En directo

    "Un gobierno de Biden será difícil para él, los suyos y para todo el mundo"

    Telescopio
    URL corto
    Resultados de las elecciones presidenciales en EEUU (131)
    0 70
    Síguenos en

    Washington se convirtió este fin de semana en una síntesis de las tensiones políticas y sociales que vive EEUU por la incertidumbre sobre quién será su presidente entre 2021 y 2025. Partidarios de Donald Trump tomaron las calles denunciando el fraude electoral: hubo enfrentamientos y detenidos.

    Trump por su parte reconoció por primera vez el triunfo de su rival demócrata, Joe Biden, en los comicios del 3 de noviembre, aunque dijo que lo hizo gracias al fraude electoral. Sin embargo, aclaró que "no concedo nada" y reiteró que demostrará ante la Justicia que hubo irregularidades.

    Sin embargo, la Agencia de Ciberseguridad y Seguridad de Infraestructura —responsable de las tareas federales de protección electoral— se pronunció al respecto mediante un comunicado público.

    "Aunque sabemos que existen muchas acusaciones infundadas y oportunidades para la desinformación sobre el proceso de nuestras elecciones, podemos garantizarles que tenemos suma confianza en la seguridad y la integridad de estas. Y ustedes también deberían", señaló la Agencia.

    Más allá del impacto que puede tener para los estadounidenses un nuevo Gobierno de Trump o uno del demócrata Joe Biden, las expectativas son grandes en todo el planeta por los cambios que pueda o no haber en materia de política exterior.

    Puertas adentro

    Para el licenciado en Relaciones Internacionales Martín Rodriguez Osses, "el 20 de enero va a asumir Joe Biden". La gran incógnita será el rol que termine por ocupar Trump en la política estadounidense, "porque la cuota de poder que conserva aún lo hace naturalmente el líder de la futura oposición. Tendríamos que ver qué papel decide tomar el Partido Republicano detrás de él".

    Si Trump asume como líder republicano, "puede generar un impacto grande dentro del partido y correrlo hacia el centro y quizá poder llegar a pensar en el nacimiento de un tercer partido en el futuro", señaló.

    Un partido no necesariamente liderado por Trump, pero sí por su legado que es el resultado de "muchos años de políticas públicas fallidas y no la causa. El 'trumpismo' es un movimiento que excede a la figura de Trump", agregó.

    Puertas afuera

    Sobre un eventual Gobierno de Biden, el experto de la Fundación Globalizar augura que "será sumamente difícil no solo para él y los suyos sino para el resto del mundo. No se retrocede a una época mejor, sino que como lo tuiteó Biden, los EEUU regresan. Habría que preguntarse qué significa que regrese al sistema internacional y en qué condiciones".

    Desde la perspectiva del experto, "lamentablemente vamos a tener el mismo rol de EEUU, de tutor o hegemón, pero con una postura diferente con respecto a los buenos modales".

    Vaticinó que habrá "una hostilidad creciente y constante" con respecto a determinados temas y gobiernos. Por ejemplo hacia Corea del Norte, y una tensión mucho más importante con Rusia que la que hubo con Trump. "No veo que exista un escenario en el cual se mejoren las relaciones con China, sino por el contrario".

    En relación con Rusia, el entrevistado se refirió a los acuerdos sobre control y regulación de las armas nucleares que firman ambas potencias desde el final de la Guerra Fría. Durante la administración de Trump cayeron todos los que estaban vigentes y en febrero de 2021 vence el último, Start III, que fue prorrogado bajo el mando de Barack Obama en 2010.

    "Me parece que por como entiende Biden el mundo, y así lo ha pronunciado en los debates al comparar a Kim Jong-un con Hitler, y a Putin con un matón, me parece que vamos a tener ciertos problemas para ratificar y rubricar estos acuerdos tan importantes", afirmó Rodríguez Osses.

    El analista recordó las tensiones entre Moscú y Washington en la era Obama —en la cual Biden fue su vicepresidente—, especialmente las originadas "en 2014 con las elecciones en Ucrania y el papel que tuvo el Departamento de Estado".

    Medio Oriente

    Otro aspecto clave de la política exterior trazada por Trump a partir de su llegada a la Casa Blanca en 2017 fue la postura que adoptó hacia Medio Oriente. Con Irán por un lado, haciendo caer el acuerdo nuclear firmado en 2015; y con Israel por el otro, reconociendo a Jerusalén como su capital.

    Rodríguez Osses indicó sobre Irán que "va a ser difícil que se repliquen las condiciones que llevaron a ese acuerdo, en especial porque Teherán no mostraba los signos de hostilidad que demostró después". Y agregó que "Irán aumentó su capacidad para enriquecer uranio, empujado un poco también por las sanciones que aplicó EEUU, que lo han llevado a una situación desesperada".

    Al mismo tiempo, Israel se vio favorecido por la gestión Trump en varios aspectos. Washington reconoció su soberanía sobre los Altos del Golán, presentó el denominado Plan del Siglo que garantiza su control sobre los territorios palestinos ocupados en parte de la Franja de Gaza. Y trasladó la embajada a Jerusalén, considerada ahora por la principal potencia como capital israelí.

    En una potencial administración Biden no habrá muchos cambios sobre este tema, proyectó el experto. "Recordemos que Biden, en su época de senador, dijo que si no existiera israel EEUU debería inventarlo (...) hay que ver si hay espacio y márgenes para algún tipo de retroceso respecto de la ubicación de la embajada y de plantear a Jerusalén como capital", planteó.

    Sin embargo, enfatizó que "no cabe duda que Biden va a operar o ejercer su mandato siempre en beneficio de Israel".

    Tema:
    Resultados de las elecciones presidenciales en EEUU (131)
    Etiquetas:
    relaciones internacionales, Rusia, Elecciones presidenciales en EEUU 2020, Oriente Medio, Irán, Israel, política exterior, Donald Trump, Joe Biden, EEUU
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook