20:28 GMT +310 Diciembre 2018
En directo
    Telescopio

    Paris, Dublin, Frankfurt… ¿Cuál será la nueva capital financiera pos Brexit?

    Telescopio
    URL corto
    0 30

    El divorcio entre el Reino Unido y la Unión Europea trae, como toda separación, un reparto de bienes, siendo en este caso uno de los más preciados el título de nueva capital financiera de Europa, que hoy ocupa la City de Londres. Si será un Brexit duro o uno blando, depende en buena medida del estatus que tenga esta comuna única en el mundo.

    Al igual que otras ciudades portuarias de la Europa medieval, la City de Londres se había conformado como un lugar de refugio para el comercio. Se trata de una comuna con una autonomía política que le permite ostentar el título de capital financiera de Europa. Su estatus futuro forma para del nudo que tanto el Reino Unido y la UE no logran desatar para divorciarse.

    "Depende de qué tipo de Brexit hablemos. Que sea duro o blando, la City es uno de los elementos clave", explicó a Sputnik el economista Adrián Zelaia, director de la consultora Ekai Center.

    "Al Reino Unido le gustaría conseguir una negociación a través de la cual no perdiera su capacidad como centro financiero pero a la vez quedar excluida de la capacidad regulación de la UE", apuntó el experto. 

    En este sentido, indicó que durante las negociaciones se planteó como alternativa que el Reino Unido copiase la regulación europea con respecto a la banca y ejercer una supervisión similar, pero "hay un tema de confianza y la UE no se fía del todo".

    Así como resulta clave en las negociaciones para el divorcio, la City también lo fue a la hora de casarse.

    "El tema de la City ha sido clave en la relación de todas estas décadas, porque de alguna forma la Europa continental se queja constantemente de que el Reino Unido, desde la City fundamentalmente, tenía una estrategia de tener siempre un pie dentro y fuera con la idea de influir decisivamente en las políticas de la UE sin ser controlada por ella".

    Desde que el referendum decretó en 2016 la decisión popular de abandonar la Unión Europea, las empresas, bancos, fondos de inversiones y otras instituciones que se encuentran en Londres empezaron a trazar planes a futuro para mudar sus casas centrales a países de la UE para mantener así los beneficios que supone pertenecer al bloque.

    Las principales ciudades europeas como Amsterdam, Frankfurt, Madrid o París "han creado grupos de trabajo para atraer a las empresas de RU que pudiera irse desplazando" expectantes por el resultado de las negociaciones del divorcio y los beneficios que pueda traerles la separación de bienes.

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik
    Etiquetas:
    capital, empresas, bancos, finanzas, dinero, Brexit, UE, Theresa May, Europa, Reino Unido