Widgets Magazine
06:17 GMT +319 Octubre 2019
En directo
    Telescopio

    "Hasta que Puerto Rico no sea libre, no lo será América Latina"

    Telescopio
    URL corto
    0 60
    Síguenos en

    La comisionada residente de Puerto Rico propuso al presidente de EEUU, Donald Trump, que designe un "coordinador de reestructuración" en la isla. El pedido llega a días de una posible acefalía a partir del 2 de agosto cuando se concrete la renuncia del gobernador, Ricardo Rosselló.

    La idea de nombrar un “coordinador” fue criticada por María de Lourdes Santiago, vicepresidenta del Partido Independentista de Puerto Rico, en diálogo con Telescopio, pues reforzaría las relaciones “de inferioridad” con Washington.

    "Sería ampliar aún más la sindicatura de tipo dictatorial que está ejerciendo la Junta de Control Fiscal y que existe bajo las estructuras jurídicas que operan nuestra relación de inferioridad con EEUU", dijo.

    La propuesta fue de la comisionada residente, Jennifer González —del partido Nuevo Progresista al cual pertenece Rosselló—, quien envió una carta a Trump para que "un coordinador federal administre los fondos de recuperación asignados a la isla", tras el paso del Huracán María en 2017.

    El comisionado residente es electo cada cuatro años por los puertorriqueños y ocupa un asiento en el Congreso de EEUU con voz pero sin voto.

    "Es importante que el mundo entienda lo anacrónico de la relación política. Esto es una colonia. Tenemos menos Gobierno propio que en 1900", apuntó Santiago.

    "Si al Congreso (de EEUU) le parece, puede mañana acabar con todas las estructuras gubernamentales en Puerto Rico, y eso lo permite la cláusula de la constitución estadounidense que le da facultad plenaria sobre sus territorios".

    En Puerto Rico existe bipartidismo histórico entre el Partido Nuevo Progresista de Rosselló y el Partido Popular Democrático. Mientras este último defiende el estatus actual de Estado Libre Asociado a EEUU, el PNP pretende ser el estado 51 de la Unión.

    "Lo peor que podía pasar en Puerto Rico es que no pasara nada. Que la gente se lanzara a las calles, que cientos de miles de personas que jamás habían participado en una protesta asumieran una actitud combativa (...) esto es otro país", destacó la vicepresidenta del PIP, que procura la independencia total de Washington.

    Si bien hay "un elemento de espontaneidad muy importante”, esto tiene que ver “con lo que se ha sembrado durante décadas por los movimientos de oposición", señaló.

    En este sentido aseguró que “este es un momento de gran esperanza, sobre todo cuando consideramos que el reclamo no es solamente por la salida del Gobernador".

    Santiago enumeró otros objetivos de las movilizaciones: "La eliminación de las estructuras corruptas, la eliminación de la Junta de Control Fiscal, que es un organismo designado por el Congreso estadounidense que ejerce facultades casi plenipotenciarias sobre Puerto Rico, y la transformación de nuestra relación política con EEUU".

    La crisis política en la isla subió de tono este 28 de julio cuando la secretaria de Justicia, Wanda Vázquez, que debería asumir el lugar de Rosselló, anunció que no "tiene interés" en asumir. En ese caso le correspondería al secretario de Hacienda, Francisco Parés Alicea, que asumió el cargo el 1 de julio. Pero sus 31 años le impedirían ocupar la gobernación.

    Luego vendrían por orden los titulares de la secretaría de Educación, de Trabajo y Recursos Humanos, de Transportación y Obras Públicas, de Desarrollo Económico y Comercio, de Salud y finalmente de Agricultura.

    "No existe, a nadie se le viene a la mente la noción de que haya algún funcionario del partido en el poder que esté auténticamente limpio de corrupción, de malas influencias o que tenga la competencia y sensibilidad suficiente" para asumir este viernes, enfatizó Santiago.

    Etiquetas:
    EEUU, autoridades, gobernador, Puerto Rico
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik