En directo

    Asalto al Capitolio: "Toda violencia que no se exporta se consume en el mercado interno"

    Telescopio
    URL corto
    El asalto al Capitolio de EEUU (113)
    0 120
    Síguenos en

    El presidente de EEUU, Donald Trump, declaró el estado de emergencia hasta el 24 de enero en Washington para evitar disturbios como los de hace una semana en el Capitolio, de cara a la asunción de Joe Biden. Con esta señal busca revertir su imagen como instigador de un escándalo que incluso puede terminar con su destitución.

    A falta de poco más de una semana para culminar sus cuatro años de mandato, Trump no sabe a ciencia cierta si podrá completar el ciclo. Si bien se especula que todas las acciones en marcha no evitarán que lo logre, lo cierto es que en la Cámara de Representantes ya se está jugando su suerte.

    Este 13 de enero vence el plazo de 24 horas que la presidenta de ese cuerpo, la demócrata Nancy Pelosi, le impuso al vicepresidente, Mike Pence. La oposición, que controla esa cámara, le pidió que invocara la enmienda 25 de la Constitución para destituir de manera directa a Trump bajo el argumento de incapacidad para ejercer el cargo.

    Si esto no sucede, se activaría la segunda opción: un nuevo juicio político. En este caso los tiempos que demandan poner en marcha la herramienta harían que Trump efectivamente acabe su período de Gobierno, entre otras cosas porque los republicanos mantendrán la mayoría en el Senado hasta el cambio de mando.

    Pero no son las únicas dos opciones de eventuales castigos para el mandatario saliente. La tercera surgió del propio Partido Republicano, en el cual varios legisladores buscan promover una moción de censura en su contra, al tiempo de iniciar una investigación de los hechos para, llegado el caso, iniciar acciones penales.

    Cuando el miércoles 6 de enero cientos de personas irrumpieron en el Capitolio, los congresistas estaban cerrando el proceso de proclamación de Biden. Fueron alentados desde Twitter por Trump para evitar —según su versión— que se consumara el fraude electoral del 3 de noviembre.

    De las tres R, la peor

    "Son reacciones de la vieja derecha sectaria, reacciones de fe. Podemos verlo en las tres clásicas R: revuelta, rebelión y revolución. Esto no es ni revolución ni siquiera una rebelión, sino una revuelta, lo más bajo del espectro de las R", dijo a Sputnik el escritor y académico uruguayo radicado en EEUU Jorge Majfud, profesor en la Universidad de Jacksonville.

    Desde su óptica, los distintos grupos que participaron del asalto al Capitolio como QAnon o los Proud Boys, incluso aquellos que no se identificaban con ninguno en particular, "están fuertemente ligados a la extrema derecha. Están conectados y actúan de la misma o peores formas que la tradición del Ku Klux Klan del siglo XIX al XX".

    La referencia era al grupo supremacista blanco que sembró el terror entre los afroestadounidenses e inmigrantes, antecedente de las organizaciones "caza inmigrantes" de finales de los años 1980 y de la década siguiente. Majfud advirtió que si bien los hechos del Capitolio tuvieron mayor impacto, estos grupos han marcado y aumentado su presencia desde que Trump llegó en 2017 a la Casa Blanca.

    Durante este tiempo protagonizaron varios episodios de violencia. El último de ellos incluso después de la invasión del Parlamento. "Hace cuatro días asaltaron un shopping para protestar contra el uso de las máscaras. Cuando una periodista les preguntó cuál era la razón, respondieron que los que usan máscaras son satánicos", apuntó el entrevistado.

    "Se ve claramente el fanatismo religioso que siempre estuvo en la política, pero llevando radicalmente el pensamiento en contra de creer en cualquier evidencia", dijo el analista al consignar que Trump, al igual que sus seguidores, niegan tanto el cambio climático como el resultado de una elección.

    Made in USA

    Tras el asalto al Capitolio pasaron varias horas antes que el mandatario condenara la violencia y prometiera castigo para los culpables. Pero antes, durante y después de los hechos dijo que los entendía porque "la elección ha sido robada".

    "Toda violencia que no se exporta se consume en el mercado interno. Eso es lo que ha pasado en los últimos años", apuntó Majfud al señalar que la política exterior de Trump no promovió nuevos conflictos armados fuera de fronteras e incluso retiró tropas de varios países, casos de Irak y Afganistán.

    "No hay grandes guerras para provocar o levantar aún más el sentimiento patriota. Toda esa energía negativa se vuelca internamente y los enemigos no son otros países, sino aquellos que piensan diferente", describió.

    Para el profesor en la Universidad de Jacksonville, esto fractura gravemente la sociedad porque "los que piensan diferente son antipatriotas, anticristianos, inmorales y pedófilos, que es el centro del pensamiento de QAnon".

    "Trump es ese brujo que han encontrado estos grupos fanáticos y aunque se muera, va a seguir como ese brujo. Trump explotó esa sección, que sigue siendo importante electoralmente", destacó.

    Tema:
    El asalto al Capitolio de EEUU (113)
    Etiquetas:
    destitución, impeachment, juicio político, Capitolio de los Estados Unidos, Donald Trump, EEUU
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook