabía ni siquiera "cómo se dice en ruso 'hola', 'adiós', 'nada'". Después de diez años en Moscú aprendió el ruso y se convirtió en "un moscovita más".

    Sabe disfrutar lo mejor de Moscú y le gusta "dejarse perder por la ciudad".  Según el joven profesor, "puedes descubrir cada día cosas diferentes de Moscú. Cada día, si cambias un poco tu ruta habitual".

    Además: Dawits Buitrago: "Lo que hemos encontrado en Rusia es una maravilla"

    Confiesa que lo que más le gusta de la vida en esta ciudad es la "posibilidad de en cualquier momento hacer lo que uno quiera o de encontrar esa posibilidad. ¿Quiero estudiar un idioma?  Lo puedo hacer, cualquiera, seguro que hay profesores. ¿Bares? Los que quieras, ¿Posibilidad de conciertos? Muchísimos. Y también la posibilidad de trabajo porque seguramente en Cataluña no podría tener esa posibilidad de ser profesor", asegura Roger.

    Ahora vive de clases particulares, viaja por todo el país con su mujer rusa que conoció en Moscú, y se preocupa por la situación ecológica en la ciudad que, según él, es, quizás, uno de pocos ámbitos donde "Moscú podría fallar".

    Se lamenta de que todavía casi no haya contenedores pero admite que "en general en toda Rusia hay una conciencia mayor que antes" y los rusos quieren cambios.

    Te puede interesar: Anastasia Polósina, una bloguera que "descubre" Chile para los rusos

    En Rusia Roger no solo enseña sino también aprende. Manifiesta que aquí "me he vuelto sin quererlo, sin darme cuenta, cosmopolita"  y una persona "más abierto a cambios".

    Concluye que su vida en Moscú es "muy, muy interesante. Rusia prácticamente no tiene límites porque es tan enorme que para verlo todo se necesita unas cuantas vidas".

    © Sputnik . Marina Kétlerova
    Roger Vila en los estudios de Radio Sputnik

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik

    Además:

    Rusia y España aumentan su comercio bilateral casi 16% en primeros nueve meses de 2018
    Lavrov: Moscú espera crecimiento de comercio entre Rusia y España
    España y Rusia acuerdan crear un grupo de ciberseguridad sobre noticias falsas
    Vicecanciller ruso recibe al nuevo embajador de España en Rusia
    Un nuevo embajador español en Rusia para la Fiesta Nacional de España (fotos, vídeo)
    Etiquetas:
    lenguas, profesores, inmigración, Instituto Cervantes de Moscú, Cataluña, España, Rusia