Widgets Magazine
15:32 GMT +316 Octubre 2019
En directo
    Telescopio

    Nicaragua: "La derecha amenaza con imponer la guerra todos los días"

    Telescopio
    URL corto
    0 42
    Síguenos en

    "Ya no hay manifestaciones, ya no hay nada. El país está tranquilo", dijo a Sputnik el diputado nicaragüense del Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN), Jacinto Suárez.

    "Nicaragua obviamente pasó un proceso de alzamiento de un grupo de derecha. Ya fue superado, pero se paralizó la economía nacional durante tres meses y estamos pagando los costos", apuntó Suárez sobre las movilizaciones que comenzaron en abril de 2018, cuando se planteó al Parlamento un proyecto de reforma previsional.

    La iniciativa encendió la mecha de la protesta, que se mantuvo ardiendo incluso luego de que el presidente, Daniel Ortega, la retirara apenas días después de presentarla con miras a pacificar al país. Sin embargo las protestas continuaron, se intensificaron y derivaron en los llamados "tranques".

    Detenidos, enfrentamientos de todo tipo y ataques al mobiliario público y privado marcaron la tónica durante los primeros tres meses de protestas. El oficialismo detectó y denunció la acción de violentos cuyo único fin era desestabilizar el país, al tiempo que desde EEUU se retomó la presión contra el Gobierno.

    Todo por nada

    Se iniciaron y suspendieron procesos de diálogo ante la falta de avances. "El problema es que quienes pedían diálogo venían a pedir el poder y si no se lo dábamos llamarían a todos los organismos internacionales, denunciando que los sandinistas son inflexibles", resumió Suárez, quien también se desempeña como secretario de Relaciones Internacionales del FSLN.

    En la búsqueda de una salida negociada a la crisis, la oposición pedía elecciones anticipadas, cambios a la ley electoral y una nueva conformación del Consejo Supremo Electoral.

    "A ellos se les ha pedido que ayuden internacionalmente, que hagan declaración a favor de que se deje de acosar a Nicaragua en los organismos financieros que nos han estado golpeando. A cambio, se pueden conceder algunas cosas en la ley electoral y otras en la conformación de Consejo, pero nada de eso quieren. Entonces, ¿negociar para qué?", remarcó.

    El dirigente sandinista consideró que el manejo de la "crisis" que hizo la oposición en coordinación con algunos medios de comunicación privados explican cierto rechazo social hacia ambos sectores. Por un lado "la oposición quiere hacer ver que hay grandes manifestaciones, pero son pequeñas, minúsculas", manifestó.

    Por otro lado, Suárez opinó que los medios más conservadores del país, que cubrieron las protestas sesgadamente, están pagando el precio al perder anunciantes y lectores. Esto llevó a que El Nuevo Diario anunciara a fines de septiembre que dejaba de circular, al igual que otro diario que dejaría de editar un suplemento humorístico alegando que el Gobierno les retiene el papel prensa.

    "El periódico ya no tiene anunciantes, desaparecieron muchísimos suscriptores. La gente ya no lo compra, entonces quebró. Pero ellos dicen que fue por presiones del Gobierno y están denunciando en el extranjero que aquí no hay libertad de prensa. ¡Pero qué presiones! Quebró solo", enfatizó el entrevistado.

    Marco regional

    Consultado por el "aislamiento ideológico" de Nicaragua tras la salida del Frente Farabundo Martí de Liberación Nacional del Gobierno en El Salvador, Suárez consideró que allí "hubo un cambio de izquierda a derecha de una manera fuerte. La izquierda se quedó al tercer lugar electoral lo cual es un golpe muy fuerte para el FMLN".

    Por otro lado recordó que en Guatemala la derecha volvió a ganar y se mostró expectante por ver qué "pasa en el futuro en Honduras, ya que hay reacciones muy fuertes de todos los sectores populares para cambiar al Gobierno" en 2021.

    También señaló que en Costa Rica ganó la derecha una vez más pero marcó como hecho relevante desde el punto de vista social que ha habido una huelga general.

    Suárez consideró relevante lo que está pasando en Argentina, donde el presidente Mauricio Macri podría perder en primera vuelta este 27 de octubre. "Hubo un cambio de izquierda a derecha que le costó muy caro al pueblo argentino, al que le volvieron a aplicar la receta del neoliberalismo más duro", opinó.

    "Creo que los pueblos tienen que empezar a ver qué les pasa cuando giran a la derecha. Que vean Brasil con Bolsonaro, que vean Colombia lo que pasa con los gobiernos de derecha", concluyó.

    Etiquetas:
    Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN), guerra, oposición, diálogos, Nicaragua
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik