00:57 GMT22 Septiembre 2020
En directo

    ¿Será Chile el primer país del mundo en tener una nueva Constitución pospandemia?

    Telescopio
    URL corto
    El referéndum para una nueva Constitución de Chile en 2020 (27)
    140
    Síguenos en

    "Se espera que la Constitución deje de ser un punto de conflicto y sea un espacio que asegure mínimos democráticos según el Chile de hoy", dijo a Sputnik el politólogo Daniel Grimaldi, al comentar el inicio de la campaña publicitaria para el plebiscito que el 25 de octubre definirá si el país tendrá nueva carta magna.

    "Yo apruebo" y "yo rechazo" son las dos afirmaciones en las que se agrupa la sociedad chilena a la hora de apoyar o negar la posibilidad de la reforma, y bajo las cuales se estructuran los spot y mensajes de cada grupo.

    "No habíamos tenido un plebiscito desde 1988, entre el Sí y el No a la dictadura. Luego paradojalmente en democracia nunca se había vuelto a convocar a los ciudadanos para poder decidir algo tan trascendente como un cambio constitucional ni para ninguna otra política", destacó Grimaldi, director del Área Ideas políticas, conflicto y cambio social de la Fundación Chile 21.

    El plebiscito se debería haber realizado el 26 de abril, pero fue suspendido por el impacto de la pandemia. Chile como el décimo país más afectado del mundo por el coronavirus con más de 400.000 contagiados y casi 11.000 muertos.

    Grimaldi señaló que desde ningún ámbito está planteada la posibilidad de correr nuevamente la fecha. Pero remarcó que "el gran punto son las condiciones en que se van a realizar, distanciamiento social, etcétera, pero el problema es qué va a pasar con los contagiados, si van a tener o no el derecho a voto".

    El entrevistado indicó que existen varias alternativas en torno a este asunto. Una parecería ser la más factible al punto que se presentó un proyecto de ley para permitir "la posibilidad de voto por correo".

    Dos votos en uno

    Son 14 millones las personas habilitadas para definir este 25 de octubre el futuro constitucional del país. Pero no será lo único que se decida. También se discute la modalidad por la cual se realizará la propuesta, en caso de que sea aceptada.

    Por ello se advierte que los sufragantes deberán incluir otra boleta, en este caso para saber mediante qué mecanismo se redactaría la nueva Constitución. Si por una Convención Mixta o por una Convención Constitucional.

    La primera es la más resistida por quienes quieren ya el cambio, que consiste en que la ciudadanía solo elija la mitad de los redactores de la nueva carta magna. La otra mitad surgirán de los legisladores electos en 2017, que entre ellos resolverán quienes asumirán esta tarea.

    Por el contrario, la versión constitucional implica que todos los constituyentes sean electos de manera popular y directa. Sobre esta última alternativa, Grimaldi dijo que le parece la mejor en el sentido de que "es una forma, por así decirlo, de ventilar el sistema político para que surjan nuevos líderes".

    El entrevistado también opinó que la nueva ley de leyes debería "cerrar la puerta al pasado dictatorial y mirar al futuro. No se trata de crear una Constitución con determinada visión política, sino que sea abierta y una a los chilenos y no los divida como la que viene del pasado".

    Suéltame, pasado

    "La Constitución tiene amarras superimportantes", afirmó Grimaldi al referirse a las transformaciones de fondo que aspiran a concretar los promotores del cambio, entre los que destacan organizaciones sociales, sindicales y partidos políticos de centro y centro izquierda.

    Como ejemplos de esas amarras, el politólogo puso al acceso y gestión de los recursos naturales, como así también "el rol subsidiario del Estado" y el hecho de que la Constitución actual "no consagra derechos sociales de acceso universal para todos los ciudadanos", condiciones mínimas "que una Constitución debería tener".

    En Chile 21 consideran que la Constitución debe ser reformada con la mira puesta en permitir a "gobiernos de diferente signo en adelante poder establecer, mediante leyes simples o con quórums menos complicados que los que tiene la actual, el modelo de sociedad que la gente quiera, una Constitución que permita el juego político y no lo cierre", opinó el analista.

    "En la actualidad está cerrado ideológicamente hacia un modelo neoliberal", puntualizó el experto. "Sería un error tratar de cerrarlo hacia la izquierda incluso. Que no lo cierren a la derecha ni a la izquierda y nos pongamos de acuerdo en los mínimos democráticos esenciales para mirar hacia el futuro", concluyó.
    Tema:
    El referéndum para una nueva Constitución de Chile en 2020 (27)
    Etiquetas:
    pandemia de coronavirus, coronavirus en América Latina, COVID-19, Constitución de Chile, reforma constitucional, Chile
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook