En directo
    Telescopio

    Cambio de mando en El Salvador: Washington recupera un aliado

    Telescopio
    URL corto
    0 51

    Este 1 de junio Nayib Bukele asume la presidencia de El Salvador hasta 2024, marcando la salida del Poder Ejecutivo, después de una década, del Frente Farabundo Martí de Liberación Nacional (FMLN). Así Latinoamérica pierde otro Gobierno progresista y Estados Unidos recupera un aliado.

    Para Sigfrido Reyes, presidente saliente del Organismo Promotor de Exportaciones e Inversiones de El Salvador, el cambio de mando significa un fortalecimiento de la democracia en un país que hasta principios de los años 90 vivió una guerra civil. Sin embargo, en entrevista con Sputnik, advirtió que todavía falta mucho camino por recorrer.

    "La democracia es mucho más que ir a las elecciones cada cierto tiempo. Siempre existen poderes fácticos que se imponen sobre las decisiones de las mayorías", afirmó. Cada vez que esto ocurre, se devalúa "el proceso democrático que nosotros queremos afianzar en El Salvador".

    Esos poderes se hicieron sentir durante la década de mandato del FMLN, que supo ser guerrilla y tomar parte del conflicto armado para luego devenir en partido político y llegar al poder por primera vez en 2009 con Mauricio Funes.

    "Fue un gobierno asediado, bastante cercado por esos poderes fácticos y por otros poderes públicos que la derecha siempre controló” y que le permiten "bloquear proyectos de transformación social", describió.

    A la hora de enumerar las metas alcanzadas en el decenio, Reyes consideró que "El Salvador recuperó la dignidad" en materia de política exterior: "Se plantó en el escenario internacional con voz propia".

    "Este es uno de los grandes logros políticos que debemos destacar, porque en este tiempo el país se abrió al mundo y fortaleció sus relaciones con diversos países y bloques".

    Como ejemplo de esta "independencia", Reyes recordó una de las primeras medidas del FMLN al asumir Funes en 2009, y una de las últimas, adoptadas por el presidente saliente, Salvador Sánchez Cerén.

    "Éramos el único país de América Latina que no había restablecido relaciones con Cuba, y ese fue uno de los primeros actos del Gobierno en 2009. Recientemente hemos abierto relaciones con la República Popular China, dando por superado un tremendo rezago que teníamos en materia de política exterior", resumió.

    En cuanto a lo local, Reyes, uno de los fundadores del partido político FMLN, remarcó las conquistas que se consiguieron. Mencionó la modernización de la estructura pública, el avance en energías renovables y un nuevo Sistema Nacional de Salud que "permite que miles de gentes ahora puedan acceder a los servicios públicos de salud".

    Temas relacionados: El Parlamento de El Salvador posterga análisis de Ley de Reconciliación Nacional

    Por otro lado celebró el hecho de haber "reducido dramáticamente el analfabetismo en estos últimos 10 años. Ahora más de la mitad de los municipios del país han sido declarados libres de analfabetismo".

    Reyes puso énfasis en el "enorme esfuerzo" que se hizo para combatir la pobreza.

    "Esto implica una reducción de más de 10 puntos porcentuales de manera absoluta. Estamos hablando de más de 600.000 personas en un país de seis millones de habitantes".

    Sobre la elección de Nayib Bukele, Reyes anticipó que una vez comience su gestión quedará demostrado que "sus verdaderos propósitos distan mucho de ser un líder progresista. Casi de inmediato se alineó con la política exterior de los EEUU y con lo peor de esa política, que es avalar el injerencismo contra Venezuela, Nicaragua... volver a plantarse como satélite de los EEUU".

    Etiquetas:
    cambios, mandos, presidencia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik