16:14 GMT +320 Noviembre 2019
En directo
    TELESCOPIO

    El milagro de Evo: "13 años de Gobierno y dos tercios de la población aplaude la gestión económica"

    Telescopio
    URL corto
    Elecciones generales en Bolivia 2019 (106)
    160
    Síguenos en

    "Vamos a darle una paliza a los neoliberales", dijo Evo Morales ante las 300.000 personas que asistieron al cierre de la campaña del Movimiento al Socialismo (MAS), de cara a la primera vuelta del 20 de octubre. Por su parte, el expresidente Carlos Mesa, del Movimiento Comunidad Ciudadana, prometió que si gana transformará radicalmente al país.

    Si el próximo domingo Morales supera el 50% de los votos u obtiene al menos 40% y aventaja en 10 puntos a su rival más cercano, no habrá segunda vuelta el 15 de diciembre. En ese caso, se consolidaría como el presidente democrático de mayor duración en su país y en toda la región.

    Por el momento casi todas las encuestas le dan una intención de voto que supera el 30% y en algunas ronda el 40%. En todas figura por encima de Carlos Mesa, que obtendría entre 22 y 28% de respaldo.

    En tercer lugar figura el senador opositor Óscar Ortiz de la alianza Bolivia Dice No, con 10% de la preferencia y cuarto, con 6%, se posiciona el pastor presbiteriano coreano-boliviano Chi Hyun Chung, del Partido Demócrata Cristiano.

    Las restantes cinco candidaturas no superan el 3% de intención de voto, el mínimo exigido a los partidos para acceder a la distribución parlamentaria.

    Este domingo también se eligen los 130 diputados y los 36 senadores para el período gubernamental 2020-2025.

    Un país, dos modelos

    El analista del Centro Estratégico Latinoamericano de Geopolítica, Sergio Pascual, resumió a Sputnik desde el país suramericano las propuestas de los dos principales candidatos.

    "Cuando fue presidente, Mesa (2003-2005) apostaba por la privatización de los recursos naturales y fue parte de una represión brutal a los movimientos populares que se levantaron contra la venta del gas a Chile en ese momento", señaló el entrevistado.

    El opositor "forma parte de una derecha que cuando empieza a perder pie y ninguna encuesta le da posibilidad de segunda vuelta se gira rápidamente al autoritarismo; representa una derecha de débiles convicciones democráticas", consideró Pascual.

    El proyecto de Mesa se basa "en un programa económico que fracasó en el pasado en Bolivia (...) y que ya estamos viendo que lo ha hecho en Argentina y en Ecuador", agregó.

    En contraposición, Morales, "el indígena que llegó al poder" en 2006, incluyó desde el vamos en su proyecto a la población que "había estado olvidada desde hace siglos, desde la época de la invasión española".

    "En materia de política económica es valiente y le dice a las poderosas transnacionales carburíferas que en Bolivia hay que dejar al menos 82% de lo que se extraiga", opinó el analista.

    Recordó que tras las protestas iniciales y las amenazas de juicio, todas esas transnacionales "acabaron firmando y el país hoy es más rico, casi 74.000 millones de dólares ganó con esa política".

    Evo, un rara avis

    Durante la campaña, Morales "planteó que durante todos estos años se ha conseguido universalizar el acceso a un mínimo de confort y de consumo en la sociedad boliviana, pero que todavía falta un salto adelante, que vendrá con el proceso de industrialización", explicó el entrevistado.

    "Es inusitado que después de 13 años de Gobierno nos encontremos con una población que en su 50% demuestra emociones positivas hacia el devenir del país", agregó Pascual, y destacó que solo uno de cada tres bolivianos se encuentra cansado del Gobierno de Evo.

    "En el caso de argentina 70% se sentía harto, cansado o hastiado después de sólo cuatro años del espejismo neoliberal que han vivido", comparó el analista de CELAG.

     

    Tema:
    Elecciones generales en Bolivia 2019 (106)
    Etiquetas:
    elecciones, Evo Morales, Bolivia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik