16:38 GMT +312 Diciembre 2019
En directo
    TELESCOPIO

    A 25 años del genocidio que mató en Ruanda a 25 personas por minuto

    Telescopio
    URL corto
    0 50
    Síguenos en

    25 personas por minuto durante 100 días. A ese ritmo de muerte se consumó el último genocidio del siglo XX y uno de los más sangrientos de la historia. Ocurrió en Ruanda, hace 25 años, cuando el avión del presidente de origen hutu Juvenal Habyarimana fue derribado sin que hasta el presente se conozca la autoría del magnicidio.

    Este domingo 7, el presidente Paul Kagame, de origen tutsi, aseguró en los actos conmemorativos por el 25 aniversario del inicio de la masacre que "nada tiene el poder para enfrentar a los ruandeses, no de nuevo". En julio de 1994, al mando del Frente Patriótico Ruandés, el actual mandatario puso fin al genocidio y al reinado de los hutus.

    Desde entonces, Kagame gobierna en alianza con otros dos partidos políticos. Afirma que el país está pacificado y que lo ha transformado al punto de ser tomado como referencia económica. Pero tanto el genocidio como este aparente presente modélico no se pueden explicar sin mencionar el rol de la comunidad internacional y de Europa.

    "La culpabilidad y el sentido de culpa han hecho que Paul Kagame, con 25 años en el poder, pueda hablar de reconciliación y recuperación económica casi milagrosa porque tiene el apoyo económico para el desarrollo de buena parte de la comunidad internacional", afirmó en diálogo con Sputnik Carlos Castro, codirector del documental 'Ruanda, la reconciliación obligada

    El territorio ruandés, conquistado a finales del siglo XIX por el imperio alemán fue entregado a Bélgica al término de la Primera Guerra Mundial. Para ese entonces los pueblos originarios twa, hutus y tutsis estaban integrados.

    "Pero con la necesidad de gobernar con el favor de algunos de los grupos étnicos, los belgas comenzaron a dividir a la población por sus rasgos físicos y a identificarlos en los documentos de identidad. Y ahí fue donde se creó la real división entre hutus y tutsis, que luego dio origen al genocidio", apuntó Castro.

    "Fue la semilla implantada del racismo con el ojo colonial del poder occidental blanco", agregó.

    En 1961 comienzan unas revueltas hutus que derivan en la declaración de la independencia, y el país pasa a ser una república desde 1962, bajo gobierno hutu. La mayoría de los tutsis emigró en masa a países vecinos.

    Muchos de ellos se integraron al Frente Patriótico Ruandés, que a partir de 1990 comenzó a combatir desde Uganda contra el gobierno de Juvenal Habyarimana, un hutu que había llegado al poder mediante golpe de Estado en 1973. El derribo de su avión fue la excusa para que aflore el odio contenido y detonar la masacre.

    El objetivo del documental, explicó Castro, es pensar en la paz, los caminos para conseguirla y la reconciliación real entre los habitantes del país.

    "La reconciliación más o menos criticable se ha dado de manera vertical, impuesta por necesidad también (…), cuando hablamos de reconciliación y justicia siempre hablamos desde un punto de vista occidental con nuestros sistemas de justicia establecidos pero también hay o puede haber otras maneras de llegar a reconciliar y resolver conflictos", opinó. 

    Etiquetas:
    genocidio, aniversario, Bélgica, Ruanda
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik