16:18 GMT +320 Noviembre 2019
En directo
    TELESCOPIO

    Las elecciones en Reino Unido sumen en la incertidumbre al país

    Telescopio
    URL corto
    0 40
    Síguenos en

    Todo puede pasar en Reino Unido luego de las elecciones del 12 de diciembre y de cara a la cuarta fecha de salida de la Unión Europea (UE) del 31 de enero de 2020: un Brexit duro, uno blando y hasta un no Brexit. Pero el analista internacional Alejandro Laurnagaray advierte que no es lo único que está en juego, sino un modelo económico.

    Laurnagaray sostiene que los habitantes del Reino Unido que en el referéndum de 2016 decidieron desvincularse de la UE "no son antieuropeos". Por el contrario, sostiene que depositaron en el bloque comunitario todos los males que está provocando la debacle económica y social del otrora imperio.

    "Desde el fin de la Segunda Guerra Mundial, cuando el Reino Unido tenía para ese momento cerca de 60 enclaves coloniales, fue perdiendo más de 40 y le quedan 14, pero los sigue perdiendo en el Siglo XXI", por distintos caminos y razones, apunta Laurnagaray para dimensionar la potencia que fue y el impacto que en sus habitantes puede significar este proceso.

    Reino Unido fue uno de los arquitectos del "Orden Mundial" que prima desde finalizada la Segunda Guerra. Lo hizo como aliado especial de EEUU, que a su vez se convirtió en el gran vencedor del conflicto. Y surgió como hegemón global con Europa como socio estratégico y con América Latina, África y buena parte de Asia como su área de influencia.

    "Esa hegemonía está finalizando y ese proceso de decadencia de occidente como poder está generando rupturas dentro de esa alianza", y el proceso Brexit es un exponente más de este derrotero global, apuntó el experto.

    La crisis financiera de 2008 también forma parte de este proceso porque "agravó la desigualdad y generó un euroescepticismo fenomenal dentro de UE", que se plasmó en la consulta popular rupturista de 2016, agregó el analista.

    Laurnagaray recurrió a una frase del actor cómico norteamericano Groucho Marx para describir esta realidad: "La política es el arte de buscar problemas, encontrarlos, hacer un diagnóstico falso y aplicar los remedios equivocados".

    "Esto es lo yo veo que pasa con el Brexit, porque ante esa necesidad, esa desigualdad, ese crecimiento de la pobreza por el ajuste que se aplicó en Inglaterra después de la crisis", la ruptura con el bloque europeo fue presentada como la solución. Eso prendió con fuerza "sobre todo fuera de las grandes ciudades y eso generó ese rechazo a la UE", explicó.

    En este contexto, y ante la cercanía con la fecha del 31 de octubre —la tercera acordada con Bruselas para la ruptura—, el Parlamento británico aceptó este lunes 28 una nueva prórroga para consumar el divorcio y también la realización de elecciones este 12 de diciembre, como lo había propuesto el primer ministro, Boris Johnson.

    En este escenario, el Partido Laborista de Jeremy Corbyn aspira a que la campaña no solo se centre en la salida de la UE.

    "El laborismo está diciendo 'la discusión más central de todas no es el Brexit en sí, sino el modelo económico, y ojo que los conservadores no usen el Brexit para aislarse y desregular aún más la economía y favorecer aún más la concentración de la riqueza'", alertó Laurnagaray.

    En tal sentido el experto indicó que la posibilidad de un acuerdo comercial preferencial con EEUU —prometido por su presidente, Donald Trump, una vez se concrete la ruptura— echaría "por tierra regulaciones laborales, ambientales". Y señaló que estos nuevos acuerdos de libre comercio terminarían "beneficiando a las grandes multinacionales, a las farmacéuticas norteamericanas y transfiriendo más riqueza de los contribuyentes británicos hacia la cúpula del poder que hoy tenemos".

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik