En directo

    Elecciones en Puerto Rico: "No tenemos nada en común con EEUU y ellos los saben"

    Telescopio
    URL corto
    0 170
    Síguenos en

    Con la expectativa de convertirse en la agrupación con mayor crecimiento en las elecciones del 3 de noviembre, el Partido Independentista de Puerto Rico (PIP) se prepara no solo para dar batalla por los cargos, sino también para evitar que la isla caribeña se convierta en el estado 51 de EEUU.

    Puerto Rico es uno de los territorios no incorporados de la potencia norteamericana y uno de los dos estados libres asociados con estatus de autogobierno. Esto determina, entre otras cosas, que cuando hay elecciones en la potencia norteamericana, también ellos van a las urnas.

    Entre otros cargos se eligen gobernador, parlamentarios y alcaldes. En esta ocasión también se consultará sobre la posibilidad de anexarse a EEUU, tal como lo pretende el Partido Nuevo Progresista (PNP), actualmente en el Gobierno.

    Por el contrario, el PIP oficia como vocero de la propuesta por el "NO" a esa intención. "Este plebiscito es una estrategia del partido oficialista para sacar a sus huestes y que voten a sus candidatos", dijo a Sputnik Adrián González, candidato a la alcaldía de San Juan por dicho movimiento.

    "Nosotros lo vamos a aprovechar para reducir a sus candidatos, a sus huestes y la posibilidad de convertirnos en un estado de la Unión Americana, que sería la culminación del colonialismo", opinó.

    La estrategia del PNP apuntaría a que con el plebiscito se diluya el impacto negativo que tuvo a raíz de las movilizaciones de 2019. Estas determinaron la renuncia del gobernador Ricardo Rosello, envuelto en un escándalo de corrupción, racismo, homofobia y maltrato a las víctimas del Huracán María.

    A mucha honra

    González expresó que su fuerza política promueve un cambio cultural que rompa con más de 500 años de colonialismo. "Más allá de ser un territorio no incorporado, posesión del Congreso de los EEUU, somos una nación latinoamericana y caribeña", reivindicó.

    "Apreciamos mucho el nacionalismo en el mejor sentido del concepto, reafirmamos nuestra puertorriqueñidad y nos separamos de lo que es ser estadounidense. No tenemos nada en común con EEUU y ellos lo saben. Es una cosa cultural e ideológica, pero política también", enfatizó el candidato del PIP a la alcaldía capitalina.

    "Si lo hubiesen querido hacer —incorporarlos como el estado 51—, lo hubiesen hecho hace tiempo. Pero las fuerzas políticas dependen de vender esos sueños con los que se han hecho ricos con corrupción y mal manejo del fondo", afirmó.

    González describió que en el territorio "la política está enchastrada por muchos casos de corrupción". Esta realidad la gente la toleraba hasta cierto punto, pero hubo un parteaguas que se llamó Huracán María, y la forma como el Gobierno gestionó la crisis.

    "Desde eso para acá la gente no tiene ningún nivel de tolerancia a los actos de corrupción, las malas decisiones del Gobierno y la falta de respeto a la ciudadanía", sostuvo.

    "Como contraparte a esto está el PIP, que desde 1946 ha tenido funcionarios, senadores, congresistas. Nunca un funcionario del PIP ha tenido señalamientos por mal manejo de fondos o corrupción, ni siquiera una investigación", destacó.

    Ingreso de rico, vida de pobres

    De acuerdo con el censo de 2010, la capital de Puerto Rico no llega a los 400.000 habitantes, de los cuales 42% vive por debajo de la línea de pobreza. Para González, que centra su campaña en la transparencia y la posibilidad de que la ciudadanía decida cómo usar los recursos propios, San Juan cuenta con un presupuesto más que aceptable.

    "Unos 600 millones de dólares es el presupuesto para la ciudad (...) y eso contrasta con las condiciones en las que se encuentra la capital. Parece que hubo una guerra, no se invierte en necesidades básicas como el sistema de salud, que es completamente autónomo al del Gobierno. Las carreteras están prácticamente intransitables y el desarrollo económico no existe", enumeró.

    "Puerto Rico es una colonia de EEUU y el sistema político de aquí está basado en el bipartidismo, los dos que han controlado la política. Está el partido que representa el estatus quo [Partido Popular Democrático], que nos quedemos con este limbo jurídico que ni somos país soberano ni un estado; y el otro [PNP] aspira a que nos anexemos como el estado 51 de EEUU", explicó. González sostuvo que "ambos se encargaron durante los últimos 60 años de criminalizar e invisibilizar al movimiento independentista que nosotros representamos".

    Pero eso estaría cambiando —celebró el candidato a la alcaldía de San Juan—, lo cual sumado "a un buen programa de Gobierno, a los malos tratos que nos ha dado EEUU en los últimos cuatro o cinco años, se abrió el canal que estuvo cerrado para escuchar al PIP. Y entonces vernos como una opción de cambio que puede traer soluciones para el país".

    Etiquetas:
    Caribe, Donald Trump, elecciones, Puerto Rico, EEUU
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook