08:06 GMT +318 Octubre 2018
En directo
    Telescopio

    ¿Cuántos días le quedan al gobierno de Theresa May?

    Telescopio
    URL corto
    0 30

    "Brexit es Brexit" había dicho Theresa May en sus primera declaraciones como primera ministra del Reino Unido tras la renuncia de David Cameron por el resultado favorable del referéndum para abandonar la Unión Europea (UE) en 2016. A pocas semanas de la fecha cúlmine para concretar el divorcio, lo único claro es que “Brexit ya no es Brexit”.

    Las negociaciones están paralizadas en cuestiones que parecen no tener una tercera vía. Por ejemplo en lo relativo a la frontera entre Dublín y Belfast. "Lo que dice la UE es: ´Irlanda es UE y no van a pasar los ciudadanos británicos sin pasaporte y sin ningún tipo de control, así que va a tener que haber una aduana´", explicó Mauro Casa, máster en Políticas Públicas por la Escuela de Economía de Londres.

    Para el Reino Unido el tema de las fronteras irlandesas no es negociable. "Los irlandeses británicos deI Norte votaron masivamente en contra del Brexit porque sabían que para ellos era un problema. Ahora dicen:´nos metieron en este baile en el que no teníamos nada que ver; no vamos a permitir romper nuevamente con la República de Irlanda´".

    Casa considera que este tema se ha convertido en la vara con la que la UE y Londres miden su éxito en la negociación y donde no están dispuestas a ceder. Pero tampoco lo están, por ejemplo, en el trato que recibirán millones de europeos residentes en Reino Unido y viceversa.

    "Es muy difícil pensar que el gobierno de Theresa May logre aprobar cualquier acuerdo de negociación con Bruselas. El problema es que los conservadores no tienen para nada claro cuál es el Brexit que le conviene al Reino Unido, están como a la deriva", sostuvo Casa.

    Temas relacionados: Partidarios del Brexit proponen a May una alternativa al plan Chequers

    La oposición laborista —tan divida en torno al tema como los conservadores pero sin responsabilidad de Gobierno ni de negociar con la UE- no para de capitalizar políticamente la situación. Este miércoles 25 en su congreso anual en la ciudad de Liverpool, el líder Jeremy Corbyn obtuvo un apoyo a su línea de acción.

    "Los laboristas no le van a dar ni un vaso de agua a May", resumió Casa la resolución votada, que establece no acompañar ninguna votación de las leyes que presente el Ejecutivo en el Parlamento. 

    Y cómo en los tories también hay divisiones que presagian votos en contra, todo hace pensar que habrá elecciones anticipadas. 

    "Una nueva elección nacional para principios del año que viene es razonable que pueda ocurrir, porque este gobierno no tiene cómo sostenerse", anticipa Casa, para quien "la UE quiere hacer pagar el costo al Reino Unido", con el fin de que ningún otro país vuelva a intentar divorciarse de Bruselas.

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik
    Etiquetas:
    diplomacia, negociaciones, comercio, Brexit, UE, Theresa May, David Cameron, Alemania, Irlanda, Reino Unido