08:39 GMT +314 Diciembre 2018
En directo
    Telescopio

    Bolsonaro: "útil para los sectores dominantes aunque no lo ven como totalmente confiable"

    Telescopio
    URL corto
    0 10

    Como en 1989, en las primeras elecciones posdictadura, las de este domingo 7 de octubre dejaron una sociedad polarizada y con un pie en el gobierno a “la derecha más radicalizada”.

    Tras conocerse los resultados, este domingo no hubo críticas a las encuestas, a diferencia de lo que viene pasando en la región y el mundo. Casi todas pronosticaron con precisión lo que pasaría. Eso es posible en sociedades muy polarizadas —como la de Brasil de 2018 y las de 1989-, donde las opciones que tienen chances de prosperar son las que dicen blanco o negro.

    En aquel entonces el ganador fue Fernando Collor de Mello, quien, al igual que Jair Bolsonaro, precisó de alianzas para gobernar. Su rival era Luiz Inácio Lula Da Silva, que buscaba por primera vez la presidencia y ponía a prueba a su Partido de los Trabajadores. 

    En esta ocasión, con Lula preso, tomó su lugar Fernando Haddad, que obtuvo 29,3% de apoyo, siendo el segundo más votado y pasando al balotaje del 28 de octubre.

    El resultado demostró que "el PT pasó la prueba de fuego de seguir mostrando que es el principal partido de la izquierda brasileña, deja a Haddad con muy buena proyección y mantiene al PT, que era algo que preocupaba: ¿qué pasaba con el PT sin Lula?", afirmó Serna, experto en política brasileña. 

    En este sentido, señaló que el dos veces presidente del gigante regional, "era el que podía hacer el contrapeso a la derecha", pero que "el corrimiento terminó vaciando al centro y favoreciendo a Bolsonaro".

    Temas relacionados: Bolsonaro asegura que no moderará su discurso de cara a la segunda vuelta

    Para Serna, este excapitán del Ejército brasileño representa "un típico movimiento de derecha ultra radicalizada", que pone prioridad en el orden y la autoridad y la tradición religiosa, pero al mismo tiene es un "radicalismo antiliberal, anti el otro, que dice, simplemente, que hay que eliminar al adversario de cualquier forma. Ese es el saldo preocupante de su estilo".

    Más allá de su estilo, Serna marcó diferencias con el proyecto que en su momento lideró Collor de Mello, ya que "además de populismo de derecha implicaba una estrategia de progreso, de salida, de crecimiento de Brasil". En este caso, "no es el discurso prioritario dominante, simplemente va a tener el apoyo porque como es ultra radical también en lo económico es útil para los sectores dominantes, pero en realidad no lo ven como alguien totalmente confiable".

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik
    Etiquetas:
    balotaje, mercados, elecciones, economía, Partido de los Trabajadores, Fernando Haddad, Jair Bolsonaro, Luiz Inácio Lula da Silva, Brasil