01:56 GMT22 Septiembre 2020
En directo

    "En EEUU han declarado agresivamente una guerra civil contra los pobres"

    Telescopio
    URL corto
    0 101
    Síguenos en

    "La diferencia hoy es que todo el mundo anda con sus cámaras de celular documentando el abuso policíaco, es lo único que ha cambiado", dijo a Sputnik Dennis Flores, fundador de una ONG en Nueva York que promueve desde 1990 el activismo ciudadano para el registro fílmico de cómo se comporta la Policía.

    Las imágenes y los sonidos del asesinato de George Floyd el 25 de mayo en Minneapolis todavía alimentan la indignación de cientos de miles de estadounidenses que desde entonces han tomado las calles en varios estados.

    Las poblaciones afro y latinas son el principal objetivo. Desde el homicidio de Floyd, hechos similares se han registrado con frecuencia casi semanal y en distintas ciudades. Y si bien no son situaciones nuevas, existen factores que evidencian cierto hartazgo de estas comunidades y de buena parte de la población.

    "Esto siempre ha sucedido, ha pasado aquí por décadas. Lo que ha cambiado es que hay un movimiento que ya no aguanta, un pueblo que está tomando las calles, que ahora por fin hay atención y esto se está reportando en los noticieros y en la gente (....) nos han empujado tanto que la gente ya no aguanta", dijo Flores.

    "Esto es para que todo el mundo vea claramente por lo que estamos bregando, cómo son las ideologías políticas de la policía. Tenemos que estar claros que están contra nosotros, en contra del pueblo. Ellos son los que están declarando agresivamente la guerra contra nosotros", enfatizó.

    En tiempos analógicos

    El múltiple registro del asesinato de Floyd, o los siete balazos que recibió por la espalda a finales de agosto Jacob Blake, otro afroestadounidense en Wisconsin, combinado con la viralizacion de las imágenes de estas agresiones en las redes permitieron la indignación al mismo tiempo.

    Cuando Flores comenzó con su activismo fílmico otros tiempos corrían y la tecnología digital apenas se insinuaba popularmente. "Empecé a documentar la policía en las calles en los 90, antes que existieran los teléfonos inteligentes, y antes de Facebook y YouTube", recuerda este puertorriqueño radicado hace décadas en EEUU.

    En un comienzo, este tipo de acciones no eran "algo popular porque todo el mundo se sentía intimidado por la policía y creía que eso era ilegal, que el pueblo no tiene el derecho de observar a la policía. Yo he visto cómo ha cambiado el mundo", graficó.

    Aseguró que en los 35 años que lleva en el país norteamericano no había visto nunca que "tanta gente tome las calles y no pare de protestar todos los días".

    "No veo ni antes ni después de las elecciones [del 3 de noviembre] que esto vaya a pasar, no creo que pare. Nos han empujado tanto (....) la gente es reprimida, marginalizada, que llegado el momento va haber un cambio a las buenas o las malas en EEUU", agregó.

    Desde su perspectiva, lo que se está viviendo en la principal potencia mundial es "una guerra civil que los gringos han declarado contra los pobres".

    Una imagen, mil palabras

    "Estamos usando la cámara como un arma. Es como aguantar un espejo para que la propia policía vea cómo es que se comporta y está tratando a nuestras comunidades de color, latinas, afroamericanas", expresó Flores.

    A diferencia de aquellos inicios, actualmente "todo el mundo sabe indistintamente que hay que prender la cámara si algo sucede. Eso es lo que nos ha dado poder: grabar, publicar y mover", apuntó el entrevistado.

    "Tenemos el poder de informar al público lo que está sucediendo en nuestros barrios. Los noticieros no publicaban, pero ahora cada día estamos viendo más y más videos, porque todos le están dando uso y denunciando, dando para adelante", añadió.

    En aquellos tiempos cuando todavía filmar no era habitual y era considerado algo ilegal popularmente, Flores ya andaba con cámara en mano atento a lo que pasaba.

    "En 2002 yo estaba trabajando como consejero de una escuela y cuando se acabó la hora observé a la policía asaltando a un estudiante en la estación del tren", señaló.

    Recordó que por documentar y sacar fotos a distancia, "vinieron 15 policías, me golpearon, me esposaron, me rajaron la cabeza con su walkie talkie y me echaron a la cárcel por documentarlos abusando de un niño".

    Fue a la Corte de Justicia y si bien el caso tardó años en resolverse, el resultado fue favorable a la víctima. Lo indemnizaron con 270.000 dólares, que Flores no dudó en cómo invertir.

    "Con ese dinero, al mes, fui fundador de El Grito de Sunset Park. Empezamos a usar esos fondos para comprar cámaras y ponerlas en las manos del público para organizar patrullas, para adelantar esa idea de que como grupo podemos proteger a nuestras comunidades, para crear conciencia de que tenemos derechos", explicó.
    Etiquetas:
    manifestaciones de protesta, Mineápolis, asesinato, George Floyd, violencia policial, Policía de EEUU, EEUU
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook