Widgets Magazine
08:04 GMT +321 Septiembre 2019
En directo
    Telescopio

    "Macron no puede resolver los problemas de Francia, menos los de Europa"

    Telescopio
    URL corto
    140
    Síguenos en

    EEUU rompió el pacto nuclear con Irán en mayo de 2018 porque "ya no precisa el petróleo de Oriente Medio", planteó a Sputnik el analista internacional Francisco Saavedra en relación con la tensión creciente entre la administración de Donald Trump y las principales potencias europeas por los vínculos y el comercio con Irán.

    "Donald Trump ya los ha puesto entre la espada y la pared", apuntó el experto en Oriente Medio al recordar la salida unilateral decretada por Washington del acuerdo que había firmado en 2015 bajo la presidencia de Barack Obama, conocido como Plan de Acción Integral Conjunto (PAIC).

    Garantizado también por Rusia, China, Reino Unido, Alemania y Francia, se trató de un mecanismo por el cual Occidente levantaba las sanciones económicas a Irán y el país persa se comprometía a no desarrollar la energía nuclear con fines bélicos.

    Luego de funcionar de manera correcta durante tres años, EEUU optó por abandonarlo, restaurar las sanciones sobre Teherán y amenazar con imponerlas a cualquiera que hiciera negocios con el país islámico. Pero a diferencia de otros tiempos en los que sus socios europeos se alineaban rápidamente a su política exterior, esta vez la reacción fue distinta.

    "Hay empresas británicas, alemanas y francesas, sobre todo, que están haciendo buenos negocios con Irán y que le dijeron de primera a Trump: 'si tú no quieres el pacto nosotros nos vamos a quedar'", junto con China y Rusia que también mantienen los vínculos comerciales con Irán y buscan una solución a la crisis mediante el diálogo.

    En ese contexto Macron se reunió el 23 de agosto en París con el canciller iraní, Mohammad Yavad Zarif. Allí acordaron que continuarían la discusión dos días después en Biarritz, con presencia de delegados alemanes y británicos. El detalle fue que ese día y en esa ciudad se desarrollaba la cumbre del G7, de la que era parte el propio Trump.

    "Fue una maniobra no muy elegante por parte de Macron para forzar ese encuentro con Trump. Es una falta de delicadeza. Las cosas se preparan y arman bien", opinó Saavedra sobre la jugada del mandatario galo.

    En este sentido señaló que Trump prácticamente no le dio trascendencia al hecho. Y aportó algunos datos. En este contexto de tensión con Irán no se percibe, aunque está latente, un descalabro de precios en el mercado petrolero como en anteriores situaciones similares.

    "El precio del barril no sube más de los 60 dólares y más no va a poder subir porque se intenta crear un equilibrio con el petróleo que entran EEUU, Canadá y otros países mediante el fracking. Pero ese petróleo si no rebaja a 35 dólares no es rentable, pero a 55 o 60 sí lo es", explicó el analista.

    "Uno de los principales productores ya es EEUU y Canadá está cerca", graficó Saavedra la "soberanía" energética que habría logrado Washington gracias al citado método, el más contaminante en el rubro.

    "Entonces ya la OPEP [Organización de Países Exportadores de Petróleo] no tiene la sartén por el mango", concluyó el experto en referencia al cartel de países exportadores de crudo que lo extraen por medio de pozos terrestres o subacuáticos. "La clave está en que EEUU ya no precisa ese petróleo", agregó.

    Consultado sobre la viabilidad de la estrategia del mandatario francés, Saavedra sostuvo que "Macron tiene un problema muy grande con los chalecos amarillos con 60 semanas consecutivas de protestas en las calles", por lo que estimó que "no puede intentar ni arreglar su país ni a Europa", y todo indica que al menos por ahora tampoco salvar el PAIC.

    Etiquetas:
    pacto nuclear, Donald Trump, Emmanuel Macron, G7
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik