06:02 GMT20 Septiembre 2020
En directo

    La guerra sin fin de Corea entre China y EEUU

    Telescopio
    URL corto
    0 90
    Síguenos en

    La República Popular Democrática de Corea (RPDC) dejó en suspenso sus "planes militares" para aumentar la presión sobre Corea del Sur ante el crecimiento de las acciones desestabilizadoras desde ese territorio. La decisión trajo cierto alivio en una fecha en la que se recuerda el inicio de la guerra en la península coreana.

    Los mencionados planes de Corea del Norte (RPDC) incluirían, según reportes, el despliegue de unidades en la zona turística del Monte Kumgang y en la Industrial de Kaesong, que limita con el Sur. Asimismo se preveía el establecimiento de puestos de policía que habían sido retirados de la zona desmilitarizada.

    Una semana atrás, Pyongyang hizo estallar la oficina de enlace entre ambos países instalada en Kaesong, en la que semanalmente las autoridades se comunicaban para analizar la agenda común. Antes de la detonación, Kim Jong-un había dejado de responder a esos llamados.

    Su decisión fue sobre la base de que Seúl no detiene las acciones de desertores que mediante distintas vías hacen llegar mensajes y consignas en contra del Gobierno del norte. Esos mismos grupos habían difundido a finales de abril que Kim había muerto y que su hermana, Kim Yo-jong sería la sucesora.

    La decisión de dejar en suspenso estos "planes militares" abre un nuevo paréntesis en un conflicto que con mayor o menor intensidad lleva 70 años.

    Factores combinados

    "Es muy interesante ver el aspecto de diálogo entre el factor interno y externo que ha tenido esta guerra en particular y el desenlace hasta hoy, en el que todo el tiempo hay pronunciamientos de una y otra corea con tiras y aflojes constantes", señaló a Sputnik Andrés Raggio, del Programa de Estudios Internacionales, Área Asia, de la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad pública uruguaya (Udelar).

    Si el norte conquista el sur, EEUU pierde un enclave geográfico estratégico que le permite pisar fuerte en el Asia Pacífico. Si por el contrario, el sur se apodera del norte, el capitalismo occidental llegaría hasta las fronteras mismas de China y Rusia. Con la unificación de ambas Coreas las conclusiones ya no son tan contundentes, pero esa lógica bipolar que marcó la Guerra Fría tiene sentido tanto para el contexto de la guerra en sí mismo como en la actualidad.

    "Si algo se puede decir del diferendo entre ambas Coreas es que es un vestigio claro de la Guerra Fría y el enfrentamiento entre potencias, y que está relacionado con el final de la Segunda Guerra Mundial", añadió.

    "Entre los derrotados de ese conflicto se encuentra el Imperio de Japón, que debió salir de varios territorios que tenía invadidos en aquel momento", entre ellos la península de Corea. Y la URSS, China y EEUU fijaron en el año 1948 el paralelo 38 como división territorial.

    Al norte, la península empezó a ser gobernada por el Partido del Trabajo de Corea y su líder Kim Il-sung, abuelo del actual mandatario. En tanto, el sur quedó a manos de un Gobierno civil luego que Washington ejerciera el poder de facto mediante militares entre 1945 y 1948.

    La tercera vía

    Para ese entonces la URSS estaba en su apogeo internacional tras vencer al nazismo y comenzaba a disputar palmo a palmo la influencia mundial al país norteamericano. En 1949 en China triunfará la revolución encabezada por Mao Zedong. Y si bien la RPDC también estaba bajo un sistema comunista, los tres eran distintos.

    "Para el marxismo clásico aplicado por Lenin en la URSS, el agente de cambio era el proletariado más citadino; por el contrario, el agente de cambio en la revolución china fue el campesino. Y la tercera vía es la norcoreana propuesta por Kim Il-sung y la ideología juche, para quien el agente de cambio es el pueblo, y esto es fundamental", resumió el académico de origen uruguayo.

    Pese a estas diferencias, el capitalismo encarnado por EEUU siempre fue el enemigo común de estos tres países, que siguen manteniendo la cooperación estratégica, potenciada ahora por la alianza entre Rusia y China.

    ¿Terminó la guerra?

    En julio de 1953 las Coreas firmaron un armisticio pero no un tratado de paz, por lo que técnicamente la guerra no concluyó. La relación entre ambos territorios se mantuvo en tensión máxima hasta finales de los años 1990 cuando desde Seúl y a partir de 2000 se empiezan a buscar acercamientos políticos.

    "Se planteó un plan específico de cooperación", precisó Raggio, que incluyó la apertura de "un complejo industrial muy cercano al paralelo, un plan de infraestructura conjunto y el acuerdo de visitas familiares que se llegaron a hacer en algunos casos", enumeró.

    "¿Por qué, siendo un lugar pequeño, habiendo terminado la Guerra Fría, no se da la unificación?", se preguntó el experto. Porque "hay juego foráneo de potencias que juegan un rol preponderante", respondió.

    Raggio mencionó el "Tratado de Amistad, Cooperación y Asistencia Mutua firmado en 1961, clave porque establece que China apoyará a Corea del Norte en caso de que potencias foráneas o cualquier otro país o poder externo lo ataquen".

    Etiquetas:
    EEUU, China, Corea del Norte, Corea del Sur, península de Corea, Guerra de Corea
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook