En directo

    ¿Está la democracia uruguaya inmunizada contra el COVID-19?

    Telescopio
    URL corto
    0 31
    Síguenos en

    Además de los resultados electorales, Uruguay estará pendiente de si la primera movilidad masiva desde el 13 de marzo no incide en un mayor nivel de contagios de COVID-19, en uno de los países menos afectados del mundo. Más de 2 millones de personas irán a las urnas para elegir 19 intendentes y 125 alcaldes.

    En el país sudamericano nunca rigió una cuarentena obligatoria. Pero el Gobierno de coalición liderado por el presidente Luis Lacalle Pou (Partido Nacional, PN) impuso un régimen controlado y escalonado de vuelta a las actividades a partir de mayo. Las había reducido casi a cero desde el 13 de marzo, luego que la Organización Mundial de la Salud decretó la pandemia.

    En mayo debieron haberse realizado las elecciones del segundo y tercer nivel de Gobierno, pero fue uno de los tantos acontecimientos postergados. Y si bien el país ha retomado prácticamente todos los rubros de actividad —aunque no al 100% y bajo complejos protocolos de seguridad— será el domingo 27 cuando se movilice a pleno por primera vez en seis meses.

    Para el doctor en Ciencia Política uruguayo, Antonio Cardarello, "no va a haber grandes variaciones en el resultado" con respecto a si la instancia electoral se hubiera producido en mayo. "Sí puede tener alguna variante en el caso de la competencia por la Intendencia de Montevideo", apuntó.

    Hay otro factor de riesgo: miles de uruguayos que viven en Brasil y Argentina —dos de los países más afectados de la región por la pandemia— vendrán a sufragar. Para todos los casos, la Corte Electoral dispuso un protocolo de bioseguridad para garantizar el derecho al voto y procurar que los contagios no se multipliquen.

    Otros impactos

    La ley electoral permite en este tipo de comicios que cada partido presente hasta tres candidatos para alcaldes y otros tantos para intendentes, opción tomada por el progresista Frente Amplio (FA) en la capital, donde gobierna desde 1989.

    No hay dudas en cuanto a que mantendrá este bastión. Pero según los últimos sondeos podría ganar la exministra de Industria Carolina Cosse, el médico Álvaro Villar o el excandidato a presidente y último intendente de Montevideo, Daniel Martínez.

    "Martinez era el gran favorito, pero la competencia está mucho más entreverada y aparentemente no cuenta con las mismas chances", afirmó Cardarello.

    El FA gestiona otras cinco intendencias.

    El caballo del comisario

    El interrogante es si el oficialismo —que desplazó a nivel nacional al FA después de 15 años— podrá tener un mejor desempeño electoral esta vez. El investigador del Instituto de Ciencia Política de la Facultad de Ciencias Sociales, Universidad de la República, consideró que "seguramente el PN del presidente Lacalle Pou será el que gane más gobiernos departamentales y municipios".

    Sin embargo, eso se daría no "porque sea Gobierno sino porque ha sido el que tiene mayor enclave territorial y posibilidades de ganar en las departamentales desde la segunda mitad del siglo XX, salvo pocas excepciones".

    Desde el ciclo 1999-2000, cuando los comicios nacionales se separaron en el tiempo de las departamentales, "en la única elección que se vio ese efecto fue en 2004-2005, cuando después de llegar por primera vez al Gobierno [mayo 2005] el FA ganó ocho intendencias y siete de ellas por primera vez. Ahí hubo un fuerte arrastre", sostuvo Cardarello.

    En estos comicios se deciden los gobiernos de los 19 departamentos del país y las 125 alcaldías o municipios que conforman el tercer nivel de Gobierno. También serán electos los legislativos de cada uno de estos ámbitos: 589 ediles que integrarán las juntas —legislativos departamentales— y 500 concejales municipales.

    Otras tiendas

    En cuanto a la performance de los otros cuatro grupos que integran la coalición de Gobierno en lo nacional —Partido Colorado, Cabildo Abierto (CA), Partido Independiente (PI) y Partido de la Gente (PG)—, Cardarello sostuvo que tampoco habrá demasiadas novedades en lo departamental.

    Los colorados mantendrán Rivera —la única intendencia que gestionan en la actualidad— y tienen expectativa de ganar en Salto. Por su parte, el PI y el PG hicieron acuerdos para apoyar a candidatos colorados o del PN.

    El mayor interrogante es qué pasará con CA. Posicionado en la extrema derecha, es un partido formado a principios de 2019 por el general Guido Manini Rios, excomandante en jefe del Ejército, electo senador en octubre.

    "Es esperable que tenga una votación menor a la que tuvo nivel nacional, entre otras cosas porque no estará su líder Manini. Y porque no podemos hablar de fidelidad partidaria, sino que claramente fueron votos a un líder", indicó Cardarello al señalar que será esta su segunda compulsa electoral.

    "Si bien ellos están convencidos de tener una movilización importante", no es factible que ganen una Intendencia, aunque es posible que sean ganadores en algún municipio del interior como Paso de los Toros [Tacuarembó], concluyó.

    Etiquetas:
    COVID-19, pandemia de coronavirus, Guido Manini Ríos, Luis Lacalle Pou, Daniel Martínez, Carolina Cosse, Partido Nacional (PN), Frente Amplio, elecciones municipales, Uruguay
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook