En directo
    Telescopio

    Por qué los sudafricanos siguen siendo fieles al partido de Nelson Mandela

    Telescopio
    URL corto
    0 30

    Después de 25 años en el poder, el Congreso Nacional Africano (CNA) de Nelson Mandela acaba de coronar su sexto triunfo electoral consecutivo. Lo hizo con menor respaldo que hace cinco años, pero con el suficiente para gobernar otro período sin necesidad de alianzas.

    A pesar de este resultado, un dato marca la misma tendencia que en casi todos los países: un descenso en la cantidad de personas que concurren a votar, alentado especialmente en este caso, por escándalos de corrupción política.

    Mientras que en 2014 el porcentaje superó 70% del padrón, según los primeros datos de la Comisión Electoral Independiente en esta oportunidad rondaría 65%. Los escándalos de corrupción que en febrero de 2018 motivaron la renuncia del presidente Jacob Zuma explicarían en parte esta baja.

    Su salida motivó que asumiera la responsabilidad del Gobierno Cyril Ramaphosa, un líder del CNA pero con otra trayectoria. Su impronta y señales hacia el electorado habrían frenado un posible revés en los comicios.

    "La llegada de Ramaphosa como renovación y aire nuevo fue la jugada que hicieron y que evidemente les dio buenos resultados para mantenerse en el poder", señaló en diálogo con Sputnik la analista argentina Marisa Pineau, maestra en Estudios de África por El Colegio de México.

     "En este poco más de un año que lleva en el Gobierno, creó una comisión de lucha contra la corrupción que era el gran reclamo en el electorado porque se lo veía a Zuma como el portador del mal", apuntó la experta. Desde que Ramaphosa asumió, no "hubo denuncias contra él ni contra la gente que lo rodea. Eso es todo un dato".

    De acuerdo con el escrutinio parcial, el oficialismo obtendría 54% de adhesiones. La Alianza Democrática, de corte liberal, mantuvo su lugar como principal partido de oposición, pero fue casi doblado en votos por el CNA. Los comicios tampoco modificaron el tercer lugar que viene ocupando el partido de izquierda Luchadores por la Libertad Económica, que conseguiría 8% de los votos según proyectó la Comisión Electoral Independiente.

    "Sudáfrica tiene una situación compleja con una inflación alta, aunque de un dígito, pero no tiene el crecimiento económico esperado y es cierto que la situación general en cuanto a calidad de vida en estos 25 años de democracia ha mejorado, pero no de la manera que se esperaba", evaluó Pineau.

    Más información: Sudáfrica en el umbral de una crisis, ¿cuál es su fuente de esperanza? 

    A la hora de buscar otras explicaciones a la persistencia del voto, la especialista en África habló de ciertas características comunes de las democracias en ese continente, donde es poco habitual que los partidos políticos roten en el poder al ritmo de otras realidades como la europea o latinoamericana.

    "Hay una cosa de fidelidad al partido. No es algo que se hace por la fuerza sino que tiene que ver con emociones, con historias y demases que llevan a que el voto sea fiel a un partido político y que haya dificultades de pasar otro". A esta particularidad hay que sumarle el hecho incontrastable que significó el ascenso del CNA al gobierno, cuando Mandela asumió el 10 de mayo de 1994.

    Para Pineau el cambio que se dio ese año fue trascendente y sigue influyendo en los votantes porque marcó "una diferenciación, sobre todo si pensamos que la inmensa mayoría de la población que tenía vedados los derechos civiles más básicos, por ejemplo de libre circulación por su país, pudieron hacerlo y pudieron decidir con quién se casaban o con quiénes tenían relaciones sexuales más allá del color". 

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik
    Etiquetas:
    partido político, adhesión, corrupción, elecciones, Congreso Nacional Africano, Jacob Zuma, Nelson Mandela, Matamela Cyril Ramaphosa