En directo

    ¿Cómo hizo Paraguay para ser el país con menor mortalidad de COVID-19 en la región?

    Telescopio
    URL corto
    0 80
    Síguenos en

    "Lo que nos llena de orgullo es el acompañamiento de todo el pueblo paraguayo en haber adquirido los hábitos exigidos por esta pandemia", dijo a Sputnik el ministro de Salud de Paraguay, Julio Mazzoleni. El jerarca recoge 98% de apoyo a su gestión durante la crisis, al punto que se lo menciona como posible candidato presidencial.

    Si bien todavía faltan tres años para las elecciones generales en el país sudamericano, el hecho de que un Ministro de Salud reúna tales índices llama la atención en el contexto regional. Por mala gestión o irregularidades, al menos ocho países cambiaron a los titulares de esta cartera durante la pandemia: Guatemala, Chile, Ecuador, Brasil, Perú, El Salvador, Nicaragua y Bolivia.

    Lejos de estos debates, Mazzoleni sostiene que transcurre la pandemia con "la adrenalina propia de tener que lidiar con una crisis de estas dimensiones, ya saliendo de otra epidemia también histórica para nosotros". En el cargo desde agosto de 2018 cuando asumió la presidencia Mario Abdo Benítez, le tocó afrontar la etapa final de la más grave epidemia de dengue que vivió el país en décadas.

    "El nivel de exposición propio de una figura pública se amplió más", reconoció el Ministro. "Hay críticas, elogios, una vorágine complicada a veces. Pero el ideal y la meta que tenemos supera cualquier otra cuestión. Llevamos con mucha ilusión poder salir bien como pueblo de uno de los desafíos más grandes de la humanidad en los últimos tiempos", añadió.

    Bien de reflejos

    Al 15 de julio Paraguay se ubica en el puesto 101 de países afectados por COVID-19, con 3.074 contagios y 25 decesos. Su vecindad con Brasil, el primero de la región y el segundo en el mundo en casos y fallecidos, vuelve su situación aún más sorprendente.

    Estos resultados se deben a muchos factores. Algunos vinculados a su propia realidad poblacional, siendo uno de los países con menor densidad por kilómetro cuadrado: 17,5 personas.

    Pero hay otras razones vinculadas directamente a las medidas tomadas. Por ejemplo, fue el primer país en prohibir los vuelos desde China el 5 de febrero cuando aún no tenía ningún caso detectado y faltaba más de un mes para que la Organización Mundial de la Salud declarase la pandemia.

    Un día antes de que eso ocurriera, el 10 de marzo, y con solo dos casos confirmados, el Gobierno suspendió el dictado de clases en todos los niveles y los eventos públicos multitudinarios. El 20 de marzo declaró la cuarentena total, una de las más estrictas en toda la región. Solo se permitió a las personas dejar sus hogares para comprar medicamentos y alimentos o para cumplir trabajos definidos como esenciales.

    La medida duró hasta el 4 de mayo, cuando se reactivó 60% de la economía. Esa misma jornada entró en vigencia la llamada cuarentena inteligente, cuya fase 4, la última previo a la apertura total, comenzará el lunes 20.

    Sensaciones

    Mazzoleni dijo que siente "una gran satisfacción, porque siempre expresamos que más allá de medidas drásticas que se han tomado de manera muy temprana", el éxito se debe principalmente al compromiso de los casi ocho millones de habitantes del país.

    El Ministro precisó, a modo de ejemplo, "en haber adquirido los hábitos exigidos por esta pandemia en términos de higiene, uso de mascarilla y acatamiento de todas la medidas sugeridas. Todo contribuyó a poder mantener mitigados los efectos de la epidemia".

    Sobre el debate entre preservar la salud o la economía que se repitió en todo el mundo según las medidas anunciadas por cada Gobierno, el entrevistado destacó lo afirmado en varias ocasiones por Abdo Benítez.

    "Concuerdo en que esa dicotomía entre lo económico y la salud realmente es un análisis falso, artificial. Vemos en muchos casos que la priorización más económica terminó dañando ambas cosas", dijo Mazzoleni.

    "Por otro lado, creo también que esto plantea un desafío internacional en el sentido de que tenemos que seguir operando de manera armoniosa entre los países, tratar de tener medidas sanitarias y mensajes coherentes", expresó.

    Medicamentos y mercado

    Sobre el descontrol de precios de los insumos médicos y medicamentos asociados a la crisis sanitaria, Mazzoleni reconoció que la situación en Paraguay fue "muy complicada" con "un mercado absolutamente distorsionado con precios fluctuantes".

    Avifavir, medicamento producido en Rusia para combatir el coronavirus
    © Sputnik / Fondo de Inversión Directa de Rusia (RFPI)
    En el caso nacional, a diferencia de otros países de la región, el hecho de no contar con una línea aérea nacional hizo más complejo el panorama ya que "muchas veces tuvimos dificultades por no tener una línea de bandera propia como para ir a buscar suministros".

    El funcionario compartió que padeció problemas comunes con otros Estados en referencia a "malas experiencias" que experimentaron "con productos que han venido del gran supermercado del mundo que es China. Pero hemos venido revirtiendo esa situación y ahora estamos bastante fortalecidos".

    La opción rusa

    Con respecto a la presentación regional que hizo Rusia de su medicamento Avifavir para combatir el COVID-19, el ministro de Salud dijo que lo considera "muy promisorio por la naturaleza del origen. Sabemos que fue utilizado contra el ébola y que más o menos está orientado a un tipo de virus muy parecido al coronavirus".

    Sobre si Paraguay comprará el medicamento, como ya hicieron, entre otros, Brasil, México y Perú, afirmó que "lo más prudente es esperar" hasta que se conozcan "estudios de nivel más avanzado".

    "Es posible que haya publicaciones que todavía no estén al alcance de la mano. Valorando eso científicamente, por supuesto que es una alternativa que estamos viendo con mucho interés porque realmente creemos que tiene mucho potencial", reafirmó Mazzoleni.
    Etiquetas:
    medicamentos, mortalidad, pandemia de coronavirus, coronavirus en América Latina, coronavirus, COVID-19, Paraguay
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook