En directo

    Cachemira, o el resabio del decadente imperio británico

    Telescopio
    URL corto
    0 40
    Síguenos en

    Un atentado explosivo en una estación de autobús del estado norteño indio de Jammu y Cachemira dejó este jueves 7 al menos un muerto y 25 heridos. Fue en la misma zona donde el 14 de febrero 40 soldados indios murieron en otro ataque terrorista, iniciando la escalada bélica entre las potencias nucleares India y Paquistán.

    El sospechoso detenido, que habría confesado su responsabilidad según la policía india, pertenece al grupo separatista Hizbul Mujahideen. El atentado de febrero fue cometido por otra facción, Jaish-e-Mohammad. El presidente Narendra Modi ordenó el 26 de febrero destruir bases de ese grupo en la región cachemira paquistaní. Desde entonces, el fuego cruzado es casi diario, incluyendo choques entre las infanterías. Analistas coinciden en que es el episodio más grave desde la guerra de 1999.

    En 1947, el Imperio británico dibujó las fronteras indo-paquistaníes con una lógica religiosa: India para los hindúes y Pakistán para los musulmanes. Hasta ese momento unos y otros formaban parte del llamado Raj británico, que también incluía a lo que hoy se conoce como Birmania y Bangladesh, además del principado de Jammu y Cachemira.

    Este principado, de mayoría musulmana, estaba dirigido por un majarás o rey hindú, que pidió apoyo a India cuando desde Pakistán fue invadido en pleno proceso de emancipación.

    "El resultado fue que Cachemira también fue partido en dos territorios, uno bajo soberanía pakistaní y otra bajo soberanía india, a pesar de que la población es mayoritariamente musulmana", apuntó en diálogo con Sputnik la analista internacional Adriana Rossi, experta en conflictos armados.

    La intención de los terroristas de Jaish-e-Mohammad es "conquistar ese territorio, liberarlo, darle autonomía y a partir de ahí avanzar sobre India para eliminar a los hindúes y convertir India en un califato islámico", explicó la experta.

    Si bien la crisis actual deriva de decisiones tomadas hace más de 70 años, también está tamizada por "cuestiones coyunturales", apunta Rossi. "Son cuestiones locales pero se magnifican por este nuevo diseño del mapa mundial donde hay, por un lado, un sistema financiero sustentado por los EEUU y un capitalismo en cambio más productivo apoyado por Rusia y China".

    Por ejemplo, Pakistán es uno de los puntales de China en su megaproyecto de la Nueva Ruta de la Seda, convirtiéndose en "entrada a una de las franjas que se unirían a las rutas terrestres por donde circularían las mercancías, lo cual no le hace ninguna gracia a los EEUU". 

    Etiquetas:
    imperialismo, separatistas, fronteras, tensión, Reino Unido, Jammu y Cachemira, Pakistán, la India
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook