En directo

    COVID-19: "Estamos alcanzando los niveles de impacto en el empleo de la crisis financiera" de 2008

    Telescopio
    URL corto
    0 41
    Síguenos en

    "Tenemos un Gobierno neoliberal que ni siquiera para estas circunstancias, que requieren mucho Estado y política pública, se sale de su lógica de enfocar la vida a través del mercado", dijo a Sputnik el presidente del Colegio de Profesores, Mario Aguilar, sobre la gestión de la crisis sanitaria en Chile.

    El 31 de marzo el Instituto Nacional de Estadística (INE) del país sudamericano situó las cifras de desempleo para el trimestre móvil diciembre 2019-febrero 2020 en 7,8%, lo que representa 0,8% más con respecto al mismo período de un año atrás.

    El nuevo dato no incluye el impacto del COVID-19, advirtió el INE, pero sí la merma laboral por el estallido social que mantuvo a cientos de miles de personas en las calles en protesta constante desde octubre de 2019.

    "7,8% ya es una cifra alta, es mucho desempleo. Pero no hay registro sobre todo de las personas que hacen alguna actividad durante la semana para generar ingresos, pero no se las puede considerar trabajando", aclaró Aguilar.

    "Esa cifra ya debe haber estado sobre 10% sin emergencia sanitaria. En este momento no hay cifras oficiales, pero creo que fácilmente estamos sobre el 20% y acercándonos al 30%", agregó el entrevistado.

    "Chile venía de un proceso de dura lucha social: desde el 18 de octubre hasta que se decreta la pandemia no hubo un solo día sin protestas", recordó el dirigente sindical.

    "El sentimiento de la gran mayoría es que haya cambios de fondo. Lo que todos sentimos, decimos, es que la pandemia produce una pausa pero no un abandono de la causa por el cambio de una sociedad totalmente injusta", enfatizó.

    Excepciones a la regla

    El 18 de marzo el presidente, Sebastián Piñera, declaró el Estado de excepción para hacer frente al ingreso del nuevo coronavirus en el país. "Se han hecho algunas medidas que tienen cierta lógica, pero hay otras con las que los gremios, organizaciones sociales, el movimiento social, estamos en desacuerdo", señaló el entrevistado.

    Aguilera dijo que esto se debe a que "apuntan mucho a fortalecer las empresas, y ahí las grandes siempre se aprovechan de esas normas. Es muy débil el apoyo directo a trabajadores y trabajadoras. Nuevamente, como tantas otras veces en un modelo neoliberal, la crisis la pagan los más débiles y nosotros decimos que debe ser exactamente lo contrario".

    "Los bancos hasta ahora han hecho un esfuerzo muy menor y no hay voluntad del Gobierno de forzarlos a ello", ejemplificó el líder sindical. "El Estado de excepción significa que el presidente tiene facultades extraordinarias, pero hasta ahora lo ha usado fundamentalmente para decretar el toque de queda y sacar los militares a las calles", reprochó Aguilera.

    Por el contrario, el Estado de excepción no se emplea para "forzar a los bancos a detener los cobros con intereses, o para prohibir a grandes empresas que despidan empleados".

    "Uno entiende que una pequeña pyme puede llegar un momento que sea insostenible pagar sueldos, pero no se entiende en grandes conglomerados económicos que pueden sostener varios meses pagando las remuneraciones", resaltó.

    Panorama regional

    Desde la Organización Internacional del Trabajo (OIT) se sigue con mucha preocupación el impacto de la pandemia, especialmente en América Latina y el Caribe, con un índice de informalidad laboral que ronda 54% de la población económicamente activa.

    "Estamos hablando de la mayoría de trabajadores. El efecto de los cierres por el COVID-19 no es que afecta más a trabajadores informales por perder más horas o ingreso en porcentajes, sino porque no tienen ninguna seguridad y complemento que les permita manejar la situación", dijo a Sputnik Roger Gomis, del Departamento de Estadísticas de la OIT.

    El experto participó del informe que el organismo presentó este 7 de abril, donde cifró en casi 200 millones la pérdida de puestos de trabajo. El estudio estima que el coronavirus hará "desaparecer 6,7% de las horas de trabajo en el segundo trimestre de 2020, lo que equivale a 195 millones de trabajadores a tiempo completo".

    "En América Latina y el Caribe el porcentaje de horas trabajadas pérdidas es de 5,7 para el segundo trimestre, lo que se traduce en 14 millones de trabajadores a tiempo completo", precisó Gomis.

    "Vemos un efecto un poco menor que el global", destacó. Esto se puede deber —consideró— a varias causas, entre ellas el avance "más tardío de la pandemia en el continente".

    "Pero aun así es muy significativo. Hay que remarcar que estas estimaciones las vamos a actualizar casi en tiempo real porque la situación es muy incierta y depende de qué medidas se tomen, qué políticas se hayan implementado", añadió.

    Entre crisis y crisis

    Gomis explicó que en este informe no se incluyeron detalles de cada país, pero estos datos sí estarán en próximos reportes que surgirán del monitoreo diario que realiza la OIT. En este sentido, señaló que la pérdida de empleos se produce principalmente mediante tres mecanismos:

    • reducción de jornada laboral;
    • despidos temporales,
    • despidos definitivos.

    Con respecto a la realidad del sector informal de la economía, la OIT pide implementar programas de "ayuda específica". "En concreto, la transferencia de efectivo o incluso entregar bienes de primera necesidad directamente a los trabajadores", enumeró el entrevistado algunos de los planteos.

    Para Gomis esta crisis ha sido más rápida que la de 2008. "Ya estamos alcanzando los niveles de impacto de la crisis financiera. De momentos, si no empeorara la situación, podemos hablar de que es una crisis de igual magnitud", explicó.

    El integrante del Departamento de Estadística de la OIT sostuvo que entre aquella situación y la actual hubo "lecciones aprendidas" como "la necesidad de tener una política fiscal y monetaria acomodaticia", y que "se han tomado medidas mucho más rápido que en la crisis financiera. Esto se puede decir que es un progreso importante con respecto a respuesta política de la anterior crisis".

    Etiquetas:
    La Organización Internacional del Trabajo, trabajo, desempleo, empleo, crisis económica, economía, salud pública, pandemia de coronavirus, coronavirus en América Latina, Sebastián Piñera, coronavirus, COVID-19, América Latina, Chile
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook